Política y Sociedad tal y como reivindican las organizaciones sanitarias, con motivo del 8M

Las mujeres, esenciales en la lucha contra la pandemia de la Covid-19

Distintas organizaciones y agentes del sector de la Sanidad han puesto de manifiesto el esencial papel de las mujeres en la lucha contra la pandemia de la Covid-19, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este lunes, 8 de marzo.

De esta manera, bajo el lema ‘Presentes en todos los ámbitos esenciales. Esenciales en todos los ámbitos’, el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) se suma un año más a esta jornada para destacar “el papel protagonista que todas las mujeres han tenido en los ámbitos esenciales durante los meses más duros de la pandemia”. “Las mujeres hemos sido esenciales en cada uno de los ámbitos profesionales imprescindibles durante los peores meses de la pandemia”, subrayan.

Igualmente, el Colegio Oficial de Enfermería de Alicante pone en valor “el hecho de que las mujeres se encuentran en la primera línea de la crisis de la Covid-19 como trabajadoras de la salud, cuidadoras, innovadoras y organizadoras comunitarias, como también lo están entre los líderes nacionales más ejemplares y eficaces en la lucha contra la pandemia”.

A pesar de ello, “la realidad es que todavía son pocas en el ámbito sanitario a pesar de que estas profesiones son eminentemente femeninas”, lamenta esta organización colegial, que resalta “que las mujeres líderes y las organizaciones de mujeres han demostrado sus habilidades, conocimientos y redes para liderar eficazmente los esfuerzos de respuesta y recuperación ante la Covid-19”.

Mayor desigualdad a causa de la emergencia

A raíz de la emergencia sanitaria actual, “en todo el mundo, las mujeres se enfrentan a un aumento de la violencia doméstica y de género, a tareas de cuidados no remunerados, al desempleo y a la pobreza”, denuncia la Enfermería de Alicante. El Colegio de Enfermería de Valencia (COEV) recalca que esta profesión “todavía mantiene resquicios que impiden a la mujer enfermera se desarrollarse plenamente en el campo profesional”, barreras como “la conciliación entre la vida familiar y laboral, la necesidad de aumentar el número de horas destinadas al cuidado de los hijos/as y la regulación de las horas de lactancia acorde a las jornadas de turnos”.

Además, el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), a través de su Grupo de Igualdad, señala que “la pandemia ha golpeado a las mujeres duramente y de forma diferenciada: elevadas cifras de desempleo, inseguridad de acceso económico a alimentos, aumento de responsabilidades de cuidados, mayores cifras de violencia de género, menor acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, mayor carga de estrés y deterioro de Salud Mental, exposición a la pandemia en trabajos de primera línea como limpieza, comercio, servicios sociales… y también en el sector salud”.

En este sentido, el ISCIII trabaja en un nuevo Plan de Igualdad, “dando un nuevo impulso en ciencia y género” con la constitución y desarrollo de su Grupo de Igualdad, “que lleva trabajando desde finales de 2020 y cuyo primer objetivo a corto plazo es el desarrollo del Plan”, explican desde este Instituto. Este grupo “asesorará y apoyará la aplicación de políticas de igualdad de género y trabajará para que formen parte fundamental de sus actividades de investigación, formación, financiación y prestación de servicios a los sistemas sanitario y científico”, agregan.

En primera línea

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) manifiesta que “las profesiones sanitarias, sociosanitarias y cuidados en general son sectores altamente feminizados, por eso, durante esta pandemia generada por el SARS-CoV-2, ha puesto a las mujeres en primera línea para combatirla”.

“Aproximadamente, el 75 por ciento del personal sanitario son mujeres, aumentando en Enfermería, técnicas, lavandería, cocina o limpieza en general, pero también en los profesionales de Medicina, que va aumentando del 50 por ciento al 68 por ciento en las promociones jóvenes que se van incorporando”, resalta la FADSP, que, sin embargo, indica que “feminización no es lo mismo que igualdad, hay también en este sector un techo de cristal, los puestos directivos siguen siendo mayoritariamente ocupados por hombres (un 80%, frente al 20% las mujeres)”.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad, a través del Observatorio de Salud de las Mujeres (OSM), organiza un ciclo de webinarios que abordarán los diferentes impactos de la pandemia provocada por la Covid-19 en la salud, principalmente de las mujeres, con perspectiva de género.

El  primero de ellos se celebrará este jueves, 11 de marzo, bajo el título ‘Las mujeres ante las pandemias. La visión histórico-cultural que nos ofrece el cine’, que contará con la ponencia de Beatriz de las Heras Herrero, que es profesora de Historia Contemporánea de la Universidad Carlos III de Madrid. Al día siguiente, se organiza el seminario ‘Impacto de la Covid- 19 en la salud de las mujeres’, con la ponencia de María Teresa Ruiz Cantero, que es catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Alicante.

El virus del machismo

Con el lema ‘#STOPVirusDelMachimo’, el Consejo General de Enfermería lanza una campaña con las reivindicaciones de las enfermeras, un colectivo mayoritariamente femenino, pues “casi el 85 por ciento de sus profesionales son mujeres”, según informa.

Los mensajes de esa iniciativa se centran en “acabar con el virus que supone el machismo en nuestra sociedad”. “En concreto, se abogará por una conciliación real de la vida laboral y familiar, estar presentes en los lugares donde se toman las decisiones, acabar con los estereotipos sexistas o con los techos de cristal”, apuntan desde el Consejo.

Las cifras de la problemática

El Observatorio de la Mujer del Colegio Oficial de Médicos de Málaga (Commálaga) realizó una encuesta entre sus colegiadas, cuyos resultados evidencian que “la mayoría (83%) de las médicas de Málaga y provincia reconocen que se han sentido en algún momento discriminadas durante el ejercicio de su profesión por el hecho de ser mujer”.

María José Torres y Lola Luque

El techo de cristal, conocido como el obstáculo que frena el crecimiento y presencia de la mujer en las organizaciones, “sigue estando presente en el 26 por ciento de los casos, aunque esta cifra asciende hasta el 40 por ciento cuando se les pregunta si conoce a alguna compañera que lo sufra”, según esta encuesta. Además, “casi en un 50 por ciento considera que existe brecha salarial, pero reconoce sufrirla el 12 por ciento y el 23 por ciento conoce casos en su entorno víctimas de la brecha salarial”; mientras que “una de cada cuatro médicas, el 25 por ciento, ha sufrido acoso sexual en su centro de trabajo, la mayoría (90%) verbal y un 10 por ciento, físico”.

Mientras, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) aprovecha este día para denunciar “la discriminación” que sufren las mujeres, “que se manifiesta, entre otras cosas, en la brecha salarial, en especial en la ligada a la retribución de la atención continuada en todo lo relacionado con la maternidad”. “Conviene recordar que aún existe mucha desigualdad entre las médicas en cuanto al cobro del complemento salarial por maternidad, dependiendo del territorio en el que se encuentren y que el Ministerio de Igualdad no tiene entre sus proyectos normativos publicados resolverla”, asevera.

Oportunidades en formación e investigación

Por su parte, la Academia de Enfermería de la Comunidad Valenciana aboga por “la igualdad de oportunidades para las mujeres en su labor formativa e investigadora, a la hora de crear y difundir conocimiento científico relacionado con la profesión enfermera, así como también la posibilidad de dedicación de tiempo a estos cometidos”. Con motivo del Día Internacional de la Mujer, recuerda que “las enfermeras se implican, por tanto, en esta jornada que reivindica la igualdad de derecho y oportunidades entre ambos sexos y que denuncia las desigualdades existentes que todavía sufre el colectivo femenino”.

La doctora María Castellano, que es catedrática de Medicina Legal, aborda, en esta jornada, la aportación de la mujer en los distintos ámbitos de la vida, especialmente en la Medicina, “donde aún no cuentan con una presencia igualitaria en los puestos de responsabilidad”, según denuncia la Organización Médica Colegial (OMC).

María Castellano

María Castellano remarca que “la historia la han escrito los hombres y ellos aparecen como protagonistas de los hechos importantes que han ido marcando el pensamiento y las aportaciones a las artes, las letras  y las ciencias”. “La Sanidad está en manos de mujeres, al igual que la Administración de Justicia, la docencia primaria, media y universitaria, y en política se ha superado el 50 por ciento, mientras que permanece la mayoría masculina en las carreras técnicas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el mundo económico y empresarial, circunstancia que se está intentando modificar”, analiza.

Capacidad de liderazgo

El Sindicato de Enfermería (SATSE) reclama “mayor liderazgo de las enfermeras para lograr una sociedad con más salud y bienestar” y subraya que estas “han demostrado, en la pandemia de la Covid-19, sus grandes capacidades de organización, resolución, adaptación a entornos cambiantes e innovación en busca de una mejor atención y cuidados a sus pacientes y a la ciudadanía en general sin renunciar a su cercanía y valores humanos”.

SATSE considera que “ha llegado el momento de que las mujeres enfermeras ocupen más puestos y de mayor responsabilidad a nivel, no solo sanitario, sino también en otros ámbitos de Gobierno o de representación pública, como los Parlamentos, y dentro de los partidos políticos”.

La Federación Española de Ortesistas Protesistas (FEDOP) reconoce la labor de las mujeres que trabajan en la Ortopedia, el 33 por ciento del sector, y afirma que “la Ortopedia ha evolucionado en los últimos años, aunque de forma lenta, ya hay más mujeres que hace 30 años, que optan por sacarse el título de técnica ortoprotésica”. “La primera impresión de muchos pacientes es que el taller de la Ortopedia es un mundo de hombres y no ven que una mujer pueda tener destreza para coger una sierra de calado, un taladro etc. Muchas veces que, por ejemplo, he tenido que ir a un hospital con las herramientas, se quedaban asombrados porque no es algo que se esperan”, rememora Esther Sánchez Broco, que es técnica ortoprotésica de Adiutum Ortopedia Técnica, en Extremadura.

En la misma línea, desde el grupo sanitario Ribera Salud enfatizan que “el 56 por ciento de los cargos directivos y puestos de responsabilidad del Grupo están ocupados por mujeres y al frente de todos ellos se encuentra, desde hace algo más de cuatro meses, Elisa Tarazona, consejera delegada”. En Ribera Salud, “todos los días son el día de la mujer”, asegura su máxima responsable, ya que “el 70 por ciento de los profesionales que integran este Grupo son mujeres”, matiza. “Las mujeres médicas representan el 60 por ciento, y en 26 de las 39 especialidades son mayoría”, constatan desde esta compañía.

Aportación a la industria

En este Día Internacional de la Mujer, Farmaindustria, la patronal de la industria farmacéutica innovadora en España, rinde homenaje a todas las mujeres que desempeñan cada día su labor en la industria farmacéutica, y, por ello, lanza la pregunta “¿qué pasaría si las mujeres desaparecieran de la industria farmacéutica?”.

“Pues, entre otras cosas, que, con toda seguridad, las vacunas contra el coronavirus no se podrían haber conseguido tan rápido; tampoco se habría podido garantizar durante los meses más duros de la pandemia el suministro de los tratamientos a los 25 millones de pacientes crónicos que existen en España”, responde la propia organización, que lanza el hashtag ‘#ConEllasMásSalud’, al que invita a sumarse desde todos los ámbitos del sector sanitario y del medicamento, pero también a la sociedad general.

Desde la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (AESEG) publican una entrevista a su vicepresidenta y directora general de la compañía farmacéutica STADA España, Mar Fábregas, que profundiza “en la posición que ocupan las mujeres dentro del tejido industrial de las compañías fabricantes de medicamentos genéricos”. En ese sentido, afirma que “en la industria farmacéutica de medicamentos genéricos, los valores de integridad e igualdad son una realidad”.

Brechas en la salud

En este Día Internacional de la Mujer, la Confederación Autismo España señala que “las niñas y mujeres reciben un mayor número de diagnósticos erróneos que los hombres” y que “tardan significativamente más en disponer de una confirmación diagnóstica de trastorno del espectro del autismo (TEA)”.

“Estas barreras en la identificación y el diagnóstico del TEA en el caso de las niñas y mujeres impactan negativamente en su calidad de vida, dificultan el acceso a los apoyos que necesitan y vulneran sus derechos fundamentales. Pese a ello, apenas se ha desarrollado la investigación con perspectiva de género en el ámbito del TEA. Porque, para promover la igualdad, es necesario conocer las necesidades específicas y las demandas existentes, tanto de los hombres como de las mujeres en el espectro del autismo”, asegura esta Confederación.

El Grupo de Trabajo de Mujeres en Cardiología de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) hace alusión a los resultados de un estudio realizado con la colaboración de la Fundación IMAS y la cartera sanitaria del Ejecutivo, que reflejan que “las mujeres que han sufrido un infarto de miocardio tienen un 59 por ciento más de riesgo que los hombres de sufrir insuficiencia cardiaca grave”. Así, la SEC recuerda que la enfermedad cardiovascular en la mujer “sigue siendo la primera causa de muerte en Europa y América” y destaca “la escasez de datos segregados por sexo en las diferentes patologías que constituyen la enfermedad cardiovascular”.

La Red Estatal de Mujeres de SALUD MENTAL ESPAÑA denuncia “la situación de doble discriminación que sufren las mujeres con problemas de Salud Mental en el acceso al empleo y en el ámbito laboral·. “Estas circunstancias dificultan nuestra emancipación y autonomía obligándonos a vivir en una situación de mayor aislamiento y desprotección”, muestra el manifiesto elaborado por la Red, y en el que se recogen una serie de reivindicaciones que ponen de relieve las desigualdades que padecen en distintos ámbitos.

Cáncer de mama

Por otro lado, en este 8 de marzo, GenesisCare, compañía especializada en tratamientos de cáncer, manifiesta “la importancia de las revisiones periódicas para diagnosticar precozmente el cáncer de mama, ya que una detección a tiempo puede salvar vidas”. “Tras el diagnóstico de cáncer de mama, es fundamental no demorar los tratamientos, concretamente, un retraso de la cirugía de ocho semanas puede aumentar la mortalidad en un 17 por ciento y un retraso de 12 semanas puede hacerlo en un 26 por ciento”, explica.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) presenta en este día una nueva iniciativa internacional sobre el cáncer de mama, la Global Breast Cancer Initiative, con el objetivo de “reducir la mortalidad mundial por cáncer de mama en un 2,5  por ciento anual hasta 2040, evitando así un estimado de 2,5 millones de muertes”.