Política y Sociedad Afecta a 3.500 facultativos residentes de hospitales y centros de salud

Metges de Catalunya convoca una huelga MIR del 21 al 23 de septiembre

— Barcelona 10 Sep, 2020 - 4:29 pm

Este jueves, 10 de septiembre, el sindicato Metges de Catalunya (MC) ha presentado en la Consejería de Trabajo de la Generalitat una convocatoria de huelga dirigida a los Médicos Internos Residentes (MIR) que se forman y prestan servicios asistenciales en el sistema sanitario regional, público y concertado, un paro que se desarrollará desde el lunes 21 de septiembre y hasta el miércoles 23 del mismo mes.

Los 3.500 facultativos residentes de todos los niveles (de R1 a R5) de los hospitales y centros de Atención Primaria de Cataluña están llamados a la huelga, que tiene por objetivo la mejora de las condiciones laborales y retributivas y, muy especialmente, de las condiciones formativas de los MIR.

Dicha organización sindical denuncia el “trato injusto” y el rango de “trabajadores precarios” que define a los médicos especialistas en formación desde los recortes sanitarios, situación que se vio “extremadamente agravada” por la pandemia del coronavirus, que cambió las condiciones de trabajo y afectó a la formación y la retribución de estos profesionales médicos.

Para “dignificar el ejercicio profesional de los MIR”, Metges de Catalunya trasladó a la cartera sanitaria del Gobierno de esta comunidad autónoma una serie de reivindicaciones divididas en tres bloques: formación, condiciones laborales y retribuciones. En ellas, reclama que “se garantice y se respete el tiempo que los residentes deben dedicar a la formación no asistencial, tanto dentro de su jornada laboral como mediante la asistencia a cursos, congresos y otras actividades formativas”.

Ámbito laboral y retribuciones

Así, este sindicato pide que “el 15 por ciento de la jornada ordinaria se destine a la formación y que se reserven 10 días anuales, como mínimo, para la participación en actos formativos”. En este sentido, recuerda que “la prioridad del sistema MIR es la formación especializada de los facultativos y no la dotación de personal en los centros de salud”.

En el ámbito laboral, esta organización quiere que se borre la imagen de “peones” con que a menudo se asocia la tarea de los residentes y se vele por sus derechos laborales básicos, incluido el derecho a la conciliación. Sobre las retribuciones, exige “un incremento del sueldo base (sin guardias) de los MIR para que dejen de ser trabajadores mileuristas”, así como la mejora del precio de la hora de guardia.