Política y Sociedad Con el impulso del nuevo Gobierno

España debe recuperar el liderazgo europeo que tuvo contra el tabaquismo

Los firmantes de la ‘Declaración Madrid para el avance de la regulación del tabaco en España‘ han propuesto al nuevo Gobierno que haga posible que el país recupere el liderazgo europeo que tuvo contra el tabaquismo, algo que hicieron con motivo de la presentación del documento en la Organización Médica Colegial (OMC) y con la organización también del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), con apoyo de 60 sociedades científicas, además de diferentes asociaciones de pacientes.

Serafín Romero

Prioridad en Salud Pública

El presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero, animó a los responsables políticos y públicos, junto a la sociedad en general, a contribuir a que España recupere el liderazgo en la reducción del consumo del tabaco, desde la certeza de que son necesarias las medidas políticas para reducir el consumo como fuente de morbimortalidad.

Para el máximo representante de esta corporación, no es admisible que el 22,1 por ciento de la población sea fumadora, ya que el tabaquismo es el primer problema nacional de Salud Pública porque este consumo es la primera causa de muerte evitable, cuantificada en más de 50.000 fallecimientos al año, solo en España.

Para mantener la atención y la tensión en un tema tan vital, Serafín Romero estima necesario reconocer que el país ha quedado rezagado respecto a las posiciones de vanguardia contra el uso del tabaco que ocupó hace menos de una década y a pesar de los buenos resultados inicialmente obtenidos. De cara a revertir esta situación, afirmó que el documento presentado, en su edición de 2018, aporta medidas realistas que ya han tenido éxito en otros países.

Regina Dalmau

Minimizar la exposición

La presidenta del CNPT, la doctora Regina Dalmau, sentenció que hay que preservar el derecho a la salud, para lo cual es imprescindible lograr que la exposición al tabaco en las personas sea mínima. Ello con la vista puesta en el consumo que realizan los jóvenes, cuyos inicios son cada vez más tempranos y más difíciles sus abandonos del hábito, con el pasar de los años.

Por ello, Regina Dalmau considera que el cambio de Ejecutivo en España es una oportunidad para luchar con mayor eficacia contra el tabaco. Como génesis de la ‘Declaración de Madrid‘ para el control del tabaquismo, recordó la jornada científica celebrada en la misma ciudad por la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP), este mismo mes de junio.

A esta cita asistieron 400 especialistas, sanitarios y no sanitarios, con el compromiso de revisar los postulados más avanzados en la lucha contra el tabaco y de cristalizar los puntos de coincidencia en un documento de consenso, destinado a sumar multitud de adhesiones, todas ellas dirigidas a que se introduzcan nuevas medidas para el control del tabaco en España.

Perseverantes, no oportunistas

Rehuyó Dalmau cualquier tipo de complacencia al tener presente que España mantiene una de las prevalencias de Europa en tabaquismo más altas, con la gravedad que supone que la mitad de los fumadores fallece por esta causa.

Definió la presidenta del CNPT la organización a la que representa, y las que comparten  sus objetivos, como entidades perseverantes y no oportunistas que ven en el cambio de Administración una oportunidad de impulsar la legislación antitabaco. No obstante, también admitió que la pérdida de empuje en este asunto se ha producido con ministros de Sanidad de distinto signo.

Como defensora de la atención al fumador, Dalmau también se mostró contraria a estigmatizarle y más favorable a crear una plataforma de acceso a los recursos de deshabituación tabáquica, además de financiar los tratamientos con eficacia demostrada, con la vista puesta, aclaró, en que no se produzcan inequidades a nivel territorial.

Como medidas estrella del documento, esta ponente citó la exclusión de cualquier tipo de promoción o publicidad de productos que contengan tabaco, con o sin combustión; y la reducción del consumo en domicilios y vehículos y particulares; así como el incremento de los impuestos aplicados al tabaco como factor de disuasión por precio, especialmente en los jóvenes.

Faltan campañas sociales

También pide la declaración conjunta potenciar las campañas de concienciación social, con orientación a la reducción del consumo de tabaco en los domicilios como causa de tabaquismo pasivo; además de su reducción en los vehículos privados, donde la concentración de componentes tóxicos del tabaco es mayor y se producen delitos ecológicos al arrojar colillas por la ventanilla, lo que produce incendios forestales.

Junto a ello, acabar con la permisividad que se observa en muchas terrazas y excluir el tabaco de espacios deportivos, centros comerciales, playas y parques naturales, entre otros. También apeló la ponente al valor ejemplarizante de los médicos, que a veces salen a fumar con bata y fonendo en las inmediaciones de los centros asistenciales, con pésimo efecto en sus pacientes.

Precio y tabaqueras

Dalmau también vio necesario que el precio del tabaco sea disuasorio mediante impuestos, eliminación del atractivo exterior de las cajetillas y con eliminación de las campañas de publicidad de tabaco, aunque sea del tipo que se consume sin quemar.

Desconfió la presidenta del CNPT de las declaraciones de compañías como Philip Morris, a favor de reducir el consumo de tabaco mediante dichos productos sin combustión, ya que ironizó con que no regalan estos dispositivos en los países de rentas bajas, donde supuestamente serían beneficiosos. Además, desconfió de que sean realmente seguros para la salud o que ayuden a dejar de fumar, porque mantienen los tóxicos del tabaco en su composición, con el riesgo de que sean artículos que se pongan de moda a las puertas de los colegios y en otros espacios, avisó.

De igual forma, Dalmau precisó que la legislación nacional contraria al tabaco es ambigua en algunos aspectos, así como también es laxo su cumplimiento. Para su corrección, propuso inspecciones y sanciones, además de evitar la exposición visual de los niños al consumo de tabaco, de manera que no haya playas llenas de colillas que tardan hasta 10 años en degradarse.

Francisco Rodríguez Lozano

Pérdida de aliento

El presidente de la ENSP, el doctor Francisco Rodríguez Lozano, señaló a España como país crucial en la reducción del consumo, dada su proyección hacia América Latina y el norte de África. Dicho eso, afirmó que España fue pionera en 2005 con la regulación antitabaco más avanzada de Europa, que mereció la denominación de ‘Spanish Model‘, hoy ya rezagado respecto a otros países.

Cifró Francisco Rodríguez Lozano en 700.000 las personas que fallecen por el tabaco cada año en Europa, fallecimientos que tuvieron su respuesta en la Directiva 2014/40/UE, que fijó mínimos de obligado cumplimiento en toda la Unión Europea, un texto vinculante que tardó en ser transpuesto a la legislación española, además de forma tan literal como deficiente, según él.

Imitar a Francia

Rodríguez Lozano propuso mirar a Francia, país con mayor prevalencia de tabaquismo que España, donde, sin embargo, sí se logró una reducción de dos millones de fumadores en un año, con el empaquetado neutro y el precio de las cajetillas a ocho euros.

Respecto a la ‘Declaración de Madrid‘ sobre el tabaco, este ponente afirmó que la ENSP y la CNPT se vieron obligados a promover un documento que fue suscrito por todas las sociedades científicas y las agrupaciones de consumidores. Todo ello desde un programa conjunto de medidas tan razonables como factibles para reducir el consumo tabáquico.

Identificó Rodríguez Lozano al Ministerio de Sanidad como la institución llamada a impulsar la reducción del tabaquismo en España, para situar al país en la punta de lanza contra el dolor y la carga de muerte que conllevan la nicotina y sus productos.

No al cigarrillo electrónico

Sobre los productos de vapeo, mediante cigarrillos electrónicos, el presidente de la ENSP aseguró que no ofrece evidencia de causar un menor daño para el consumidor, a juicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a lo que añadió que la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) no acepta el carácter supuestamente menos nocivo del cigarrillo electrónico, en sus últimas versiones.

Así mismo, Rodríguez Lozano destacó como fundamental la necesidad de combatir el contrabando de tabaco, del que afirmó están detrás las compañías tabaqueras, con recuerdo de que España suscribió en su momento el acuerdo internacional contra el comercio ilícito. Alertó también de que el cigarrillo sin combustión no provoca muerte por cáncer, pero su contenido tabáquico sí mata al provocar patologías respiratorias y cardiovasculares.

Javier Ayesta

Contra los más vulnerables

El profesor de Farmacología de la Universidad de Cantabria, el doctor Javier Ayesta, se refirió a las cuatro páginas del documento en las que se destaca una bajada del 10 por ciento en el consumo de tabaco entre 2010 y 2018, con una reducción del 31 por ciento de los fumadores iniciales en España. Sin embargo, advirtió de que dos de cada nueve adultos fuman en la actualidad, con perspectiva de morir el 50 por ciento de ellos.

Como mea culpa, este profesor razonó que las organizaciones firmantes del documento coinciden al reconocer que todavía no han hecho todo lo necesario para combatir el tabaquismo, especialmente de cara a las capas sociales más desfavorecidas, dado que suelen ir unidos el tabaco y el nivel socioeconómico más bajo.

La tabaqueras contraatacan

Denunció Javier Ayesta que la industria tabaquera actúa por su supervivencia y la de sus inversores con contramedidas a las disposiciones que establecen los estamentos sociales nacionales y europeos. Como ejemplo de ello, informó de que, en 2019, será preceptivo un sistema de seguimiento del tabaco, y las transnacionales de este sector ya se han adelantado con su propio modelo de Track & Tracing.

Para Ayesta, no es función de la Salud Pública que todas las conductas más saludables sean universales, sino que sean las fáciles de adquirir. Eso conlleva eliminar los contextos que favorecen el estímulo social al consumo de tabaco, con la gravedad que supone, añadió, que el consumo siempre se inicia en la minoría de edad, rondando los 14 años. De esta forma, influye también en el plan vital de los menores, especialmente si tienen un horizonte universitario o no.

Javier Font, Javier Ayesta, Francisco Rodríguez, Regina Dalmau, Serafín Romero y José María Rodríguez

En el plano internacional, este ponente comentó que las mujeres embarazadas que fuman más en el Reino Unidos son las que se sitúan en niveles socioeconómicos más bajos, mientras que, en cuanto a los médicos fumadores de Australia, explicó que se han quedado reducidos solo a un 2 por ciento, eso sí, irreductibles en su hábito.

Resumió Ayesta las mutaciones que ha experimentado el tabaco en su historia reciente. En los años 50, por ejemplo, se generalizó el filtro del cigarrillo, que hasta entonces había sido considerado “cosa de señoritas”; por su capacidad para reducir la causalidad del cáncer de pulmón en un 50 por ciento, una realidad cierta a nivel de individuo, pero que provocó la multiplicación de tumores de pulmón en todo el mundo, al bajar la percepción de riesgo. Además, definió como fraude, respecto a los cigarrillos light y bajos en nicotina y alquitranes.

Finalmente, concluyó el docente con la afirmación de que la lucha efectiva contra el tabaco ha supuesto el hito más importante de Salud Pública en las últimas décadas, lo que no impide, aseveró, redoblar los esfuerzos para incrementar los resultados en ese terreno.

Consultado desde el auditorio de la OMC, Ayesta fue confuso a la hora de valorar la conveniencia, o no, de usar tabaco sin combustión, antes que el tabaco convencional, y dejó una reflexión en el aire: “ante la conducta inevitable de un violador sexual, ¿es preferible que use preservativo?”. No hubo respuesta.

Ausencia de la SEPAR

Finalmente, no estuvo presente en el acto el representante de la European Respiratory Society (ERS) y presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el doctor Carlos Jiménez.

Deja un comentario