El mirador así se tergiversa la realidad

Narrativas manipuladoras covid19, vacunas incluidas

Han sido muchas las narrativas (cuentos), y aquí se detalla la mayoría de ellas, de tal modo que, como pone de manifiesto el analista, se está conformando una manera de ver la pandemia covid19 sin apenas críticas a lo que se hace desde las instancias oficiales, sin que se entre en otras medidas que facilitarían su erradicación.

Las narrativas

Las historias son narrativas, cuentos que sirven para transmitir ideas y que cambian conductas. A todos nos gusta oír y contar historias, boca a boca, a familiares, amigos y conocidos, también en las Redes, historias al viento.

Las narrativas pueden ser ciertas o falsas, pero tienen capacidad de cambiar el mundo.

Por ejemplo, una narrativa falsa y poderosa es “las viviendas nunca bajan de precio”. Con esa narrativa, con esa mentira en forma de historia breve, se ha construido una creencia firme en la que todo el mundo está de acuerdo, que lleva a comprar imperativamente una vivienda, si es preciso hipotecándose de por vida.

Así, las narrativas gobiernan nuestras vidas.

Las narrativas contagiosas

Nos gusta contar historias que sean “contagiosas”, que a otros les guste también contar. Es decir, nos gustan las narrativas comprensibles y fáciles de transmitir. Que tengan mucha lógica, real o aparente, y que “pidan” ser contadas. Que tengan simplicidad y “fuerza”.

Si lo piensa bien, el mundo está lleno de narrativas, de esas historias volanderas que cruzan incluso las barreras de las clases sociales y de las fronteras nacionales.

Como no podría ser de otra forma, las narrativas también sirven para manipular.

Narrativas manipuladoras en la pandemia covid19

Cuando las cuestiones son complejas, lo fácil y tentador es encontrar respuestas sencillas (y generalmente equivocadas).

De ello ha habido mucho durante la pandemia covid19, en parte por puro desconocimiento, en parte por deseo de gobernar sin complicaciones, y en parte por maldad, para aprovechar la pandemia como oportunidad de negocio.

Para mantener el estado de alarma se ha empleado el crear pánico, el inyectar miedo, pero sobre todo se han empleado narrativas contagiosas y manipuladoras.

Veamos unos ejemplos de narrativas con falacias y mentiras que se han empleado para manipular a la sociedad durante este año y medio de pandemia covid19:

1. De ésta saldremos mejores.
2. No se pueden hacer comparaciones con otros países.
3. Ahora no es el momento de discrepar ni de criticar.
4. Los que ponen en duda las normas son terraplanistas.
5. Hay que hacer lo que dicen los “expertos”.
6. En España el virus ha sido particularmente violento.
7. Somos un pueblo ingobernable.
8. La gente no respeta las normas.
9. Los jóvenes son irresponsables, les importa un bledo que mueran sus abuelos.
10. Confinar es la única manera de controlar al virus.
11. Los viejos mueren por ser viejos, hay que aislarlos todo lo que se pueda.
12. Para aplanar la curva hay que lograr que todo el mundo cumpla las normas.
13. Ese Fernando de la pandemia, el de la tele, es el mejor del mundo. ¡Qué bien lo explica todo!
14. Estar en la playa y en el campo sin mascarilla es querer matar a los demás.
15. La atención médica por teléfono es lo mejor.
16. Si funciona mal la sanidad pública, la privada es barata.
17. La educación a distancia es el futuro.
18. Si funciona mal la educación pública, la privada es muy conveniente.
19. La mascarilla (barbijo, tapabocas, bozal) es un seguro de vida.
20. Las mascarillas han venido para quedarse; evitan la covid19, y también la gripe y otras muchas enfermedades.
21. La pena es que no gobiernen los expertos.
22. Está bien eso de que los expertos nos expliquen las cosas pues sólo ellos las entienden.
23. Los negacionistas merecerían ser encarcelados.
24. Le tienen tirria a Bill Gates por envidia, como a todos los filántropos, Amancio Ortega incluido.
25. ¿Una Renta Básica a todo el mundo? ¡Lo que faltaba! El pobre lo es porque no se esfuerza, la renta básica lo reforzaría en no hacer nada.
26. Los que más contagian son niños y adolescentes.
27. Si algún país ha controlado la pandemia es porque es una isla, como Nueva Zelanda y Taiwán, por ejemplo.
28. En Suecia muchas terrazas abiertas y libertad, pero uno de los peores países del mundo en mortalidad.
29. Hay que evitar el debate sobre las medidas de la pandemia, no conviene que haya dudas ante el confinamiento y demás.
30. Los profesionales sanitarios son los héroes de la pandemia.
31. Mueren más los trabajadores de primera línea porque no se cuidan.
32. Los inmigrantes son los que traen las mutaciones del virus.
33. Hay que adelantar el toque de queda.
34. Deberíamos denunciar a los que no cumplen las normas.
35. Las multas y los castigos no son suficientes, hay que incrementarlos.
36. Esto de la pandemia requiere “mano dura”.
37. Las vacunas son la única solución de la pandemia covid19.
38. Los riesgos de las vacunas son mucho menores que los riesgos de la covid19. Y mucho menores que tomarte un “protector del estómago”, la píldora anticonceptiva, el simple ir andando por la calle, ¡y no digamos el montarte en un autobús!
39. Las vacunas las necesita todo el mundo, embarazadas incluidas. También quienes han pasado covid19
40. Tendría que ser obligatoria la vacunación de los sanitarios, y de los profesores. ¡Y el que no se vacuna, a la calle!
41. Quienes no se vacunan son, además, idiotas y malos.
42. Las vacunas tienen más efectos adversos en los países nórdicos, por su genética.
43. Las vacunas nos harán libres.
44. ¿Vacunar a vagabundos, inmigrantes sin papeles y temporeros “ilegales”? ¡Ni hablar, vienen por eso, por el turismo sanitario!
45. No pasa nada porque se vacunen primero las autoridades, yo también lo haría si fuera autoridad.
46. Si hay una muerte por millón causada por las vacunas, ¿qué importancia tiene en realidad? Ninguna. Y si es por cien mil, lo mismo. Idem si es por diez mil.
47. Todas las vacunas son seguras.
48. Las vacunas funcionan.
49. Todas las vacunas son iguales.
50. Con las vacunas podremos volver a la normalidad de siempre.
51. Habría que hacer un pasaporte vacunal, y quien no esté vacunado que no pueda salir de su casa.
52. Ya se está viendo el efecto de las vacunas en los asilos.
53. En España no hay un sistema especial de compensación por daños de las vacunas, pero es que hacen muy pocos daños. Este sistema lo hay en Alemania, Austria, Francia, Islandia, Italia, Japón, Noruega, Suecia, Suiza y otros países porque allí las vacunas hacen más daños.
54. Si hay quien se infecta después de vacunarse es que algo habrá hecho mal.
55. Las vacunas no van a forzar al virus a mutar.
56. Quienes se vacunan no transmiten el virus.
57. Te vacunas y ya. Bueno, a lo mejor hay que revacunar y revacunar, como con la vacuna de la gripe, pero no pasa nada.
58. Hay que vacunar a niños y adolescentes, cuanto antes.
59. Hay que vacunarse por uno mismo y por los demás, y quien no se vacuna padece un egoísmo insufrible.
60. Siempre ha habido antivacunas contra el progreso y la ciencia. No hay que darles voz, ni siquiera discutir sus argumentos.

El marco

Con estas narrativas sobre la pandemia covid19 se consigue, especialmente, calmar la angustia de la gente, pues tales historias breves dan respuesta a todos los interrogantes y explican con sencillez y aparente ciencia el devenir de la pandemia.

¿Que son narrativas manipuladoras sin ética y contra la solidaridad? Dicen los cínicos que no importa: “lo que vale es que dan respuestas que crean creencias compartidas. Unen y dan seguridad en tiempos de incertidumbre”.

En realidad, lo peor es que las narrativas imponen un marco de forma que no se puede salir del mismo. Por ejemplo, bloquean todo debate sobre las vacunas sociales (la mejora de la sociedad) pues lo más que podemos hacer es debatir sobre las vacunas biológicas: que si AstraZeneca, que si Pfizer, que si re-vacunar, que si impacto en Israel, que si el efecto adverso en Noruega, que si trombosis-embolias-hemorragias, que si 1 por millón, que si los antivacunas,…

Síntesis

Nos engañan con las narrativas manipuladoras de la pandemia covid19 pero, sobre todo, con ellas delimitan el campo en el que pensar. Fuera de ellas, la nada.

La seguridad que conllevan las narrativas al uso la pagamos con sufrimiento inenarrable, con miles de muertos y con la destrucción de la economía. ¿Hasta cuándo?

Juan Gérvas

Doctor en Medicina. Médico General jubilado. Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; https://t.me/gervassalud

25 Comentarios

  1. Elisa says:

    Excelente narrativa. Bravo por contribuir a que abramos los ojos.

  2. Javi says:

    Alguna he usado yo también

  3. ani_pascual says:

    Poco a poco se va abriendo paso la narrativa de la verdad; gracias

  4. maria jesus says:

    Gracias, médicos como usted, personas conscientes como usted van aumentando esa realidad invisible aún para muchos. Temo por mis hijos, tres adultos jóvenes, que criados en la manipulación social que hace demasiado tiempo que vivimos, minimizan, eluden o no quieren escuchar….quieren volar, vivir, ser y se sienten capaces de todo, aunque tuvieran que vacunarse. Tal vez nunca tenga nietos, pero eso es otra cuestión. GRACIAS y ánimo !!!!!

  5. Mauro says:

    Algunos siguen ciegos aunque les pongas las cosas delante de sus ojos. Y otros muchos sanitarios no hablan por miedo a represalias,pero las asociaciones médicas y sanitarias tienen que dar la cara

  6. JoseLuis says:

    No voy a ser yo quien meta miedo a los ya vacunados o a los que han decidido vacunarse. Efectos adversos a corto plazo los hay, pero estadísticamente supongo que en la misma proporción que gente sana, menor de 65 años, e ingresada en UCI. Lo que suceda a más largo plazo está por ver.
    Lo que me produce entre pena y desesperación, es ver gente feliz de participar en un experimento autoinmune que se hizo previamente durante dos meses, y al que se le ha dado dos años para mostrar los efectos.
    Gente contentísima en que conviertan un grupo de sus células en extrañas, y que en el intento de su propio sistema defensivo de deshacerse de ellas conseguir inmunidad.
    El resultado de ese primer supuesto lo notará a corto plazo, pero para valorar las consecuencias de su cuerpo luchando contra su cuerpo, y habida cuenta de la cantidad de fármacos utilizados durante mucho tiempo que al final fueron retirados, quizás esos dos años de experimentación no le sean suficientes.
    Tal vez, si se lo cuentan los mismos que les presentaron las elecciones norteamericanas como ejercicio de transparencia, o los que hoy les libran del discurso facha, racista, sexista y heteropatriarcal de la extrema extrema derecha, casi seguro, se sentirán muy felices.

  7. Eva says:

    Espectacular BRAVO

  8. Gracias doctor, yo ya abrí los ojos, a la porra la prensa falsa y mentirosa, estoy con usted totalmente

  9. Lucinia says:

    Sensacional narrativa. Necesitamos más médicos, científicos….. que transmitan lo que piensan abiertamente. Gracias

  10. Pilo says:

    Gracias por hablar. Ojalá eso sí contagiara rápido porque nos ahogamos.

  11. Andrés says:

    Gracias, Doctor no puedo estar más de acuerdo con Vd.. desgraciadamente vamos hacia una dictadura global, pero espero que entre todos podamos pararlo

  12. José Manuel says:

    Todas las vacunas contra coronavirus tienen los mismos problemas:
    1).-Magnificacion de la enfermedad causada x anticuerpos ADE, cuando los vacunados se expongan al virus salvaje, como en los casos de dengue y SIDA del gato.
    2).-Inmunologia severa, q puede causar una inflamación brutal y la muerte.
    PROBLEMAS PROPIOS DE VACUNAS VECTORIZADAS, debido a los adenovirus:
    1).-Pueden interactuar con el ADN humano y el sistema inmune, favoreciendo la proliferación de células que sean puerta de entrada al VIH. S e vio en un estudio de 2007.
    PROBLEMAS PROPIOS DE VACUNAS ARNm:
    1).-Pueden provocar reacciones Anafilácticas debido al PEG que recubre el ARN y causar la muerte.
    2).-Pueden provocar enfermedad de tipo prionico, al favorecer el aumento de zinc intracelular con la unión al ACE2.
    3).-Pueden provocar problemas de autoinmunidad ben el sistema nervioso. Se vio que el ARN era capaz de penetrar en tejidos diversos, como pulmón, médula ósea, lóbulos linfáticos,… Pero lo más preocupante era que penetró en el cerebro cruzando la barrera hematoencefalica x algún mecanismo que todavía no se comprende.
    Y nada. Eso es todo lo que puedo decir. Para unas VACUNAS que no pasan del 1’2%d efectividad, aunque se tiren flores las farmacéuticas y los medios informativos oficialistas. DIOS NOS AMPARE.

  13. Diana says:

    Madre mia esto es la distopia mas debastadora y ridicula que podíamos imaginar una especie dañandose a si misma por un paradigma médico falso y arcaico. Y dentro de 30 años fliparan y alguien dira que realmente nadie los obligó a vacunarse. Fueron ellos solitos. Bajo la creencia de que: se creía que las vacunas erab buenas. Igual que las sangrias trepanaciones y lobotomias de antaño. Bendita ciencia… obsoleta.

  14. Francisco Verdu says:

    Excelente artículo y brillante una vez más como siempre. A ver si entra un poco la razón en la gente.

  15. Pilar says:

    ¡fantástico!

  16. Ignacio says:

    Mil gracias!

  17. José Ramón says:

    Aunque comparto la idea general del texto, básicamente que les interesa que preguntemos poco y tengamos miedo para acatar las normas, una vez empieza con los ejemplos, muchos de ellos me parecen una sarta de tonterías fuera de toda realidad. Así que Simón es el mejor para la gente? pero en qué mundo vive? Simón es objeto de crítica desde que empezó la pandemia y afloraron sus incontables contradicciones. Entiendo también por sus palabras que decir que en España no se acatan las normas es manipular? Usted sale de casa? (y no me refiero solo al tema covid), saltarse las normas es deporte nacional, y más cuando nos quitan las libertades (aunque estas afectes a las libertades de los demás). Por otro lado, no me parece a mí que nadie defieda que la atención telefónica sea la mejor…. en fin, apuntaba interesante pero rompió en patochada, así lo veo yo. Ah!, y claro que los sanitarios no son los héroes en esta pandamia, por supuesto, el auténtico héroe es Bosé, claro está.

  18. Antonio Murillo Bajo says:

    A mí esto no me parecen narrativas, me parece una caricatura, una sarta de tonterías, cosas que se dicen por ahí. Algunas las suelen repetir los periodistas. Manipular es también reducir las ideas con las que se discrepa a bobadas para reforzar las propias. La técnica del hombre de paja. Lo hacemos todos en algún momento. La narrativa de verdad, el cuento, es el tenderete pseudocrítico que se monta el Dr. Gervás. Completamente inoperante. Aún así me río mucho con él.

  19. josé martí says:

    Lo encuentro acertado, nada exagerado y con una intención clara de mostrar la reacción de la masa, proclives a dejarse arrastrar por los mensajes aterradores de aquellos que manipulan la información, aunque dudo mucho de que aquellos entregados a la causa inquisitorial, sí, los mismos 75 años después que fueron o fuimos capaces de señalar con la estrella de David a unos seres por ser? distintos, esten dispuestos a reflexionar y mantener una actitud neutral, o incluso cuestionarse si es posible que no estén en posesión de la verdad por mas “oficial” que sea, en fin esa es la grandeza y la pequeñez del ser humano, radicalidad servida y usada sin despeinarse siquiera, gracias por mostrar que es posible contemplar el mundo desde otra perspectiva.

  20. Juan Gérvas says:

    -gracias por los comentarios
    -he seleccionado las narrativas más llamativas, las que son más virales
    -su conjunto permite infundir el pánico que nos vuelve sumisos
    -cada una anula un aspecto concreto de la realidad, que queda transformada en una simple entelequia impidiendo la discrepancia
    -en fin
    -lo peor, además, es que las narrativas crean marcos que dificultan “pensar fuera de la norma”, que es el verdadero daño
    -hemos pagado y seguiremos pagando con sufrimiento y muertes toda esta manipulación
    -un saludo juan gérvas

  21. eduardo says:

    Gracias y enhorabuena. Da gusto leer un artículo así y más viniendo de un médico porque parece que han perdido el raciocinio y la vergüenza, colaborando con esta memez asquerosa.

  22. Jose says:

    Se te ha olvidado una importantisima.

    Puedes pasear a tu perro pero no a tu hijo.

  23. Luís says:

    Qué tropa de abducidos!
    Aunque se ha colado una mente libre; el que se refiere al “tenderete pseudocientífico”. Solo discrepo de él en que a mí el tendero del tenderete no me hace ninguna gracia.