Política y Sociedad En el X Informe de la Comisión Asesora Covid-19-OMC

La OMC considera “descontrolada” la pandemia y reclama una estrategia y marco jurídico común

— Madrid 23 Oct, 2020 - 4:46 pm

Ante la segunda ola de la pandemia por la Covid-19 en España, la Organización Médica Colegial considera que ésta “se encuentra descontrolada” y que, para hacer frente a esta situación, son necesarios “una estrategia y marco jurídico común que conjugue un tratamiento social con una perspectiva más a largo plazo”.

Por ello, la Comisión Asesora Covid-19-OMC publicó su décimo informe, con el objetivo de ofrecer un diagnóstico de la situación actual y una serie de recomendaciones o líneas de actuación básicas para evitar “un nuevo colapso sanitario y social en el corto, medio y largo plazo que proteja el Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Este informe pone de manifiesto la necesidad de “trabajar para superar algunas de las barreras a las que se enfrenta actualmente nuestro país, como son: lagunas de conocimiento, marcos institucionales imperfectos, un clima político crispado, y una conciencia social inestable e inconsecuente”.

“La segunda ola de la pandemia constata la falta de control de la misma en España; una evidencia que impacta en la sociedad, en la economía, y en la Sanidad, creando desilusión, daño, desmoralización y crispación”, lamenta la OMC. Así, insiste en que “el capital de prestigio y legitimidad de los médicos y otros profesionales sanitarios debe ponerse al servicio de la superación de esta profunda y compleja crisis que enfrentamos; se precisa una estrategia común y a su consecución todos deben prestar su contribución”.

Nuevo mensaje a los ciudadanos

En su argumentación sobre la situación actual de la crisis sanitaria, dicha organización colegial indica que “en los servicios asistenciales, llueve sobre mojado: la Atención Primaria se satura y desborda allí donde hay trasmisión comunitaria; también los hospitales pierden capacidad de atender pacientes no-Covid. La moral de los sanitarios decae. Es posible que el SNS no salga indemne de la pandemia, salvo que se hagan muchas cosas, rápido y bien, para corregir el rumbo”.

“La conciencia social se desorienta y desfallece ante la nueva fase de pandemia; los mensajes desde la Salud Pública llegan mal; la crispación política produce un clima adverso para generar confianza y adherencia; el mundo científico a veces no ayuda con la creación prematura de expectativas con investigaciones preliminares e inmaduras; y los medios de comunicación y las redes sociales amplifican, en general, la confusión e irritación existente y la tiñen de sensacionalismo y desmesura”, recoge el mencionado informe de la OMC.

Esta organización colegial insiste también en “la importancia de implementar medidas en las que hay consenso, pero no suficiente acción: la vigilancia epidemiológica (‘rastreos‘ incluidos) y el reforzamiento de la Atención Primaria y su conexión con el sistema de Salud Pública son dos focos claros de problemas por omisión de actuaciones necesarias”.

Entre los contenidos que deberían argumentar el mensaje dirigido a la población, la OMC señala que habría que “cambiar el relato para contribuir a la cohesión social (que nadie se quede atrás); no dejar atrás a los pacientes-no-Covid; dar una perspectiva temporal más dilatada para que la población se prepare a una carrera de fondo; y hacer abogacía para apoyo económico de negocios y familias afectadas por las medidas de confinamiento y cierre”.

1 Comentario

  1. El único descontrol flagrante y evidente lo tiene la OMC que desde el inicio de la pandemia ha estado desaparecida y a día de hoy no sabe por dónde le sopla el aire. Eso sí es descontrol.