Julio Maset (Cinfa) alerta del empeoramiento de la rosácea por el uso de mascarilla

Guardar

Julio Maset
Julio Maset
El uso de la mascarilla como medida individual de protección ante la Covid-19 está provocando el empeoramiento entre la población de problemas de la piel como la rosácea, según advierte el doctor Julio Maset, que es médico de los laboratorios Cinfa. De acuerdo con los datos publicados en la revista Medicina de Familia de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), una de cada 10 personas sufre esta enfermedad inflamatoria crónica. Maset explica que "se considera una enfermedad inflamatoria y ambiental causada por múltiples factores: piel clara, predisposición hereditaria o capilares muy sensibles con más tendencia a dilatarse, por lo que aparecen las rojeces que, con el tiempo, pueden volverse permanentes. Además, hay factores ambientales que favorecen la aparición de rosácea, como el estrés, la exposición al sol, o determinados medicamentos y alimentos (picantes, por ejemplo). El alcohol no produce rosácea, pero sí puede agravarla". Por ello, el médico de Cinfa añade que "las personas que presentan rosácea u otras afecciones dermatológicas previas deben cuidar su rostro, ahora más que nunca, de una forma muy exhaustiva y seguir estrictamente sus rutinas y tratamientos habituales. Si, aun aplicando estas medidas, los síntomas continúan, es importante acudir a un dermatólogo antes de que empeoren".