Política y Sociedad Según el III Barómetro de EsCrónicos

Nueve de cada diez pacientes crónicos piden cambios en el sistema sanitario

El Estudio de Acceso a una Atención de calidad de los pacientes crónicos españoles (EsCrónicos) ha presentado el III Barómetro EsCrónicos correspondiente al año 2016, en el que se recogen datos de encuestas realizadas a 2.335 pacientes crónicos, gracias a una colaboración entre investigadores de la Universidad Complutense de Madrid y las 30 organizaciones estatales de pacientes que ponen en marcha este barómetro.

En representación de estas organizaciones -1.500 asociaciones que suman un total de 500.000 pacientes inscritos-, acudieron al acto de presentación del nuevo barómetro el director de la Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (ALCER), Juan Carlos Julián; la vicepresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Toñy Gimón; y, por parte del grupo encargado de llevar a cabo la encuesta, la investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, Carmen Crespo.

Juan Carlos Juliám

Juan Carlos Juliám

Juan Carlos Julián fue claro con respecto al objetivo del barómetro: “arrojar luz” sobre la atención sanitaria a los pacientes crónicos durante los últimos doce meses. “Es una encuesta que está realizada durante los primeros meses del año 2016, y por lo tanto son datos muy recientes”, prosiguió el director de ALCER, para más tarde añadir dos detalles a modo de resumen del barómetro: 9 de cada 10 pacientes crónicos afirman que el Sistema Nacional de Salud necesita cambios y 5 de cada 10 consideran que estos cambios deben ser “importantes”. Por otra parte, el barómetro muestra una mayor satisfacción de los pacientes en la atención en urgencias con respecto al año pasado, así como un descenso en la valoración positiva de los especialistas. Además, la nota final que los pacientes crónicos encuestados otorgan a este sistema sanitario es de un 6,1, casi un punto más alta que en el barómetro del año pasado (5,2).

Comparativa y análisis

La investigadora de la Universidad Complutense de Madrid, Carmen Crespo, incidió también en esta calificación: “Este dato no nos dice nada si no lo comparamos; si lo comparamos con los datos anteriores vemos que ha crecido. Podríamos ser optimistas y decir que estamos ante una situación muy favorable, pero hay que analizar la situación sociológica”. En este sentido, Crespo explicó que, en el momento de realizar los anteriores barómetros, la situación en Sanidad era de “inseguridad para todos los pacientes, pero más aún para los pacientes crónicos”, por la “amenaza de privatización” entre otras  medidas. “Quizás lo que refleja ahora es una comodidad mayor”, puntualizó la investigadora.

Con respecto a la metodología, Carmen Crespo explicó que la encuesta se elaboró con la participación de los propios pacientes crónicos, y que fueron 2335 los participantes. Asimismo, aseguró que el margen de error fue muy bajo y que la confianza en que esos resultados sean representativos era, por el contrario, muy alta. La encuesta se llevó a cabo entre enero y marzo de este año, y los encuestados fueron en un 45 por ciento hombres y en un 55 por ciento mujeres; de ellos, un 50 por ciento tenían entre 45 y 64 años. En general, los resultados indican que los pacientes estaban contentos con el sistema sanitario español, pero también ilustran una serie de problemas con las que los pacientes crónicos se encuentran.

Problemas y posibles soluciones

Uno de los problemas más reseñados durante la presentación del III Barómetro de EsCrónicos fue la dificultad que los encuestados encuentran en la diferencia de políticas sanitarias entre las comunidades autónomas, lo que les dificulta el acceso al tratamiento; por otra parte, también destacaron los “requerimientos administrativos cada vez mayores”, el hecho de que el médico seleccione el tratamiento en función de su coste y, por último, el copago sanitario. Los encuestados señalaron, además, que creen que mejoraría el sistema sanitario español si se redujera el tiempo de espera para conseguir citas en la medicina especializada, si se mejorara la comunicación con el personal sanitario y si se terminara con las diferentes políticas de atención sanitaria entre comunidades autónomas.

Toñy Gimón

Toñy Gimón

Para la viceperesidenta de FECMA, Toñy Gimón, fueron tres los aspectos más destacables de este barómetro: “que la valoración de la calidad en la atención sanitaria recibida ha mejorado respecto a 2015, no mucho, pero ha mejorado; que los pacientes crónicos confiamos plenamente en los profesionales sanitarios; y que nuestro modelo sanitario es válido”.

“Se necesitan cambios en el actual sistema sanitario, pero no se necesita ni se demanda un cambio de sistema”, explicó Gimón. Por otra parte, reclamó la atención de los mandatarios políticos para llevar a cabo estos cambios y mejoras propuestas con acciones, como crear una cartera de servicios sanitarios común a todo el sistema, sin distinciones por comunidad autónoma. “Todo esto será posible si hay voluntad política para hacerlo”, aseguró Gimón, “si no, será imposible”. Todo ello para conseguir un objetivo: un sistema sanitario “público, universal y de calidad financiado por nuestros impuestos”. “A veces la suma de uno más uno es bastante más que dos”, finalizó Toñy Gimón.