Industria farmacéutica Conclusiones tras la aprobación del dictamen de Sanidad de la Comisión de reconstrucción

No Es Sano alerta de la falta de medidas para contener el incremento del gasto farmacéutico

— Madrid 23 Jul, 2020 - 3:56 pm

Ante la aprobación de las conclusiones del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción remitidas al Pleno del Congreso de los Diputados, las organizaciones implicadas en la campaña ‘No es Sano’ han indicado que dicho documento carece “de medidas concretas que ayuden a contener el incremento del gasto farmacéutico de los últimos años debido, entre otras cosas, al continuo aumento de los precios de los fármacos más novedosos que suponen decenas de miles de euros (por paciente al año) a las arcas públicas”.

“El gasto farmacéutico de 2019 ascendió a 18.709 millones de euros, de los cuales 7.407 correspondían a gasto farmacéutico hospitalario. Solo en lo que respecta a esta partida, se gastaron 522 millones más que en 2018 y, si revisamos todas las series que publica el Ministerio desde 2014, se observa el ascenso continuado en estos últimos cinco años, hasta los 2.293 millones”, continúan desde esta iniciativa.

En este sentido, esta plataforma considera que “la Comisión de Reconstrucción ha sido una oportunidad perdida en lo referente a la política farmacéutica y a la investigación y desarrollo de medicamentos”. Además, el documento aprobado el 22 de julio en la Cámara Baja “no aborda asuntos tan importantes como la reforma de los procesos de fijación de precios de los medicamentos, especialmente urgente en el caso de los fármacos más novedosos, que son los que tienen precios más caros e injustificados”, apuntan.

“Los precios de estos medicamentos innovadores deberían calcularse a partir de los costes de I+D, de producción y de distribución de cada fármaco, más un beneficio razonable”, recuerdan estas organizaciones, que, por otro lado, aplauden “la supresión de los copagos”, prevista en este dictamen.

Más información transparente

En términos de transparencia, ‘No es Sano‘ reclama “medidas que garanticen más información sobre los procesos por los que se aprueba y financian los fármacos en el sistema público de salud. A esto habría que añadir políticas y una legislación específica para los conflictos de interés, garantizando así la independencia en la toma de decisiones de este tipo”.

Asimismo, “una de las lecciones que ha dejado esta pandemia es lo necesario que es impulsar la producción pública de medicamentos y tecnologías sanitarias, un aspecto que el documento aprobado solo contempla en el caso de las terapias avanzadas. Existen muchas fórmulas de producción pública que podrían someterse a estudio como alternativa a las compañías privadas y que garantizarían el suministro de estos fármacos”, insiste esta plataforma.