Política y Sociedad además, ordena a las administraciones garantizar la suficiente disponibilidad de sanitarios

El Gobierno endurece el uso de las mascarillas, que serán obligatorias también en playas y piscinas

— madrid 30 Mar, 2021 - 12:26 pm

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado, en su edición de este martes, 30 de marzo, una nueva ley que obliga al uso de la mascarilla “en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público”, exista o no distancia de seguridad, es decir, de 1,5 metros, por lo que en lugares como las playas y piscinas también se ordena su uso aunque haya separación entre las personas.

De esta manera, la Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la enfermedad causada por la Covid-19, impone esta obligación a las Administraciones de las comunidades autónomas.

Hasta ahora, tal y como publica el Gobierno en su web, la mascarilla en espacios al aire libre era obligatoria cuando no se podía cumplir la distancia interpersonal mínima de 1,5 metros. Ahora, esta directriz queda obsoleta y los Ejecutivos regionales deben adaptar sus reglamentos.

Por tanto, esto afecta también a las comunidades autónomas en las que el uso de la mascarilla no era obligatorio, siempre que se guardara la distancia de seguridad, en espacios abiertos, como las playas y piscinas, pues, a partir de la entrada en vigor de esta ley, este miércoles, 31 de marzo, sí lo será.

Excepciones a la norma

La obligación de usar mascarilla abarca a todas las personas mayores de seis años, excepto a aquellas que “presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización”, recoge el BOE.

“Tampoco será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias”, continúa esta Ley.

Por otro lado, llevar mascarilla es de obligado cumplimiento “en los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio. En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote”, detalla este texto.

Reorganización de profesionales

La misma Ley establece que las Administraciones competentes “velarán por garantizar la suficiente disponibilidad de profesionales sanitarios con capacidad de reorganización de los mismos de acuerdo con las prioridades en cada momento. En particular, garantizarán un número suficiente de profesionales involucrados en la prevención y control de la enfermedad, su diagnóstico temprano, la atención a los casos y la vigilancia epidemiológica”.

Además, “las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas deben tener planes de contingencia que garanticen la capacidad de respuesta y la coordinación entre los servicios de Salud Pública, Atención Primaria y Atención Hospitalaria”, expresa esta norma.