Política y Sociedad único GLP-1 aprobado para esta indicación en España

Novo Nordisk presenta Saxenda, para el tratamiento de la obesidad en adolescentes

El director médico de Novo Nordisk España, el doctor Francisco Pajuelo, ha presentado, en un acto virtual, Saxenda (liraglutida) 3.0 mg, único GLP-1 aprobado para la obesidad en España, que amplía su indicación para incluir a adolescentes de entre 12 y 17 años de edad.

Asistieron, también, a dicha sesión la jefa del Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, la doctora Marta Ramón, y el profesor Jesús Argente, que es catedrático de Pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y jefe del Servicio de Pediatría y Endocrinología Pediátrica del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de la capital.

Marta Ramón

En los últimos 20 años, la prevalencia mundial de las tasas de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes se duplicó, pasando de uno de cada 10 a uno de cada 5. Sobre estas cifras, Marta Ramón añadió que “España es uno de los países europeos en los que estas tasas son mayores, estimándose que más de un 30 por ciento de los adolescentes españoles presenta sobrepeso u obesidad”.

Por otro lado, dicha especialista remarcó que “en ámbitos más desfavorecidos, se aprecia un aumento de jóvenes con este tipo de problema, que llega a obesidades más severas”. A su vez, matizó que “la obesidad no afecta de igual forma, ya que hay que tener en cuenta el componente genético”.

Durante el confinamiento

En el contexto actual de pandemia, Ramón hizo alusión a la etapa del confinamiento, decretado en marzo de 2020, “donde se observó un aumento de obesidad entre los adolescentes”, aunque incidió en que “no afectó por igual a las personas de un mismo núcleo familiar”, por lo que destacó que “es importante no juzgar” y valorar el “impacto social y sobre la salud que tiene la obesidad”.

Según datos de un reciente estudio realizado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), con la colaboración de Novo Nordisk, un 58,7 por ciento de los jóvenes españoles, con edades comprendidas entre los 16 y 30 años, ganó peso durante la pandemia. Mientras que este porcentaje asciende hasta el 72,1 por ciento entre los que tienen sobrepeso u obesidad.

La jefa del Servicio de Endocrinología Pediátrica del Hospital Sant Joan de Déu subrayó que “es alarmante el progresivo aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad en esta franja de edad”. En concreto, señaló que “en algunas comunidades autónomas, puede llegar hasta el 40 por ciento”.

En cuanto a las causas que, probablemente, más influyen en este incremento, Ramón indició en “los cambios socio económicos de las últimas décadas”, ya que “estos han supuesto la aparición de nuevos modelos familiares, hábitos de alimentación y modelos de vida que facilitan el desarrollo de la obesidad en las nuevas generaciones”.

Aparición de comorbilidades

Respecto al aumento del riesgo en la aparición de comorbilidades, esta endocrino pediátrica concretó que “la mayoría de adolescentes que tienen obesidad, más del 80 por ciento, son propensos a seguir siéndolo cuando sean adultos, con los riesgos para la salud que conlleva”.

“A corto plazo, pueden padecer apnea del sueño, depresión, acoso escolar, falta de movilidad en la práctica deportiva, etcétera. Y si no se trata y no se consigue normalizar el peso y las comorbilidades asociadas a la obesidad, en la vida adulta, conlleva una disminución de la esperanza y calidad de vida”, advirtió Ramón.

En lo que respecta a los tratamientos disponibles para abordar esta patología, dicha especialista comentó que, “a día de hoy, en España, el tratamiento de la obesidad en los adolescentes está basado en el tratamiento cognitivo-conductual, la intervención dietética y el aumento de la actividad física. Pero no es suficiente, hay mucho fracaso, ya que requiere mucho esfuerzo personal y los adolescentes no piensan en el futuro, viven el momento”.

Sin embargo, sobre la disponibilidad en España de Saxenda, Ramón apuntó que “poder combinar las herramientas que ya tenemos con este tratamiento farmacológico, en los casos en los que esté indicado, nos va a permitir obtener mejores resultados”. Además, añadió que “el hecho de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice, por primera vez, un tratamiento para la obesidad en esta franja de edad, esperamos que contribuya a visibilizar la obesidad como la enfermedad que es”.

Inyección subcutánea diaria

Para Jesús Argente, este fármaco de Novo Nordisk “es un hito” y, desde ahora, “habrá que usarlo y comprobar su eficacia”, ya que “liraglutida 3.0 mg ha mostrado mejoras en el índice de masa corporal (IMC) y en el peso de adolescentes con obesidad”. Estos datos fueron extraídos del ensayo clínico en Fase III, aleatorizado, doble ciego, que investigó el efecto de liraglutida 3 mg comparado con placebo para el control del peso en 251 adolescentes con obesidad y como complemento a un estilo de vida saludable.

El jefe del Servicio de Pediatría y Endocrinología Pediátrica del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús argumentó que Saxenda consiste en “una inyección subcutánea diaria que inhibe el apetito y que puede ser administrada por el propio adolescente, en abdomen, brazo o muslo”, como complemento de una dieta pautada y la realización de ejercicio físico.

El ensayo realizado arroja datos como que, después de 56 semanas de tratamiento, hubo una diferencia en el IMC (kg/m2) en el brazo de liraglutida 3.0 mg, en el que los adolescentes lograron una reducción del 4,29 por ciento, frente al incremento del 0,35 por ciento con placebo.

Reducción del IMC

Además, el 43,3 por ciento de los adolescentes tratados con liraglutida 3.0 mg experimentaron una reducción del 5 por ciento, o más, en el IMC en la semana 56 (comparado con el 18,7% con placebo) y un 26,1 por ciento tuvo una reducción del 10 por ciento o más (en comparación con el 8,1% con placebo).

Francisco Pajuelo puntualizó que en los casos en los que “a las 12 semanas de tratamiento no se ha alcanzado una reducción del 4 por ciento del IMC, se suspenderá el tratamiento y se investigarán las causas por las que en este tipo de personas no ha sido efectivo”.