Política y Sociedad Según un informe de la OIT

El 86% de las muertes relacionadas con el trabajo son causadas por enfermedades laborales

— Madrid 23 Abr, 2019 - 2:06 pm

Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con motivo de su centenario, ha puesto de manifiesto los problemas emergentes en materia de seguridad y salud en el mundo de trabajo (SST) y que el 86 por ciento de las muertes en este ámbito están asociadas a enfermedades laborales.

En el mundo, alrededor de 6.500 personas mueren cada día a causa de enfermedades ocupacionales. Las principales causas de mortalidad son las enfermedades circulatorias (31 por ciento), los cánceres relacionados con el trabajo (26 por ciento) y las patologías respiratorias (17 por ciento). Se estima que la pérdida de días de trabajo debido a causas relacionadas con la seguridad en el trabajo representa casi el 4 por ciento del PIB mundial y en algunos países alcanza el 6 por ciento, señala el citado documento.

“Además del costo económico, debemos reconocer el inconmensurable sufrimiento humano que causan estas enfermedades y accidentes. Estos son aún más trágicos porque, en gran medida, son prevenibles”, señala Manal Azzi, quien es especialista de la OIT. “Se debería tener en cuenta seriamente la recomendación de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo: que la seguridad y la salud en el trabajo sean reconocidas como un principio y un derecho fundamental en el trabajo”, añade.

Desafíos concretos

En la actualidad, cada año, más de 374 millones de personas sufren lesiones o enfermedades a causa de accidentes relacionados con el trabajo. “Así como observamos una mayor prevención para los riesgos reconocidos, también constatamos cambios profundos en nuestros lugares de trabajo y en la manera en que trabajamos. Necesitamos estructuras de seguridad y salud que reflejen estos cambios, junto a una cultura general de prevención que fomente una responsabilidad compartida”, declara Manal Azzi.

Según el informe de la mencionada organización del trabajo, los crecientes desafíos incluyen los riesgos psicosociales, el estrés relacionado con el trabajo y las enfermedades no transmisibles, más en particular patologías circulatorias y respiratorias, así como el cáncer.

Deja un comentario