Publicaciones Coordinado por la Universidad de Barcelona y la Sociedad Catalana de Nanociencia

Nuevo libro blanco de las nanotecnologías

— Barcelona 18 Oct, 2021 - 12:26 pm

La presentación del ‘Libro blanco de las nanotecnologías. Una visión ético-social ante los avances de la nanociencia y la nanotecnología’ (Aranzadi, 2021), que fue coordinado por investigadores de la Universidad de Barcelona y de la Sociedad Catalana de Nanociencia y Nanotecnología ha revelado un documento de posicionamiento sobre el campo multidisciplinar de las nanotecnologías y su repercusión en aspectos éticos, sociales, legislativos, económicos y educativos.

En la elaboración de este trabajo participaron investigadores y académicos de universidades nacionales e internacionales, así como de instituciones públicas. La presentación del mismo se llevó a cabo durante la jornada multisectorial Nanoday 2021, organizada por la Fundación Catalana para la Investigación y la Innovación (FCRI).

La nanotecnología forma parte de las denominadas tecnologías disruptivas, que constituyen uno de los pilares de la nueva revolución industrial, la cual se sitúa a medio camino, no solo entre los entes vivos y los inertes, sino, también, entre el mundo cuántico y el macroscópico. El impacto positivo de la nanotecnología es innegable, pero puede derivar en riesgos y efectos secundarios, especialmente en tres campos fundamentales: la salud, la seguridad y el medio ambiente.

En este contexto, el citado libro aborda los aspectos más destacados de las nanociencias y las nanotecnologías, pero desde una visión amplia, que supera la puramente científico-técnica. En esta obra están representados la comunidad educativa, la Administración pública, el sector empresarial, la comunidad científica y entidades de la sociedad civil.

Ética y bioética

El primer capítulo de este libro se centra en lo que define la nanotecnología y lo que en ella pide una mirada ética más atenta que la que ya se aplica a las nuevas tecnologías: “las propiedades de carácter cuántico” y el hecho de que produzcan nuevos efectos sobre los que hay que centrar esa reflexión ética.

También, se tratan los aspectos éticos que se pueden derivar del transhumanismo, un movimiento filosófico y social que apuesta por usar la tecnología para mejorar las capacidades físicas, cognitivas e incluso morales de los humanos, y que se estudia en un capítulo aparte.

El segundo apartado, sobre bioética, analiza el potencial de las nanotecnologías, con el fin de anticiparse a las implicaciones de manipular la materia a una escala tan reducida. La creación de entidades no vivas que puedan poner en peligro los ecosistemas, la neurotecnología, el control del pensamiento y la voluntad humanas son escenarios que pertenecen a la ciencia ficción.

No obstante, afirma este libro que “la posibilidad de que los avances en las tecnologías disruptivas provoquen una hecatombe en la historia de la vida de nuestro planeta es real”. Por ese motivo, “cada vez se presta una mayor atención a este tipo de experimentos, con el objeto de anticiparse a cualquier escenario, por improbable que sea”, sostiene.

Perspectiva de género, educación y comunicación

El carácter multidisciplinar de esta área provoca una falta de datos segregados por género. Las investigadoras que se ocuparon del cuarto capítulo proponen un análisis en el que las mujeres no solo sean sujetos del conocimiento, sino también “de conocimiento y receptoras de los cambios sociales” generados por estas tecnologías. Entre otros aspectos, destacan, por ejemplo, que la elección de la carrera universitaria “puede representar un sesgo de género desde edades muy tempranas”.

Sobre la educación, esta obra señala que los programas educativos vanguardistas vinculados al sector productivo y con estrategias institucionales son muy efectivos. Los países que apuestan por ellos “han aumentado su competitividad y la atracción de inversión para el desarrollo de empresas tecnológicas, con la capacidad de contratar personal especializado que han sido formados en estos programas educativos”.

Además, dadas las fuertes implicaciones sociales de estas tecnologías, la comunicación y la divulgación son herramientas necesarias “para transmitir los nuevos conocimientos y empoderar a la sociedad civil”. El capítulo décimo incluye casos de éxito en esta labor, entre los que destacan diversos programas y redes coordinados desde los Centros Científicos y Tecnológicos de la UB (CCTiUB).

Otras conclusiones de este libro apuntan a la necesidad de colaboración transversal entre las disciplinas académicas, los centros de investigación y la industria en el debate sobre las nanotecnologías. También son objeto de análisis aspectos como la seguridad laboral y la salud de los trabajadores que manipulan nanomateriales, y la toxicidad de los productos basados ​​en nanomateriales y sus efectos en el medio ambiente.

Investigar

Por último, se abordan las herramientas que existen para investigar e innovar con responsabilidad, así como la legislación, las normativas y las guías de buenas prácticas de investigación e innovación. Otros aspectos relevantes que esta obra trata están relacionados con la transferencia de los resultados de la investigación básica al mercado, las inversiones y la gobernanza.

Según los investigadores, pensar la nanociencia desde todos estos aspectos “ayudará a proporcionar visiones concretas de qué dirección debería tomar el desarrollo nanotecnológico en los próximos años”. Según concluyen dos de los coordinadores e impulsores de este libro, quienes son miembros de los CCTiUB y del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (IN2UB) de la UB, Joan Mendoza y Jordi Díaz-Marcos, respectivamente, con este libro, se quiso “generar un espacio de encuentro y de debate sobre el presente y el futuro de las nanotecnologías, con una especial dedicación a los aspectos éticos y sociales”.

Título: Libro blanco de las nanotecnologías. Una visión ético-social ante los avances de la nanociencia y la nanotecnología.
Prólogo: Guillem Aromí.
Coordinadores: María Casado, Joan Mendoza, Jordi Díaz, Pedro A. Serena, María Tenorio, Roger Ponce y Gerard Guimerà.
Editorial: Thomson Reuters Aranzadi.