Política y Sociedad por la pandemia

La Sociedad de Médicos Generales y de Familia pide reordenar la atención a la cronicidad

— Madrid 10 Sep, 2020 - 1:50 pm

Durante el webinar ‘Paciente crónico ¿y ahora qué?‘, organizado por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y la compañía farmacéutica Boehringer, el doctor Carlos Miranda, que es el responsable del Grupo de Trabajo de Diabetes de la citada sociedad científica, ha indicado que “en la era post Covid-19 es necesaria una reordenación de la atención a la cronicidad que dé respuesta a las necesidades reales que han aflorado y a las debilidades de organización del sistema sanitario”.

En relación con la práctica asistencial, dicho especialista remarcó que “tiene que haber un antes y un después con la puesta en marcha de medidas desde la Atención Primaria para la mejora inmediata de la atención a la cronicidad, como, por ejemplo, la potenciación de recursos telemáticos, básica en esta nueva normalidad”.

Del mismo modo, este portavoz de la SEMG cree que “hay que disponer en los centros de salud de bases de datos actualizadas; líneas telefónicas suficientes, aparatos móviles o webcam, u otro sistema para enviar o recibir imágenes médicas desde los domicilios y consultas, siempre con los requisitos de seguridad precisos”. En la atención presencial, añadió que “se debe primar la seguridad del profesional y del paciente crónico, y se deben implantar medidas que mejoren la coordinación entre la Atención Primaria y la Atención Hospitalaria”.

En lo que respecta a la asistencia telemática en diabetes, según Carlos Miranda, “se pueden evitar muchas consultas presenciales para evaluar resultados de analíticas, cumplimiento terapéutico, valores de presión arterial, peso o perfiles glucémicos”.

Participación activa del paciente

Sin embargo, dicho especialista matizó que “hay que tener en cuenta que hay actividades puramente presenciales, como son extracciones de sangre, exploración de los pies, retinografía, electrocardiografía, vacunaciones y adiestramiento en manejo de glucómetros e insulinización”.

Los consensos de la ssociaciones Estadounidense de Diabetes (ADA) y Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) señalan la necesidad de una individualización en función de las características de cada persona y la participación activa del paciente en el tratamiento, “lo que precisa de una educación terapéutica que proporcione actitudes, conocimientos y habilidades para una gestión eficaz de la enfermedad”, puntualizó Miranda.