Política y Sociedad Anuncio desde el IV Congreso CNRI entre la industria farmacéutica y las administraciones

Europa tendrá una evaluación única e intocable para cada nuevo medicamento

Según se ha confirmado en el IV Congreso Nacional de Relaciones Institucionales del Sector Salud (CNRI), Europa tendrá un sistema de evaluación única e intocable para cada nuevo medicamento, probablemente, en octubre de este año, anunció que fue realizado durante la cuarta edición del encuentro, programado a dos jornadas para impulsar el conocimiento mutuo entre la Administración, los laboratorios y los provisores de salud, a través de las relaciones institucionales.

Teresa Millán

En la buena dirección

La responsable del Comité Organizador del Congreso, Teresa Millán, identificó las líneas de consenso que unen a los sectores industriales de la salud, los proveedores de servicios sanitarios y las Administraciones competentes en este ámbito.

Excusó la también representante de la compañía farmacéutica Lilly la ausencia de autoridades del Ministerio de Sanidad, y las Consejerías de Sanidad, por el reciente cambio de Gobierno y la próxima celebración del primer pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) del nuevo Ejecutivo.

Seguidamente, el jefe de Acceso Regional al Mercado del laboratorio Novartis, Justo Moreno, destacó la flexibilidad de las compañías del sector salud para adaptarse a un medio regulatorio complicado, exigente y cambiante. Glosó el también miembro del Comité Organizador del Congreso las líneas del evento y reflexionó sobre la necesidad de entender los hospitales como grandes empresas sujetas a una visión superior de carácter macro.

José Soto

Más allá de las redes comerciales

El director gerente del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, sede del Congreso, José Soto, diferenció entre instituciones y organizaciones. Distinguió principalmente a las primeras por la legitimidad social lograda con los servicios prestados a la comunidad y también por la fuerza de la tradición.

Sin embargo, José Soto estima que las organizaciones son algo distinto, algo que en el sector farmacéutico debe ir más allá de sus redes comerciales. De esta manera, sus responsables institucionales tienen que formarse intensamente para ponerse al nivel de las instituciones con las que desarrollan un trabajo de interés general para la sociedad.

Soto añadió también que ambos tipos de estructuras organizativas buscan el mismo fin, que es la mejora del sistema sanitario y la salud de los ciudadanos, por lo que apeló a la letra de la canción «saber que se puede», para pintar el futuro de la Sanidad de color esperanza.

Antonio Alemany

De la interlocución a las alianzas

El director general de Asistencia Sanitaria de la Administración de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, elogió que el Congreso se centre en los tres niveles de la gestión: micro, meso y macro, en dinámicas en las que las instituciones encuentran con facilidad partners, salvo en el caso de las compañías farmacéuticas. Estas últimas requieren, en su opinión, un salto cuantitativo, ya que la mera colaboración muta en alianza. Ello en una interlocución institucional que da todo el protagonismo a los directores de relaciones institucionales de las compañías, en su argumentación .

Justo Moreno

Esto conlleva un «desaprendizaje», que lleva a unas nuevas relaciones que, tradicionalmente, han fluctuado entre la desconfianza y la confianza, donde encontró Antonio Alemany esta última confianza más difícil de lograr en la macro gestión, a diferencia de los otros dos escalones organizativos.

Flexibilidad y resilencia

Confesó el director general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de la Comunidad de Madrid que las cabezas de las instituciones tienen mucho que imitar de sus equivalentes en los laboratorios, como la flexibilidad y la resilencia ante los vaivenes de la actividad. Lamentó, finalmente, no poder asistir a los talleres del Congreso, con lo que no pudo aprender mucho de los miembros de la industria, en confesión propia y protocolaria.

Cristina Rey

El duro trabajo de innovar

A continuación, otra responsable del Congreso, Cristina Rey, presentó la mesa de Farmaindustria sobre ‘Tendencias y realidades en torno a la prestación farmacéutica en España’.

El director del Departamento de Estudios de la patronal farmacéutica, Pedro Luis Sánchez, habló del pipeline de la industria, con 7.000 moléculas en estudio, de las que apenas 600 ó 700 se traducen en fármacos, medicamentos que no pueden tener su rentabilidad garantizada en un contexto de competencia intensa, que apenas permite hablar de un 3,7 por ciento de medicamentos de éxito contable. Todo ello en una dinámica a la que sumó 143.000 millones de dólares en pérdidas, por las extinciones de patentes y la entrada en juego de los genéricos.

Apeló Pedro Luis Sánchez a Eunethta, en su Acción Tres, fijada para el periodo 2016-2020, de cara a explicar la creciente cooperación internacional de evaluación de medicamentos. Bajo la propuesta de la Comisión Europea de otorgar una única aprobación a nivel continental, válida para todos los países, sin que pueda ser enmendada o repetida por los mismos. Ello con el horizonte, impulsado por dos comités, que podrán dar resultados concretos en octubre de este mismo año.

Pedro Luis Sánchez

Evaluación internacional

Paralelamente, Sánchez citó iniciativas internacionales como el Foro farmacéutico nórdico, el núcleo del Benelux, el Visegrad Group de Europa del Este y el Acuerdo de La Valletta, que incluye a España, con el objetivo de lograr una mayor armonización en los precios y el acceso a los medicamentos.

Como tendencias de la innovación, el representante de Farmaindustria habló de fijación de precio por indicación, múltiples indicaciones para los mismos fármacos, con diferentes umbrales de eficacia relativa, y la combinación de fármacos con extensión de protección de patente, al estilo de cómo se hace en Italia y empieza a ser imitado en Francia, Reino Unido y Alemania.

También dentro del nuevo enfoque que se quiere dar a la innovación, su financiación, cabe fijar precios según los resultados en salud buscadas, con el contrapeso de los costes industriales de los nuevos desarrollos, tal como refirió Sánchez.

Jose Ramón Luis-Yagüe

Intervenidos y regulados

El director del Departamento de Relaciones de Farmaindustria con las Comunidades Autónomas, Jose Ramón Luis-Yagüe, agradeció las palabras de Alemany con las que reconoció que industria farmacéutica e instituciones son aliados y socios, porque los laboratorios permiten mejorar la salud de las personas, aunque siempre en circunstancias complejas. Ello en un plano de valor superior, arguyó, al pan o el suministro de energía.

Como único sector tan intervenido y regulado como la aeronáutica, con el añadido de hacer posible el derecho a la protección de la salud, este ponente expresó un moderado orgullo que permite, según su criterio, mejorar la vida de los ciudadanos.

Para ilustrar las diferencias en la Sanidad de las distintas regiones, Jose Ramón Luis-Yagüe citó los 1.675,96 euros de presupuesto por cada ciudadano del País Vasco, frente a los 1.155 euros de Andalucía; divergencia también visible, observó, en el gasto sanitario per cápita, que oscila entre los 1.100 euros de Andalucía con los 1.669 euros del País Vasco, lo que permite conocer las tensiones intrarregionales, cuando el gasto sanitario excede el citado presupuesto.

Sentenció Luis-Yagüe que el debate sobre la sostenibilidad es artificial y político, además de añejo, cuando la verdadera clave está en la solvencia futura del SNS, para atender las necesidades asistenciales de los ciudadanos, en condiciones de equidad.

Antonio Franco

En aras de la eficiencia

El directivo de Farmaindustria razonó que nos estamos equivocando como país al no reparar que el capítulo más caro del SNS es el de personal, junto a otras problemáticas, como la disonancia entre los sistemas autonómicos de información y las trampas para la prescripción que esconden algunos territorios.

Trabas tan disuasorias para la equidad y el acceso igualitario a la innovación, a las que sumó Luis-Yagüe las comisiones autonómicas y hospitalarias de reevaluación de medicamentos, los algoritmos de prescripción, las subastas de medicamentos, la interposición de pantallas en los ordenadores de los médicos y el trasvase de la dispensación comunitaria a la hospitalaria, entre otros factores. Todo ello con mención también a la obligación de dispensar genéricos, aunque tengan el mismo precio legal que las marcas de patente extinta, en su opinión.

En línea con Sánchez, el propio Luis-Yagüe habló de una necesaria tendencia a la eficiencia que reduzca la mala gestión de los recursos asistenciales, cifrada por los especialistas en un 20 por ciento.

Este ponente citó también la colaboración que la patronal española del medicamento innovador realiza con su entidad europea, EFPIA, el Instituto Karolinska de Suecia y la estadounidense Universidad de Harvard, para avanzar en la mejora conjunta de resultados en salud, frente a tumores de mama y colon, además de la enfermedad coronaria.

Ana Céspedes

Las relaciones institucionales por dentro

Tras las intervenciones de los representantes de Farmaindustria, tomó la palabra Antonio Franco, quien es miembro del Comité Organizador del Congreso CNRI y que explicó la ubicación y sentido de los talleres, con las mejoras que permite la experiencia de las anteriores ediciones.

El taller sobre los directores de RRII, y sus oponentes institucionales, contrastó las tesis de la directiva de la compañía farmacéutica Merck en esa responsabilidad, Ana Céspedes, y las del director del Área de Farmacia y del Medicamento de la Generalitat de Cataluña, Toni Gilabert. Ambos hablaron de liderazgo porque las dos partes buscan ofrecer, y disponer, de buenos productos.

Toni Gilabert comentó que hay compañías que están cobrando por resultados, sin darse cuenta. Además, diferenció entre competencias troncales, como la política farmacéutica; por especialidad o por liderazgo.

Toni Gilabert

Planes de acceso

Ana Céspedes apeló al adjetivo súperman para el responsable de RRII, alguien que tiene que dominar el SNS y los fundamentos de la política sanitaria, la cadena de valor de la industria y la capacidad para hacer planes de acceso para ejecutarlos con indicadores, lo más creativos posible. Ello en un magma de innovación y tecnología, afirmó, con garra e ilusión.

En cuanto a las competencias de especialidad, Céspedes citó los dossieres de valor de los productos, con base de farmacoeconomía y atención a los pacientes, como dinamizadores sociales. También comentó las estrategias de Lobby y Advocacy, fuerzas muy asentadas en Estados Unidos para acomodar los nuevos medicamentos.

Dentro del liderazgo, esta directiva enumeró cualidades al servicio del cliente interno y externo, con actitud colaborativa, destrezas de comunicación e imbricación internacional, siempre con orientación a resultados, tal como sentenció.

Isabel Pineros

Llegar a la innovación

En el segundo taller, de desarrollo simultáneo, participaron José Vicente Galindo e Isabel Pineros, esta última técnico de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad.

Como introducción, José Vicente Galindo estima que es necesario que los responsables de precio y financiación de los laboratorios lleguen a la comisión ministerial con los deberes bien hechos y, aunque sea difícil, comuniquen un precio viable y una estrategia clara para lograrlo.

No obstante, algunos de los participantes en el taller coincidieron al afirmar que las conclusiones de dicha comisión pueden sufrir variaciones porque ya no son vinculantes, como ocurría antes.

Echó de menos también Galindo que no haya indicadores publicados para ajustarse de forma proactiva al proceso negociador, aunque la plataforma Gesfarma resulta de indudable utilidad, razonó que sería muy positivo disponer de un muestrario abierto de experiencias previas. Según él, el perfil industrial de negociación de precio y financiación se siente muchas veces entre la espada y la pared, al ser el único nexo entre la compañía y el Ministerio.

José Vicente Galindo

Administración electrónica

Por su parte, Isabel Pineros disertó sobre procedimientos, criterios y transparencia en dicha asignación de precio y financiación. Aludió también a Gesfarma, medio telemático de uso obligatorio, y soportado por el sistema administrativo de negociación, con figuras claras como el silencio administrativo o el silencio negativo.

Aún asumiendo que el sistema electrónico da problemas de acreditación y funcionalidad, la responsable ministerial pasó lista a los formularios, sujetos a los criterios de la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento, en los que se habla de innovación cuando tiene reflejo clínico y no cuando es meramente industrial.

Transitó también Pineros del informe económico al dossier de precio, en el que influyen variables como el precio solicitado, la disponibilidad y financiación en otros países, el análisis de coste-efectividad, el análisis de impacto presupuestario y el gasto para el SNS, desde la estimación de ventas de la compañía titular del nuevo medicamento.

Todo ello con la salvedad, matizó esta ponente, de que precio reembolsado no es igual que precio final, además del papel fundamental que tienen los comparadores en todo el procedimiento, concluyó, con la alusión final a que el Ministerio de Sanidad realiza «casi» tareas de consultoría para las compañías.

Innovar en gestión asistencial

En el tercer taller, sobre la gestión de la innovación en procesos asistenciales, Natividad Calvente y Dionisio López Bellido, ex gerente EOXI, contrapusieron sus puntos de vista. Durante los casos prácticos no faltaron alusiones a fenómenos crecientes como el Big Data.

Deja un comentario