Política y Sociedad la omc defiende una triple acción

La profesión médica exige una actuación efectiva de Sanidad ante la reactivación de la Covid-19

— Madrid 1 Sep, 2020 - 1:01 pm

La Organización Médica Colegial (OMC), en representación de la profesión médica, ha reclamado “responsabilidad a la ciudadanía y una actuación efectiva del Ministerio de Sanidad y de todas las Administraciones ante la reactivación de la Covid-19”, para evitar “que la situación se descontrole”.

Esta corporación muestra su “desconsuelo” por las “disputas y rivalidades entre fuerzas políticas e instituciones, cuando deberían estar remando todos en la misma dirección”; y destaca que “el mes de septiembre genera entre los sanitarios una creciente sensación de temor y desolación por el progresivo aumento de casos graves que amenaza con inundar nuestros centros de salud, urgencias y hospitales”.

Serafín Romero

Por ello, esta organización defiende “una triple acción: concienciar a la población, movilizar a las instituciones y generar una gobernanza común para este proceso”. En este sentido, recuerda que “el incremento de casos confirmados, desde principios del mes de julio, ha acabado en agosto multiplicando por 10 los datos de junio”.

No obstante, “por el momento, los ingresos hospitalarios y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se mantienen en cifras por debajo de los pasados meses de marzo y abril; la edad menor de los casos y la mayor proporción de asintomáticos pueden explicar la menor morbilidad hospitalaria y letalidad”, señala la OMC. “Además, la mejora en la protección de los mayores en las residencias y los sistemas de prevención de contagios en el ámbito sanitario pueden estar ejerciendo una barrera protectora para evitar que la Covid-19 vuelva a extenderse a la población más vulnerable”, valora.

Riesgo de desbordamiento

“Los datos de incremento en la incidencia muestran una gran diferencia geográfica, y señalan hacia una diversidad de factores de riesgo”, mientras que “el número y amplitud de brotes suponen un claro riesgo de desbordamiento de la capacidad local de control”, continúa esta institución, que llama la atención sobre “ejemplos de prácticas temerarias en el ocio nocturno o en fiestas juveniles, que escandalizan por su irresponsabilidad y cuestionan la capacidad y decisión de las autoridades para imponer las restricciones establecidas por la Ley”.

Asimismo, “hay un relajamiento silente de la distancia física, y las medidas de protección e higiene”, incide este organismo. De esta manera, considera que “la diligencia y rapidez en la actuación de los rastreadores es esencial para que no cunda la incertidumbre y no se multipliquen los incumplimientos de aislamientos y cuarentenas”. Esta organización también recalca la “decepción” de los sanitarios, ya que “el refuerzo de la atención sanitaria y de la Salud Pública ha sido desigual y precario, y sigue faltando un liderazgo común en la respuesta sanitaria de todos frente a la Covid-19”.

Así, la OMC recuerda que “la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, propuso para el ámbito de Sanidad y Salud Pública, un conjunto de 71 propuestas, que pueden ayudar a trazar una hoja de ruta reformista” y se suma a la propuesta “de una evaluación independiente que permita entender la dificultad de control de la Covid-19 en España, recientemente publicada en The Lancet“. Finalmente, solicita su “participación real en la toma de decisiones”.

Teorías pseudocientíficas negacionistas

Por otro lado, el Foro de la Profesión Médica de España (FPME) pide, a través de un comunicado, que no se dé credibilidad a las “teorías pseudocientíficas negacionistas de la Covid-19”, movimientos “entre los que se encuentran algunos profesionales médicos que cuestionan la existencia de la Covid-19 y se oponen a las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias, como el uso de mascarillas, la cuarentena y la distancia física”.

“En un contexto de pandemia como el que nos encontramos, estas actuaciones pueden generar una importante alarma social y pueden alentar de manera irresponsable a la desobediencia civil, además de ser contrarias a la evidencia científica existente. Las manifestaciones de estos médicos negacionistas pueden suponer un grave peligro para la Salud Pública”, declara el propio Foro, que está integrado por la OMC, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), los consejos Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS) y Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), y la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM).