Industria farmacéutica Según un estudio presentado en una jornada online patrocinada por Takeda

El 30% de menores aislados por la Covid-19 presenta síntomas de estrés postraumático

— Madrid 25 May, 2020 - 12:00 pm

Según revela uno de los primeros estudios realizados sobre la actual situación de las familias, un 30 por ciento de los niños y adolescentes aislados o en cuarentena como consecuencia de la pandemia de la Covid-19 podría presentar síntomas de estrés postraumático y el 85 por ciento de ellos tiene padres también con dicha sintomatología, unos datos, entre otros, que fueron revelados durante el ‘Webinar Duelo y Trauma en la Infancia y Adolescencia en los Tiempos de Covid-19‘, el primero de una serie organizados por la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente (AEPNYA) con el patrocinio de la compañía biofarmacéutica Takeda.

Así, dicha entidad coopera con la AEPNYA para la difusión de tres webinars que tienen como finalidad ayudar a prevenir el trauma infantil durante el confinamiento y analizar los retos a los que se enfrenta la atención psiquiátrica de los más pequeños como consecuencia de los cambios que está sufriendo nuestra sociedad a raíz de la actual pandemia.

“Nos estamos enfrentando a una situación sin precedentes, una pandemia que no permite a los niños y adolescentes visitar a sus seres queridos o participar de los rituales de despedida y que les impide acudir a la escuela o salir a la calle a realizar actividades de ocio, pero que mantiene las conexiones digitales que posibilitan el acceso a la información. Desde AEPNYA, hemos visto la necesidad de realizar acciones que permitan tanto a la población como a nuestros compañeros de profesión reflexionar sobre lo que podemos hacer y tener un papel proactivo ante las demandas de la población”, explica la doctora Abigail Huertas, que es psiquiatra del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Según asegura esta especialista, en el primer webinar se abordó “cómo la Covid-19 está transformando todos los aspectos de nuestra vida y, aunque muchas familias y menores son resilientes a las pérdidas, al estrés y al miedo asociado a esta epidemia, la situación puede contribuir a la aparición o empeoramiento de trastornos relacionados con el estrés”.

Papel de la Atención Primaria

Por ello, Abigail Huertas resalta que “existe una necesidad urgente de disminuir grietas en el sistema de Salud Mental para enfrentarse a este desafío sin precedentes y evitar que esta situación tan estresante alcance niveles traumáticos en los pacientes. Fortalecer la atención comunitaria y detectar los casos más vulnerables es prioritario”.

En esta línea, dicha psiquiatra señala que “en el segundo webinar, se abordó el importante papel que desempeña la red asistencial de Atención Primaria para atender las consecuencias de la pandemia sobre la Salud Mental de niños y adolescentes. El pediatra o el médico de Atención Primaria están en un lugar privilegiado por su accesibilidad, proximidad y conocimiento previo de la familia”.

Respecto a los niños y adolescentes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es otro de los grupos que más pueden acusar las consecuencias de la cuarentena, por lo que su situación se abordará en el tercer webinar, que se celebra este lunes, 25 de mayo. Según esta especialista, los ponentes destacan “los pacientes con problemas externalizantes, tales como el TDAH, el trastorno oposicionista desafiante y el trastorno disocial, pueden presentar mayor riesgo de desbordamiento conductual, desorganización y abuso de nuevas tecnologías, de difícil manejo familiar en situación de confinamiento”.