Industria farmacéutica Según muestra su Estado de Información No Financiera

Más de 118.000 nuevos pacientes se trataron en 2019 en España con medicamentos de Lilly

— Madrid 15 Jul, 2020 - 1:27 pm

La compañía farmacéutica Lilly ha hecho público su ‘Estado de Información No Financiera (EINF) 2019‘, en el que recopila el reporte de su desempeño en la sociedad, buen gobierno, y medioambiente (SGE), un documento que refleja también el impacto de su actividad en España, ya que cuenta con un Centro de Investigación preclínica y una planta de producción que exporta a 125 países, y que hizo que, en ese año, 118.406 nuevos pacientes fueran tratados con sus medicamentos.

El EINF de este laboratorio recoge que en 2019 fueron 58 millones de euros los que destinó a la investigación preclínica y clínica. Las cifras de la planta de producción alcanzan los 59 millones de estuches fabricados, los 1.662 millones de euros de facturación, de los que 372 son ventas en el mercado español.

“En el EINF, se materializa nuestro empeño por hacer que la gente pueda vivir más años, de forma más sana y activa”, explica el presidente de Lilly España, Portugal y Grecia, Nabil Daoud, que añade que “esto lo hacemos mediante la investigación y desarrollo de medicamentos, pero también estamos comprometidos con la generación de valor en nuestra sociedad, impactando de forma positiva en las comunidades donde operamos y reduciendo al máximo los impactos en el medioambiente”.

En 2019, el Centro de Investigación de Alcobendas, en Madrid, celebró su 35 aniversario. En estas instalaciones, un centenar de científicos trabajan cada día en las fases más tempranas de la investigación. Además, Lilly lleva a cabo 92 estudios clínicos, a través del trabajo con 650 equipos y que involucran a 2.400 pacientes.

Huella medioambiental

Dicha entidad farmacéutica organiza su trabajo en tres unidades de negocio: Diabetes, Oncología y Biomedicinas, y gracias a la constante colaboración con tres de sus principales grupos de interés: las asociaciones de pacientes, los profesionales sanitarios y la Administración.

Además del impacto económico y social, Lilly también trabajó en su huella medioambiental. Entre las medidas más destacadas, obtuvo el 100 por cien de su energía eléctrica de fuentes renovables en 2019 y redujo en un 61,8 por ciento sus emisiones de CO2 eq/m2. Entre sus logros, también se encuentra la mejora en un 8 por ciento de la eficiencia en la generación total de los residuos del complejo industrial, así como la reducción en un 2,3 por ciento de su huella de carbono.