Industria farmacéutica

Novo Nordisk se plantea fundar un hospital para diabéticos en España

La compañía danesa Novo Nordisk cumple este año su 90 aniversario. Casi un siglo dedicado a mejorar la vida de los diabéticos. No en vano la empresa nació de la mano de una enferma de diabetes de tipo 2, la doctora Marie Krogh, y su marido, el nobel de Medicina August Krogh. Casi un siglo después de que el matrimonio comenzara a producir insulina en Dinamarca, Novo Nordisk se plantea fundar un hospital para diabéticos en España, país donde el erario público y privado gasta anualmente 4.500 euros por paciente.

Novo Nordisk se plantea fundar un hospital para diabéticos en EspañaLa diabetes es una de las diez enfermedades que más muertes causan cada año, lo que la eleva a categoría de epidemia según las Organización Mundial de la Salud (OMS). Prueba de ello es que afecta a 371 millones de personas en el mundo, pero podría alcanzar los 552 millones en 2035. Y es que si en 2005 el 9% de la población estaba aquejado de diabetes, a finales de la década pasada el porcentaje ya superaba el 11%, y hoy alcanza el 14%.

 

El director médico de Novo Nordisk, Francisco Pajuelo, apuntó en un encuentro con la prensa que el problema estriba sobre todo en que sólo el 50% de los enfermos ha sido diagnosticado, y de ellos únicamente la mitad está siendo tratada. En España las cifras son algo mejores, pero el porcentaje de diagnosticados es bastante bajo, dos tercios del total. ¿Y cual es la causa? Que es una enfermedad sin sintomatología. “Ya nos gustaría que doliera un poco, sólo un poco”, bromeó Pajuelo en el encuentro.

 

Pero también es cierto que la situación ha mejorado. Hace 90 años, justo cuando comenzó con la insulina el matrimonio Krogh, la enfermedad era mortal. Años después, en la década de los sesenta, los diabéticos ya tenían una esperanza de vida de 50 ó 60 años. Ahora sólo es 4 ó 5 años menor que la de los no diabéticos. Y eso gracias a las continuas investigaciones. Ejemplo de ello es Novo Nordisk. Este año han aumentado un 37,7% sus ensayos clínicos para el desarrollo de nuevas terapias para la diabetes. En ellos participan más de 18.000 pacientes, de los que 717 son españoles tratados en 28 centros hospitalarios distribuidos por todo el territorio nacional. Un 14% de sus ingresos van destinados íntegramente a I+D, y el 12% de la plantilla se dedica a investigar. A este ritmo, según estiman en esta empresa, podría ser que en quince años se encontrara una cura para la enfermedad. Aunque, bien es verdad, hace quince años se decía exactamente lo mismo, confesaron desde la compañía.

 

En España, donde cuenta con 280 empleados, Novo Nordisk comenzó a operar directamente, con una filial propia, en 1974. Pero han estado presentes en nuestro país a través de sus medicamentos desde mucho antes, sin que se haya interrumpido el suministro de estos en ocasiones tan complejas como la Guerra Civil o la Segunda Guerra Mundial. A día de hoy, sus investigaciones se encaminan hacia la combinación del mejor control glucémico con prestaciones adicionales para minimizar las complicaciones habituales de las personas con diabetes. En este sentido, destacan entre sus medicamentos Victoza, un análogo del glucagón humano que actúa estimulando las células beta para liberar insulina y suprime la secreción de glucagón por parte de las células alfa sólo cuando la glucemia es elevada; Tresiba, una insulina basal descubierta y desarrollada por esta compañía, que ofrece una duración de acción de más de 42 horas; y IDegLira, una combinación de los dos primeros, que proporciona un control glucémico mejorado, sin aumento de peso y con una tasa reducida de hipoglucemias.