Tecnología e Investigación Según informa Farmaindustria

La normativa farmacéutica europea necesita evolucionar para responder a futuras crisis sanitarias

— Madrid 2 Jul, 2020 - 1:39 pm

En el foro ‘DIA Europe Week‘, la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia), a la que pertenece Farmaindustria, ha recordado que, “en materia regulatoria, es necesario adoptar, tras la pandemia, una nueva mentalidad que permita simplificar los procesos y acelerar la llegada de medicamentos a los pacientes, siempre garantizando su calidad, seguridad y eficacia”, de cara a futuras crisis sanitarias.

“El marco normativo europeo desempeña un papel vital para garantizar que los nuevos fármacos sean seguros y eficaces. En un terreno tan innovador como el nuestro, donde todo se mueve muy rápido, debemos asegurarnos de que nuestro sistema regulatorio siga el ritmo de los avances en ciencia y tecnología y, al mismo tiempo, garantizar que Europa cuenta con una infraestructura reguladora ágil para afrontar amenazas inesperadas en materia de Salud Pública”, explicó la directora general de Efpia, Nathalie Moll.

Desde 1995, año de fundación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), se ha recomendado la aprobación de más de 1.400 nuevos fármacos, lo que permitió transformar la vida de millones de europeos que conviven con enfermedades como cáncer, diabetes, sida y hepatitis C.

Además, Farmaindustria recuerda que “hay 60.000 ensayos clínicos en marcha en el continente y la cartera de productos de nueva generación, como las terapias celulares y génicas, se ha duplicado en los últimos años. Estas cifras han sido posibles por el ecosistema regulatorio, que ha permitido que el sector farmacéutico innovador se desarrolle, con una importante inversión en I+D y, por ende, una gran contribución al crecimiento económico de la región”.

Competencia “cada vez mayor”

Sin embargo, la patronal de la industria farmacéutica en España apunta que “Europa se enfrenta a una competencia cada vez mayor en la carrera por la excelencia en investigación biomédica, como refleja la situación que se está produciendo con la investigación en las terapias avanzadas conocidas como CAR-T”.

Según un reciente artículo publicado en la revista The Scientist, China participa en más ensayos clínicos de CAR-T que la suma total de la investigación en este ámbito en el resto del mundo. Europa apenas representa el 16 por ciento de los ensayos con CAR-T que se desarrollan en China y el 30 por ciento de los de Estados Unidos.

En cuanto a la necesidad de un mayor diálogo de agencias reguladoras y autoridades sanitarias con las compañías farmacéuticas, Efpia afirma que “se ha demostrado fundamental sostener un mayor contacto a lo largo de todo el proceso evaluador para ganar tiempo en el acceso de los pacientes a los nuevos medicamentos”.