Industria farmacéutica En el Congreso de ASCO

Roche presenta nuevos datos sobre el tratamiento del cáncer de células renales con Tecentriq

— Madrid 11 Jun, 2018 - 6:32 pm

Los pacientes con cáncer de células renales avanzado o metastásico que reciben como tratamiento inicial la inmunoterapia Tecentriq (Atezolizumab) de Roche y el antiangiogénico Avastin (Bevacizumab) indicaron que los síntomas de la enfermedad interferían menos en las actividades de su vida diaria en comparación con los que siguieron la terapia estándar con sunitinib, según han mostrado los nuevos resultados del estudio fase III IMmotion151 presentados en el Congreso de la Asociación Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) celebrado la semana pasada en Chicago.

Este ensayo clínico, en el que participaron diez hospitales españoles, alcanzó su objetivo primario de mejoría de la Supervivencia Libre de Progresión en pacientes con expresión de PD-L1. Esta estrategia consiguió reducir en un 26 por ciento el riesgo de empeoramiento por la enfermedad o muerte comparado con aquellos pacientes tratados con sunitinib.

La percepción del tratamiento que comunicaron los pacientes a través de cuestionarios respalda un beneficio-riesgo favorable para la combinación como tratamiento de primera línea en enfermedad localmente avanzada o metastásica. Los tratados con la combinación reportaron una mejor calidad de vida asociada a su estado de salud en comparación con sunitinib.

Un tumor quimiorresistente

Este parámetro evalúa el impacto global de la enfermedad y el tratamiento sobre la calidad de vida en términos de sintomatología, efectos secundarios, estado funcional y sensación de bienestar. Como indica la oncóloga del Grupo de Tumores Genitourinarios, del SNC y Sarcoma del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) de Barcelona, la doctora Cristina Suárez, los resultados son una buena noticia para un tumor como el cáncer renal que no responde a la quimioterapia.

“Es un tumor quimiorresistente que se trata con antiangiogénicos y que demostró ser muy selectivo”, señala la doctora Cristina Suárez, quien apunta que “la inmunoterapia está demostrando tener un papel importante y parece que el hecho de combinar una inmunoterapia con un antiangiogénico produce un efecto sinérgico debido a que se potencia el beneficio de ambos cuando se utilizan de forma conjunta”.

Con los resultados de este estudio Fase III, continúa esta especialista, “se tiene la primera combinación de inmunoterapia y antiangiogénico que demuestra un beneficio en estos pacientes como tratamiento de primera línea frente al estándar, que es el antiangiogénico sunitinib”.

Deja un comentario