cara Carlos Nicolas

Apunte del día

¿Debe crecer la economía a costa de la salud de los trabajadores?

Guardar

Los últimos datos dados a conocer sobre la siniestralidad laboral ponen de manifiesto una cierta relación entre el incremento de la actividad laboral y el aumento de los accidentes relacionados con ella, una relación que me resisto a admitir, a no ser que, como viene sucediendo también con el empleo, tal aumento de la actividad lo sea también en precario.

No pasa día sin que, desde uno u otro altavoz del partido del gobierno, comenzando por el de su propio presidente, Mariano Rajoy, especialmente en la campaña electoral, no se recuerde a los ciudadanos lo bien que marcha la economía y, sobre todo, cómo crece el empleo pues el paro se ha convertido en el enemigo público a batir a cualquier precio. Los datos aseguran que el empleo crece, pero -según señalan los sindicatos- lo hace en precario. De ahí que no sólo resulte preocupante tal evolución, sino que en paralelo también estén creciendo los accidentes laborales.

ASEPEYO, mutua de accidentes laborales, dio a conocer el lunes su primer observatorio sobre siniestralidad 2015, en donde se pone de manifiesto que, durante el pasado ejercicio, se registraron 80.000 accidentes laborales, con un centenar de muertes. Y se asegura que una de las principales causas de los mismos fue el sobreesfuerzo realizado.

A mi modo de ver, no deja de responder a una lógica absurda el que deba existir algún tipo de relación entre el crecimiento de la economía y el aumento del número de accidentes laborales. Como si no hubiese políticas de salud laboral para evitarlos. Por la vara de medir de algunos políticos, lo importante es que crezca la economía sin importar los medios con que se haga. Aunque sea la salud de las personas.