Política y Sociedad Según recoge el documento 'Lancet Countdown Report 2018' sobre cambio climático

En 2017 se perdieron 153.000 millones de horas de trabajo debido al calor extremo

— Madrid 4 Dic, 2018 - 5:43 pm

El aumento de las temperaturas que se está experimentando en los últimos años como resultado del cambio climático está exponiendo a un alto riesgo para la salud a las poblaciones más vulnerables en todo el mundo, según revela una nueva investigación llevada a cabo por profesionales médicos y académicos de 27 organizaciones participantes, que recoge que en 2017 se perdieron 153.000 millones de horas de trabajo debido al calor extremo por causa del cambio climático.

En el documento ‘Lancet Countdown Report 2018‘ se analiza, a nivel mundial, la evolución del cambio climático y la eficacia de las medidas adoptadas hasta ahora para tratar de evitar sus consecuencias negativas, al tiempo que incluye una serie de recomendaciones dirigidas a la Comisión Europea para poner freno a esta situación.

Tal y como se concluye en el informe, el año pasado hubo 57 millones más de personas vulnerables sometidas a una ola de calor respecto al año 2000, y 18 millones más que en 2016. Asimismo, se calcula que en 2017 se perdieron 153.000 millones de horas de trabajo debido al calor extremo como resultado del cambio climático. A nivel mundial, Europa y el este del Mediterráneo están especialmente en riesgo, probablemente debido al envejecimiento de la población que vive en ciudades, con un 42 y un 43 por ciento, respectivamente, de los mayores de 65 años vulnerables a la exposición al calor.

En concreto, el estudio ‘The Lancet Countdown’ estudia la exposición al calor de la población en relación a cuatro indicadores clave: vulnerabilidad al cambio climático, efectos de las temperaturas en la salud, las olas de calor, y los efectos en la capacidad laboral. Así, las enfermedades relacionadas con el calor continúan aumentando a nivel mundial como resultado del aumento de la temperatura promedio y los cambios en las precipitaciones, especialmente la propagación de enfermedades infecciosas como el dengue.

Recomendaciones de la SEMI

Dentro de esta iniciativa y fruto de la colaboración entre Lancet Countdown y la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), se elaboró el documento relacionado ‘Cambio climático y salud’, con el que se pretende sensibilizar a los responsables políticos españoles y a la sociedad en general sobre los riesgos del calentamiento del planeta y la importancia de adoptar las medidas para prevenirlo.

Este segundo documento va dirigido especialmente a los profesionales de la salud en España por su papel clave en la prevención. Así lo asegura el doctor Bernardino Roca, especialista en Medicina Interna y autor del documento ‘Cambio climático y salud’, quien asegura que “el personal sanitario español debe jugar un papel central en concienciar a la población sobre los riesgos del cambio climático y su prevención”.

Las temperaturas del planeta subieron de media 0,3 grados entre 1986 y el 2017, pero el incremento en las zonas habitadas es más del doble (0,8°C), según el ­estudio. De hecho, según el Servicio de Ciencia y Conocimiento de la Unión Europea, por cada grado que aumenta la temperatura ambiente, la mortalidad se incrementa hasta un 4 por ciento. Esto supone un aumento de 30.000 muertes por año para la década de 2030.

En los planes de estudio

Por ello, el documento adaptado a España elaborado por la SEMI y Lancet Countdown incluye una serie de recomendaciones para situar al cambio climático y sus efectos como un problema importante de salud de cara a la opinión pública y la Administración en España.

Así, se plantea la necesidad de integrar la influencia del cambio climático en la salud en los planes de estudio de las Ciencias Médicas y de la Salud; asegurar la coordinación y financiación para dar respuesta a las olas de calor; comunicar, educar y advertir a la población de la amenaza que genera el cambio climático para la salud; disminuir las muertes relacionadas con la contaminación del aire; reducir la emisión de gases de efecto invernadero; y el compromiso con la eliminación del carbón en España para antes de 2030, mediante una rápida transición hacia energías renovables, entre otras cuestiones.

Deja un comentario