Dimes y diretes

Una decisión histórica para la financiación ‎sostenible e independiente de la OMS

Guardar

OMS
OMS

En la 75.ª Asamblea Mundial de la Salud, los Estados Miembros han acordado adoptar una decisión histórica para mejorar el modelo de financiación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al haber asumido en su totalidad las recomendaciones de un Grupo de Trabajo sobre la Financiación Sostenible formado por los Estados Miembros de la OMS, que se creó en enero de 2021 presidido por Björn Kümmel, de Alemania. En una de las principales recomendaciones del informe del Grupo de Trabajo a la Asamblea de la Salud, los Estados Miembros se proponen aumentar gradualmente sus contribuciones señaladas (cuotas de los miembros) con el fin de que representen el 50% del presupuesto básico de la OMS para el ciclo presupuestario 2030-2031, a más tardar. En el último bienio presupuestario (2020-2021), las contribuciones señaladas representaron solo el 16% del presupuesto por programas aprobado. El informe incluye otras recomendaciones, como estudiar la viabilidad de un mecanismo de reposición para ampliar la base de financiación. En él se pide también a la Secretaría de la OMS que colabore con un grupo de tareas de los Estados Miembros para reforzar la gobernanza de la OMS, el cual formulará recomendaciones sobre transparencia, eficiencia, rendición de cuentas y conformidad. La labor del grupo de tareas contribuirá a garantizar que los aumentos de las contribuciones señaladas de los Estados Miembros vayan acompañados de nuevas reformas del funcionamiento de la Organización. En la información facilitada se indica que muchos expertos señalaron que el actual modelo de financiación de la OMS suponía un riesgo para la integridad e independencia de su labor. La excesiva dependencia de la OMS de las contribuciones voluntarias, una gran proporción de las cuales va destinada a áreas de trabajo específicas, da lugar a un desajuste constante entre las prioridades de la Organización y la capacidad de financiarlas. Las recomendaciones ahora adoptadas tienen por objeto subsanar sustancialmente estas deficiencias.

 

 

Archivado en: