Política y Sociedad Entrevista a la consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria

María Luisa Real: Hemos recuperado los derechos laborales de los profesionales de Cantabria

Cerca de cumplirse tres años desde que se celebraron las últimas elecciones en Cantabria y, por tanto, a falta de 12 meses para las próximas, Acta Sanitaria ha entrevistado a la consejera de Sanidad del Gobierno de esta comunidad autónoma, María Luisa Real, que recuerda que, desde que es la máxima responsable de esta parcela del Ejecutivo regional, se han recuperado “los derechos y condiciones laborales” de los profesionales. Además, María Luisa Real ahonda en diferentes asuntos, como la importancia de la Atención Primaria en Cantabria, la posibilidad de repetir como consejera y las promesas incumplidas por la Administración central en relación con el Hospital Universitario de Valdecilla.

María Luisa Real

Acta Sanitaria (AS).- A falta de un año para la finalización de la legislatura, ¿qué balance hace de la misma?

María Luisa Real (MLR).- A un año vista de acabar la actual legislatura es todavía prematuro hacer un balance completo de la misma, pero si puede ser un buen momento para hacer un alto en el camino y reflexionar sobre el proyecto elaborado para estos cuatro años, sobre lo realizado, lo encauzado y lo que queda por realizar. Para eso, nada mejor que recordar las tres líneas de actuación consideradas prioritarias por esta Consejería para esta etapa: la lucha contra las desigualdades en salud, el desarrollo de la estrategia de la cronicidad y la calidad en todos los procesos. Y todo ello desde nuestra defensa de un modelo sanitario con cobertura universal, de gestión pública y suficientemente financiado. Nosotros defendemos que nuestro modelo sanitario es sostenible, aunque históricamente haya estado infrafinanciado. El balance de lo realizado hasta ahora es para mí moderadamente positivo. Hemos avanzado en la equidad de nuestro sistema de salud; está en marcha una importante renovación de las infraestructuras y la tecnología sanitaria; estamos dotando a la Atención Primaria con herramientas para transformarla en el centro de la asistencia y como coordinadora de los recursos; está en marcha una reorganización de nuestro modelo asistencial para centrarlo en la asistencia de personas con problemas crónicos más que en la atención de procesos agudos, y hemos recuperado los derechos y condiciones laborales de nuestros profesionales.

AS.- ¿Le gustaría repetir como consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria?

MLR.- Hemos comenzado y desarrollado un proyecto para la Sanidad de Cantabria que todavía no está completado y que tiene un recorrido que supera el marco temporal de los cuatro años de una legislatura. Pero, desde luego, no se trata de un proyecto personalista, sino que continuará su desarrollo durante la siguiente legislatura, algo que depende de la confianza que los ciudadanos den a cada uno de las diferentes opciones políticas que se presenten a las próximas elecciones autonómicas. Si la elección es continuar con opciones políticas progresistas, estoy segura que este proyecto seguirá adelante; y esto es para mí lo importante. Lo que sí le puedo asegurar es que estaré, como lo he estado hasta ahora, dispuesta a participar en este proyecto, más allá de si lo es como consejera de Sanidad o como médico de Familia en el centro de salud en el que tengo mi puesto de trabajo.

AS.- En estos tres últimos años, el Ejecutivo al que representa ha invertido muchos recursos para renovar la tecnología sanitaria heredada. ¿Por qué era tan necesaria esta actualización?

MLR.- La respuesta es muy sencilla. Durante los últimos años, el equipamiento tecnológico de la Sanidad de Cantabria, la alta tecnología, no se ha renovado. Nos encontramos, cuando llegamos al Gobierno, con un parque tecnológico anticuado, obsoleto, sin actualizar, que en ocasiones tenía que pararse por averías, etc. Todos sabemos la rapidez con que, en Sanidad, el aparataje médico se queda obsoleto. Más aún en una comunidad autónoma como Cantabria, que cuenta con un hospital puntero, como es Valdecilla, que siempre se ha caracterizado por estar al frente de la innovación.

“La renovación tecnológica era una cuestión imprescindible”

La renovación tecnológica era una cuestión imprescindible para seguir manteniendo la calidad y el prestigio de nuestro sistema sanitario, pero sobre todo para poder seguir prestando una asistencia sanitaria con las máximas garantías de calidad y de seguridad para los pacientes, a través de tecnología más precisa, con mayor rendimiento, con menores riesgos, etc.

Además, en la línea de mejorar la equidad real de las prestaciones sanitarias, este proceso de renovación no se ha centrado solo en el hospital de referencia, sino que afecta a los hospitales comarcales. Ejemplo de ello es la dotación, por primera vez, de un equipo de Resonancia Magnética al Hospital de Laredo, que permitirá una importante mejora en la asistencia de la población de la zona oriental de Cantabria, además de que no se tendrán que desplazar a Santander, a Valdecilla. Y todo ello con el efecto adicional de aumento de actividad y mejora de las demoras.

AS.- Usted es profesional de la Medicina de Familia. ¿Cómo valora el estado de la Atención Primaria en Cantabria? ¿Seguirán incrementado su presupuesto?

MLR.- La Consejería de Sanidad de Cantabria está comprometida con el desarrollo y el fortalecimiento de la Atención Primaria (AP) en nuestra comunidad, como el centro de nuestro sistema sanitario. Y ello desde el convencimiento de que la AP no sólo es la puerta de entrada al sistema sanitario, sino que es el eje fundamental del mantenimiento y continuidad de la asistencia sanitaria, tanto en aspectos de diagnóstico y tratamiento, como de promoción, prevención y rehabilitación, y de que son los profesionales de AP los que han de ser los coordinadores de la mayoría de los recursos sanitarios.

“Cantabria está comprometida con el desarrollo y el fortalecimiento de la Atención Primaria”

De ahí nuestra apuesta por la AP, para que recupere el papel central en nuestro sistema sanitario que nunca debió dejar de ocupar. Por eso se están tomando medidas, en consonancia con las contenidas en el ‘Decálogo de objetivos del Foro de Médicos de Atención Primaria‘, para fortalecer su papel central en el sistema de salud. Una de esas medidas es, precisamente, el aumento del presupuesto que el Servicio Cántabro de Salud (SCS) destina a la Atención Primaria. De hecho, el objetivo propuesto por el Decálogo de ‘incrementar el presupuesto de la AP dentro del sistema sanitario, con el objetivo de que alcance el 16 por ciento en un año‘, es ya una realidad en Cantabria.

El presupuesto de 2017 destinaba 131.677.850 euros, un 16,35 por ciento del presupuesto sanitario, a atender las necesidades de la AP, a través de la partida específica de la Gerencia de Atención Primaria. El presupuesto de 2018 de Cantabria cuenta con una partida destinada a la Gerencia de Atención Primaria de 150.202.264 euros, lo que supone el 18% del presupuesto total destinado al SCS. Todo ello sin contar los recursos compartidos con el resto de las gerencias del SCS e incorporadas dentro de partidas generales.

AS.- ¿La reactivación del reconocimiento de la Carrera Profesional de los profesionales del Servicio Cántabro de Salud es la mejor noticia de lo que llevamos de año?

MLR.- No sé si la mejor noticia pero, sin duda, sí importante. La convocatoria de este año y el conjunto de medidas tomadas a lo largo de la actual legislatura son, además de un reconocimiento al importante papel que los profesionales tienen en la Sanidad de Cantabria, una herramienta de mejora de la calidad asistencial y de incentivación del personal estatutario del servicio de salud. El sistema de Carrera Profesional estaba suspendido desde 2012 y la Consejería de Sanidad ha ido levantando progresivamente los grados suspendidos, de tal manera que, desde el 1 de enero de 2018, no sólo se ha recuperado la situación previa a su suspensión, sino que se han incorporado mejoras sustanciales sobre el modelo previo que facilitan el acceso al sistema de Carrera Profesional.

“Se han incorporado mejoras sustanciales sobre el modelo previo que facilitan el acceso al sistema de Carrera Profesional”

Mejoras como la modificación de los baremos y requisitos establecidos y la incorporación de los años de trabajo realizados durante el periodo de residencia en el cómputo de años para la Carrera Profesional, cuantificándose, por primera, vez el periodo de MIR. Además, y por primera vez en Cantabria, desde el 1 de enero de 2018, los interinos pueden acceder a la Carrera Profesional en igualdad de condiciones que el personal fijo.

AS.- Además, el empleo sanitario continúa estabilizándose en esta comunidad autónoma, ¿no es así?

MLR.- Sí. Es correcto lo que usted comenta. El objetivo de la Consejería de Sanidad ha sido cubrir todas las plazas de interinos por titulares. Por eso, desde que asumimos la responsabilidad de Gobierno, nos hemos comprometido y hemos ido ejecutando las diferentes Ofertas Públicas de Empleo (OPE) convocadas, pero no ejecutadas, desde el año 2012. Así, hemos ejecutado las OPE de 2012, 2013, 2014 y 2015, además de convocar la OPE de 2016 y publicar la oferta de 2017. Junto a este impulso de las OPE, hemos transformado las plazas de eventuales de larga duración en interinidades, un paso previo necesario a cualquier oferta en las próximas convocatorias.

AS.- Sigue el retraso del Gobierno central en relación con la financiación del Hospital de Valdecilla. ¿Qué puede decir sobre ello? ¿Se plantean medidas de alto alcance?

MLR.- La financiación reclamada por la comunidad autónoma, respecto del Plan Director de las obras de Valdecilla, es de 200 millones de euros. El presidente del Gobierno de la nación, Mariano Rajoy, asumió, como un compromiso electoral, durante las campañas de 2011 y 2015, y personalmente ante el presidente de Cantabria, el señor Revilla, este compromiso de financiación. Un compromiso ratificado el 20 de febrero de 2017 por la ministra de Sanidad, en una reunión mantenida con esta consejera. Sin embargo, la aportación recibida a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha sido hasta la actualidad de solo 57 millones de euros: un millón en 2013, 28 millones en 2014 y otros 28 en 2015.

“El objetivo de la Consejería de Sanidad ha sido cubrir todas las plazas de interinos por titulares”

Los 22 millones incluidos vía enmienda en los PGE del 2016 no se llegaron a transferir a Cantabria y en los presupuestos del 2017 no se incluyó ninguna partida. En los PGE de 2018 hay una partida de 22 millones de euros. Evidentemente, una partida insuficiente y que llega con retraso. Pero que, dado lo que pasó con los 22 millones de 2016, que no fueron transferidos por el Gobierno de la nación al no aceptar las certificaciones presentadas en tiempo y forma por el SCS respecto al Contrato Público Privado del Hospital Valdecilla (44 millones de euros anuales), no está asegurado que sean transferidos a Cantabria. Confiamos en que la enmienda introducida en el Congreso de los Diputados por el PSOE, y que blinda estos 22 millones, cuente con el apoyo del resto de los grupos del Congreso.

Deja un comentario