Política y Sociedad Entrevista con la consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria

María Luisa Real: Lo más relevante ha sido mantener el acceso a la Sanidad con calidad y equidad

Con motivo del ocaso de la presente legislatura, así como de la cercanía en el tiempo de las elecciones autonómicas del domingo, 26 de mayo, Acta Sanitaria ha pulsado la opinión de la consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María Luisa Real, que considera que, de las llevadas a cabo en materia sanitaria por el Ejecutivo regional, «la medida más relevante ha sido mantener el acceso a la Sanidad Pública en condiciones de calidad e igualdad». Además, la titular de esta cartera de la Administración cántabra considera que se experimentaron mejoras en, entre otros campos, la Atención Primaria, el parque tecnológico y las condiciones laborales de los profesionales.

María Luisa Real

Acta Sanitaria (AS).- ¿Qué balance hace de la legislatura? ¿Cree que han sido cuatro años satisfactorios para la Sanidad cántabra?

María Luisa Real (MLR).- En Sanidad es difícil, por no decir imposible, estar plenamente satisfecho con el trabajo realizado, porque siempre quedan cuestiones por hacer y aspectos que mejorar. Si tengo que resumir en una sala frase el balance de la Sanidad de Cantabria en estos cuatro años de legislatura, yo lo definiría como moderadamente satisfactorio. Cantabria, como el conjunto de España, cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, tanto en resultados en salud como en calidad y eficiencia; con profesionales cualificados y comprometidos con la atención de sus pacientes. Esto no quiere decir que no existan problemas y dificultades de los que todos somos conscientes y debemos trabajar para su mejora y resolución. El proyecto elaborado para estos cuatro años por la Consejería de Sanidad de Cantabria establecía tres líneas de actuación prioritarias: la lucha contra las desigualdades en salud, el desarrollo de la estrategia de la cronicidad y la calidad en todos los procesos. Y todo ello desde nuestra defensa de un modelo sanitario con cobertura universal, de gestión pública y suficientemente financiado. Nosotros defendemos que nuestro modelo sanitario es sostenible, aunque históricamente haya estado infrafinanciado. En este sentido, el balance de lo realizado hasta ahora es, como ya he comentado, moderadamente positivo; porque hemos avanzado en la equidad de nuestro sistema de salud; se ha realizado una importante renovación de las infraestructuras y la tecnología sanitaria; estamos dotando a la Atención Primaria con herramientas para transformarla en el centro de la asistencia y como coordinadora de los recursos; está en marcha una reorganización de nuestro modelo asistencial para orientarlo hacia la asistencia de personas con problemas crónicos más que en la atención de procesos agudos y, por último, hemos recuperado derechos y condiciones laborales de nuestros profesionales.

AS.- ¿Qué medidas tomadas durante este tiempo desde la Consejería de Sanidad del Gobierno regional son las que más destaca?

MLR.- Sin duda, la medida más relevante ha sido mantener el acceso a la Sanidad Pública en condiciones de calidad e igualdad para todas las personas que residen en Cantabria, independientemente de su situación económica o administrativa. Un objetivo cumplido a pesar del empeño del anterior Gobierno de recurrir las normativas autonómicas que, como en el caso de Cantabria, regulaban la inclusión en el sistema sanitario autonómico de las personas residentes excluidas del sistema de prestaciones de la Sanidad Pública por el Real Decreto-ley 16/2012. Este Real Decreto 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), aprobado por el Gobierno nacional del PP, supuso que colectivos de personas quedasen excluidos del derecho a la protección de la salud, al asentar el derecho en un concepto de asegurado, desterrado desde la Ley General de Sanidad del Gobierno socialista de 1986, precursora del derecho a la protección de la salud con vocación de universalidad. A nivel de Cantabria, en el marco de las limitadas competencias autonómicas, aprobamos con carácter inmediato al inicio de esta legislatura, por la Consejería de Sanidad, la “Orden SAN/38/2015, de 7 de agosto, por la que se regula la inclusión en el sistema sanitario público de Cantabria de las personas residentes en la comunidad autónoma que no tengan acceso a un sistema de protección sanitaria pública”. Una Orden cuya finalidad era la recuperación en Cantabria de la atención sanitaria universal para todos los excluidos por el Real Decreto 16/2012.

«Cantabria, como el conjunto de España, cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo»

Otro aspecto que quisiera destacar es el impulso dado a la atención a las personas con problemas de Salud Mental en nuestra comunidad autónoma, con el objetivo de que la atención a estas personas se realice, al menos, en las mismas condiciones que se da a cualquier otro problema de salud y que haya equidad en el acceso a los recursos. Este principio es lo que ha guiado todas las actuaciones realizadas a lo largo de estos años. La asistencia hospitalaria de media estancia psiquiátrica ha dado un giro radical, tras el cierre de las instalaciones del Hospital de Parayas y el traslado de la hospitalización a unas instalaciones modernas, totalmente renovadas y con nuevos servicios, como hospital de día y gimnasio, dentro de las instalaciones en Liencres del Hospital Valdecilla. También hemos aumentado los dispositivos de hospitales de día, de tal manera que ya están presentes en todas las áreas. En cuanto a la hospitalización infantil, el Hospital Valdecilla dispone ahora de camas para niños y/o adolescentes separadas y diferenciadas de la atención a adultos. También se ha puesto en marcha un hospital de día infanto-juvenil, para atender a la población de toda Cantabria y toda la hospitalización mental infanto-juvenil de media y larga estancia se realiza en nuestra comunidad, sin que ningún niño tenga que ser hospitalizado fuera de Cantabria. En cuanto a la atención comunitaria, hemos aumentado los recursos de personal de las unidades de Salud Mental, siguiendo un criterio poblacional, potenciando aquellas áreas en las que la ratio de profesionales era más baja, además de instalar una Unidad de Salud Mental en el centro de salud Montaña y una nueva unidad de Salud Mental en Castro-Urdiales, tras la apertura del centro de especialidades. También se han creado unidades de atención psicológica específica para víctimas de violencia de género en todas las áreas sanitarias; y, por último, se ha fomentado el uso de las nuevas tecnologías en atención mental, como la telepsiquiatría para la atención de los pacientes de las zonas más alejadas de nuestra región.

Hemos dado pasos muy importantes para en la modernización de nuestro sistema sanitario, posibilitando la renovación tecnológica, realizando importantes inversiones en obras, infraestructuras y equipamiento y priorizando el acceso de los ciudadanos en condiciones de equidad, independientemente de su lugar de residencia, a recursos sanitarios con importante repercusión en resultados en salud. Se ha avanzado en los proyectos de ampliación de los hospitales de Sierrallana y de Laredo como hospitales del siglo XXI, para dar respuesta a las necesidades actuales de la población que atienden a través del desarrollo de los planes funcionales de ambos hospitales. Y, aunque aún no estamos satisfechos con las cifras obtenidas, se han mejorado las listas de espera, fundamentalmente de las personas pendientes de una intervención quirúrgica. Y, por supuesto, también quiero destacar todas las medidas relacionadas con el desarrollo y fortalecimiento de la Atención Primaria.

AS.- ¿Considera que han quedado cosas en el tintero? ¿Qué acciones llevará a cabo si repite como consejera tras las elecciones del 26 de mayo?

MLR.- Por supuesto que quedan cuestiones pendientes de completar su desarrollo: los planes funcionales de los hospitales de Sierrallana y Laredo, la asistencia oncológica en red, el desarrollo de la telemedicina, la extensión de la estrategia de la cronicidad, continuar la reforma de la Atención Primaria, etc. Las actuaciones

María Luisa Real

prioritarias para este año están definidas en el presupuesto de la Consejería de Sanidad para 2019 aprobado por el Parlamento de Cantabria. Un presupuesto que va a

permitir seguir desarrollando los objetivos de la Consejería de Sanidad para esta legislatura: luchar contra las desigualdades en salud, mejorar la calidad asistencial y mejorar la atención a la cronicidad. Mi deseo es que la política de la Consejería de Sanidad, más allá de quién esté al frente de la misma, esté en la línea de afianzar y reforzar las políticas puestas en marcha durante estos años. Con actuaciones destinadas a asegurar, a las personas residentes en Cantabria, una asistencia sanitaria universal, con equidad, calidad, seguridad, eficiencia y sostenibilidad en el tiempo; priorizando el acceso de los ciudadanos en condiciones de equidad, independientemente de su lugar de residencia, a recursos sanitarios con importante repercusión en resultados de salud.

AS.- Centrando el análisis, ¿cómo ha sido la relación con los profesionales sanitarios? ¿Qué decisiones son las que más les han afectado?

MLR.- La consideración de los empleados públicos en general, y de los profesionales de la Sanidad en particular, sufrió grandes recortes en la legislatura del Gobierno del PP, lo que se tradujo en importantes pérdidas en sus condiciones laborales (retributivas, de jornada, permisos, fondos para formación, carrera y desarrollo profesional, estabilidad de empleo, etc.). Por ello, uno de los ejes de la política sanitaria en esta legislatura ha sido revertir esa situación, lo que ha exigido un importantísimo esfuerzo, presupuestario, pero también gestor. Siempre desde el diálogo y la negociación con todos los profesionales y sus representantes. Así, al inicio de la legislatura, firmamos por unanimidad con todas las organizaciones sindicales de la Mesa de negociación, como representativas de todos los empleados/as de Sanidad, el Acuerdo para la recuperación de condiciones de trabajo y mejora del empleo público en el ámbito sanitario de Cantabria, publicado en el BOC de 30.10.2015. Un Acuerdo que, a diferencia de la forma de actuar del anterior Gobierno, no recorta, sino que recupera derechos (permisos, pagas extras, Carrera Profesional, etc.), además de fijar la hoja de ruta en los temas a negociar en la legislatura. Fruto de ello han sido el acuerdo de comisiones de servicio con criterios de concesión para todos los profesionales o la recuperación de los concursos de traslados.

«Estamos dotando a la Atención Primaria con herramientas para transformarla en el centro de la asistencia»

Unas de las medidas más importantes han sido los acuerdos de Carrera Profesional y Desarrollo Profesional para todos los profesionales del Servicio Cántabro de Salud (SCS). La convocatoria de este año y el conjunto de medidas tomadas a lo largo de la actual legislatura son, además de un reconocimiento al importante papel que los profesionales tienen en la Sanidad de Cantabria, una herramienta de mejora de la calidad asistencial y de incentivación del personal estatutario del servicio de salud. El sistema de Carrera Profesional estaba suspendido desde 2012 y la Consejería de Sanidad ha ido levantando progresivamente los grados suspendidos. Desde el 1 de enero de 2018 no solo se ha recuperado la situación previa a su suspensión, sino que se han incorporado mejoras sustanciales sobre el modelo previo que facilitan el acceso al sistema de Carrera Profesional. Mejoras como la modificación de los baremos y requisitos establecidos, y la incorporación de los años de trabajo realizados durante el periodo de residencia en el cómputo de años para la Carrera Profesional, cuantificándose por primera vez el periodo de MIR. Además, desde el 1 de enero de 2018, los interinos pueden acceder a la Carrera Profesional en igualdad de condiciones que el personal fijo, de tal manera que, en la actualidad, el personal interino tiene reconocido la Carrera Profesional, con la correspondiente retribución económica. El objetivo de la Consejería de Sanidad ha sido cubrir todas las plazas de interinos por titulares. Se han ejecutado las convocatorias de oposiciones pendientes de la legislatura anterior, 2012, 2013, 2014, 2015, y se han convocado nuevas ofertas más sustanciosas en número de categorías y plazas, encontrándose en ejecución las convocatorias de 2016 y 2017 y ofertadas las de 2018. Junto a este impulso de las Ofertas Públicas de Empleo (OPE), hemos transformado los nombramientos eventuales en plazas interinas estructurales y creado nuevas plazas de profesionales sanitarios.

También hemos introducido una modificación normativa que permite trabajar a médicos extracomunitarios con el correspondiente título de especialista dentro del SCS y posibilitado el retraso voluntario de jubilación para médicos de Familia y pediatras, hasta los 70 años. Por otra parte, nuestro compromiso con la igualdad entre hombres y mujeres en el empleo del sector sanitario público ha dado lugar al reconocimiento en el SCS del derecho a mantener la percepción del complemento retributivo de guardias, en situaciones relacionadas con el embarazo y la maternidad. Junto a ello, se ha impulsado la elaboración de Planes de Igualdad, aprobándose los de la Fundación Marqués de Valdecilla y el Hospital Virtual Valdecilla, estando a punto de finalizar los del IDIVAL y el SCS. En cuanto a la Atención Primaria, algunas medidas específicas para mejorar la situación laboral de los profesionales y facilitar la mejora de la calidad asistencial han sido la retribución de la autocobertura, el programa especial para la atención fuera de horario si falta algún efectivo y el establecimiento de los contratos de continuidad para profesionales (contratos eventuales de duración anuales) para reforzar la atención en los centros de salud y cubrir ausencias de los médicos de Familia y/o pediatras.

AS.- La Atención Primaria es asunto de debate nacional. ¿Cómo se ha mejorado su situación en esta comunidad autónoma?

MLR.- La Atención Primaria es clave en nuestro sistema de salud, que es uno de los mejores sistemas de salud del mundo, tanto en resultados en salud, en calidad, como en eficiencia. De ahí el firme compromiso de la Consejería de Sanidad de Cantabria con el desarrollo y fortalecimiento de la Atención Primaria en nuestra comunidad. La Atención Primaria no solo es la puerta de entrada al sistema sanitario, sino que es el eje fundamental del mantenimiento y continuidad de la asistencia sanitaria, tanto en aspectos de diagnóstico y tratamiento como de promoción, prevención o rehabilitación. Además, los profesionales de Atención Primaria han de ser los coordinadores de la mayoría de los recursos sanitarios. En este sentido, la Consejería de Sanidad ha tomado un importante número de iniciativas que han estado en la línea de las medidas expuestas en el ‘Decálogo de objetivos del foro de médicos de Atención Primaria‘ y que entroncan perfectamente con el recientemente aprobado ‘Marco estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria‘, impulsado desde el Ministerio de Sanidad y que cuenta con nuestro total respaldo. Nuestro compromiso con la Atención Primaria se manifiesta con la financiación que el presupuesto de Cantabria destina a la Atención Primaria, que hemos ido aumentando año tras año, de tal manera que en el presupuesto para 2019, la partida destinada a la Gerencia de Atención Primaria alcanza el 19 por ciento del presupuesto total del SCS.

«Hemos recuperado derechos y condiciones laborales de nuestros profesionales»

Una preocupación constante de los profesionales de Atención Primaria, porque condiciona la calidad de la asistencia que se puede prestar, es contar con un tiempo óptimo para la atención de los pacientes.» Cantabria mantiene una de las mejores ratios de profesionales de Atención Primaria por población atendida, por debajo de la media del SNS y, ello, sin contar con los profesionales con “nombramiento de continuidad” que, en la actualidad, con contratos de un año, realizan su tarea en el 100 por cien de los Equipos de Atención Primaria y en los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP ). Además, en Cantabria hemos desarrollado el proyecto “Gestión de la demanda & Agendas de calidad”, que incluye, además de la formación específica del personal de admisión, la incorporación de los contratos de continuidad al 100 por cien de los centros de salud, SUAP y áreas sanitarias para Pediatría, las agendas de 10 minutos y huecos específicos reservados para citas indemorables en el día. Y hemos aprobado recientemente un acuerdo negociado en la Mesa Sectorial para la limitación del número de pacientes la agenda diaria y la organización de la demanda no programada. Desde la Consejería de Sanidad de Cantabria se ha apostado de una manera firme por la implantación de la estrategia de la cronicidad, cuya gestión se encuentra encuadrada dentro de la Gerencia de Atención Primaria. Su desarrollo coloca a la Atención Primaria como eje de la necesaria reorganización de los sistemas de atención sanitaria y social, para afrontar las necesidades y las expectativas de la población, tanto en la promoción y prevención de la salud como en el tratamiento, atención y cuidado de las enfermedades crónicas; pero, además, persigue revitalizar el papel de la Medicina de Atención Primaria en nuestro sistema sanitario y colocarlo en el centro del sistema asistencial.

Para el fortalecimiento del papel de la Atención Primaria dentro del sistema sanitario, hemos tomado medidas que están dirigidas a mejorar la, ya de por sí elevada, capacidad de respuesta y resolución de la Atención Primaria ante los problemas y las demandas relacionadas con la salud de los ciudadanos. Ya desde 2016, los médicos de Atención Primaria (médicos de Familia y pediatras) en Cantabria tienen acceso al catálogo completo de pruebas complementarias, en igualdad de condiciones y con el mismo protocolo que los médicos de hospital. Y cuando me refiero a las pruebas complementarias incluyo no solo las pruebas de laboratorio, sino también las de diagnóstico por la imagen, endoscopias y densitometrías. Se han dotado de electrocardiogramas y desfibriladores todos los centros de salud y consultorios, extendido la telemedicina, de manera especial la teledermatología, y la retinografía; además de incorporar el programa de cirugía menor en Atención Primaria. Igualmente, hemos apostado por la incorporación de la ecografía en los equipos de Atención Primaria, que ya está disponible en más de la mitad de los centros de salud de Cantabria, tras completar los profesionales la formación específica programada. Por otra parte, estamos trabajando para aumentar la presencia de la Atención Primaria en la universidad, fruto de lo cual se ha modificado el Convenio con la Universidad de Cantabria para que la Atención Primaria sea un área de preferencia para la creación de plazas vinculadas, se ha incrementado el número de profesores asociados y colaboradores de centros de salud universitarios y, por primera vez, se ha implantado la asignatura optativa de Atención Primaria dentro de la formación curricular de la Carrera de Medicina. También hemos facilitado el acceso de la Atención Primaria a la formación e investigación, posibilitando la investigación para los profesionales de Atención Primaria a través del IDIVAL, nuestro instituto de investigación biosanitaria, con líneas de financiación específicas.

AS.- En el ámbito tecnológico y de mejora de las infraestructuras sanitarias ha habido un gran avance, ¿no es así?

MLR.- El parque de alta tecnología de los hospitales de Cantabria estaba obsoleto, tras años sin proceder a su renovación, por lo que se ha tenido que realizar una completa renovación, además de incorporar la tecnología más puntera. Porque, en Sanidad, el equipamiento tecnológico se queda obsoleto con una enorme rapidez. Más aún en una comunidad autónoma como Cantabria, que cuenta con un hospital puntero, como es Valdecilla. Lógicamente, la renovación ha sido más importante en el hospital Valdecilla, al ser el de referencia de nuestra región que, además, siempre se ha caracterizado por estar al frente de la innovación. La renovación en Valdecilla incluye, entre otros equipamientos, acelerador lineal, robot Da Vinci, quirófano híbrido, equipo de radioterapia intraoperatoria, RNM, TC de doble tubo, ecógrafos alta gama, ecocardiógrafo digital, Gammacámara, PET-TAC, láser urología, recuperador de órganos en asistolia, robot de farmacia para citostáticos, microscopio para oftalmología, actualización de salas de radiología con y sin telemetría (2+3), actualización de RNM y de angiógrafo digital, equipo de radiología digital portátil, equipos de anestesia, mamógrafo…

«Se ha realizado una importante renovación de las infraestructuras y la tecnología sanitaria»

Pero también se han renovado los equipamientos de los hospitales comarcales en la línea de mejorar la equidad real de las prestaciones sanitarias. Así, el Hospital Sierrallana se ha dotado de un segundo TAC, mamógrafo con tomosíntesis y sala de Radiología digital; y en el Hospital de Laredo se incluye, por primera vez, un equipo de resonancia magnética para dar servicio a la población del área de salud de Laredo, que no se tendrán que desplazar a Santander, a Valdecilla. Esta renovación tecnológica era imprescindible para seguir manteniendo la calidad y el prestigio de nuestro sistema sanitario, pero sobre todo para poder seguir prestando una asistencia sanitaria con las máximas garantías de calidad y de seguridad para los pacientes, contando con una tecnología que cada vez es más precisa, con mayor rendimiento y con menores riesgos. En cuanto a las infraestructuras sanitarias, hemos puesto en marcha los planes funcionales de los hospitales comarcales de Sierrallana y Laredo, para adaptarlos a las necesidades sanitarias del siglo XXI. En el caso del Hospital Sierrallana, está en marcha la construcción de un nuevo edificio para albergar las consultas y los gabinetes de exploración, actualmente dispersos por el hospital, que permitirá ir ampliando y remodelando otras unidades y servicios. En cuanto al Hospital de Laredo, este mes comienzan las obras de la nueva área quirúrgica y obstétrica, y la creación de nuevas unidades. También hemos realizado un importante esfuerzo inversor en las infraestructuras de la red de centros y consultorios de Atención Primaria, con la construcción de nuevos centros, además de la renovación y ampliación de muchos de ellos.

AS.- ¿Qué importancia ha tenido en esta legislatura y tiene de cara al futuro la Sanidad Privada cántabra?

MLR.- Nosotros apostamos firmemente por mantener el carácter público del sistema de salud, que en los últimos barómetros sanitarios es el mejor valorado de España. Y trabajamos para mantener esta alta valoración que los ciudadanos de Cantabria tienen de la asistencia sanitaria pública. Somos partidarios de una Sanidad universal, gestionada y financiada públicamente, lo cual no implica que no haya colaboración en determinados aspectos con la actividad privada si ello redunda en un beneficio asistencial. Pero esta colaboración no puede incluir en ningún caso la gestión de un centro sanitario público.

Deja un comentario