Montserrat Esquerda ve un reto para el pediatra en la atención al menor tras morir un ser querido

Guardar

montserrat_esquerda
montserrat_esquerda
Montserrat Esquerda

Con motivo de la próxima celebración en la ciudad catalana de Tarragona de la segunda edición del Congreso Nacional de Deontología Médica, la directora del Instituto Borja de Bioética de la Universidad Ramon Llull de Barcelona, la doctora Montserrat Esquerda, ha manifestado que los efectos que en un menor causa la muerte de sus seres queridos "es uno de los retos más difíciles para los pediatras". A juicio de esta profesional sanitaria, los menores "son seres en desarrollo, por lo que progresivamente van elaborando competencias y capacidades para diferentes funciones, entre ellas las de la toma de decisiones". No obstante, Esquerda asegura que existen diferentes factores que afectan a ello, como son "el grado de madurez, su comprensión del proceso, la gravedad que supone la decisión y las consecuencias de la misma, la existencia o no de una relación de confianza entre el menor, el profesional y los padres, y la existencia o no de un entorno social protector".