Salud Mental Según el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal

Muchos problemas de Salud Mental vividos en el postparto derivan de la experiencia del parto

— Madrid 9 Abr, 2019 - 1:07 pm

Con motivo de la celebración en Madrid, este miércoles, 10 de abril, de un seminario presencial y virtual de ‘Psicología del Parto y Nacimiento‘, la directora del Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal, Ibone Olza, ha explicado que «muchos de los problemas de Salud Mental que se viven en el posparto derivan de una mala experiencia de parto”.

Ibone Olza

Según un estudio del King’s College de la ciudad británica de Londres, publicado en 2018 por la revista científica The British Journal of Psychiatry, una de cada cuatro mujeres sufre trastornos de Salud Mental, tales como depresión, ansiedad, trastornos alimentarios y obsesivo-compulsivos, durante el embarazo y también en el parto.

Esta psiquiatra infantil apunta que, durante el parto, la mujer se encuentra en un momento “de máxima vulnerabilidad psíquica, con un estado diferente de consciencia”, lo que provoca que las vivencias del parto queden grabadas y afecten “profundamente a su salud emocional en el posparto, así como a la relación con su bebé y su pareja”.

Además, Ibone Olza subraya que «la vivencia que tenga la mujer del parto, la atención y el acompañamiento (o la ausencia de los mismos) que se le presté durante el mismo, influye de manera directa en la evolución del mismo», ya que “la confianza y el apoyo emocional facilitan el parto. El miedo, sin embargo, inhibe, aumentando el riesgo de que éste se complique o se alargue, de que la mujer sufra una disociación o de que el parto sea altamente traumático para la madre y para el padre”.

Recomendaciones de la OMS

En 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó su guía de recomendaciones para una experiencia positiva de parto. En la misma, insiste en ideas como la atención respetuosa y la comunicación efectiva entre los profesionales sanitarios y la mujer que está de parto.

Para la directora del Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal esto significa, entre otras cosas, “proteger la intimidad de la mujer al máximo, no exponerla, no permitir que entren personas en el paritorio sin aviso previo y sin una razón importante, no hacer tactos vaginales apenas o solo los imprescindibles, cuidar y proteger con cariño y respeto, garantizar la libertad de movimiento en todo el trabajo de parto, y permitir que la mujer esté en todo momento acompañada por alguien de su elección”.

Deja un comentario