Punto de vista en defensa de la farmacología clínica

Maestros de la Farmacología Clínica recientemente fallecidos: un recuerdo

“Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.

para seguir sin temor por el sendero,

pues llevo conmigo la experiencia adquirida

y la fuerza de mis anhelos…

Tengo los años necesarios para perder ya el miedo

y hacer lo que quiero y siento!”

José Saramago (1922-2010)

Si disponemos hoy de los medicamentos que nos ayudan a superar las vicisitudes de la vida para vencer la enfermedad, donde la terapia inmunológica y génica  junto al gran desarrollo de la farmacología clínica internacional, es porque tuvimos como precursores unos excelentes Maestros, de los que fundan Escuela, y alumnos aventajados que hicieron prosperar la metodología de la investigación al nivel más alto, y ahora en particular, tras el conocimiento del genoma humano “spin off” de la nueva revolución terapéutica.

Deseo hacer mención a eruditos, concurrentes en un mismo periodo de tiempo. Me honra escribir un recuerdo a Prof. Sir Colin Dollery, un exponente de vida dedicada a la investigación clínica, haciendo que la farmacología experimentase esa transformación de llevar a la práctica médica el sentido clínico, de la utilidad del conocimiento de los medicamentos en el paciente. Y en el mismo nivel científico al Prof. Dr. Sergio Erill Sáez, promotor de la farmacología clínica en España.

No vamos ahora a extendernos en conceptualizar y enumerar la gran contribución y desarrollo de la farmacología clínica al servicio de la medicina interna. Pero esta especialidad totalmente médica ha crecido con mucha fuerza. Basta enumerar los grandes “Journals” de amplia reputación científica ganada con los años. Desde los más representativos como Clin Pharmacol Ther, Br J Clin Pharmacol, Eur J Clin Pharmacol, J Clin Pharmacol, Int J Clin Pharmacol Ther, a más de 30 internacionales distribuidos por el mundo.

La expansión de la farmacología clínica nos ha sorprendido en lo que fue el bloque de países de la antigua URRS. A mis manos ha llegado una revista que nos asombra por su contenido en farmacología clínica muy necesaria para los países del “muro de Berlín”: “East European Science Journal”, que se publica en inglés, alemán, polaco y ruso.  En la década de los 80 pude comprobar el retraso colosal de los países satélites englobados en el “muro de la vergüenza”, con un gran desconocimiento en farmacología, salvo en las áreas del politburó equipados con la tecnología avanzada de la época de Estados Unidos. Quien suscribe fue testigo, pues participó en Conferencias a médicos de formación terapéutica en la antigua Yugoslavia del dictador Tito[1], [2]

Hasta la medicina tradicional china, sus adláteres de remedios antropológicos, curanderos, con respuesta al placebo, está avanzando gracias a la aplicación de los fundamentos de la farmacología clínica. Esto es, en la actualidad se hacen comprobaciones de sus remedios (pseudo-ciencia ancestral) mediante el rigor de la -metodología de investigación de nuestra medicina occidental- de las pruebas y de los hechos (evidence based medicine).  De modo que puede aportar conclusiones de eficacia y seguridad, al implantar la naturaleza científica por la que se rige la farmacología clínica, consiguiendo aportaciones científicas que dan autenticidad a los resultados[3].

Quien suscribe ha desarrollado su vida profesional con dedicación a la farmacología clínica, y ha planteado siempre que la farmacología clínica tiene por eje longitudinal el servicio al paciente, esto es, ejerciendo una medicina cínica y práctica, de aplicar los conocimientos en la cabecera de la cama.  Precisamente esta deficiencia ha sido el talón de Aquiles para su desarrollo ulterior en España, y que arranca desde su comienzo, en la época en la que nos trasladamos con esta revisión de los años 80[4] .

Voy a pedir disculpas a los lectores porque, al igual que otras veces, cuando escribo para webs de revistas sanitarias procuro poner iconografía abundante, y narrar los hechos con la perspectiva de mi desarrollo y perspectiva profesional. Esto es, haciendo testimonio de la historia y la medicina que he vivido.

1) PROF. SIR COLIN DOLLERY

Colin Dollery, profesor de farmacología clínica y medicina; farmacólogo clínico consultor, murió a los 89 años el pasado 12 de diciembre de 2020. Su carrera reflejó una pasión por la medicina como ciencia y el papel central de la farmacología en la atención clínica. Además de capacitar y apoyar a una generación de futuros profesores de farmacología clínica y líderes de la industria farmacéutica.

Me mueve escribir a un Maestro porque es necesario recordar cómo avanza la ciencia peldaño a peldaño, y con el disfrute de la investigación y dedicación por los seducidos a ejercerla, trasladar los resultados terapéuticos a la sociedad. El “British Medical Journal” dice de Dollery que fue el farmacólogo clínico modernizador que adoptó la nueva tecnología de investigación y desarrollo.  En el punto medio de una carrera de seis décadas, Dollery contribuyo al desarrollo la farmacología clínica como una especialidad médica [5].

Foto del Profesor Sir Colin Dollery [6].

Foto del Profesor Sir Colin Dollery [6].

En sus aportaciones a la farmacología clínica, figura el haber establecido que los antihipertensivos más relevantes fueran mejor tolerados (Hammersmith Hypertension Clinic). Identificó el efecto diabetogénico de los diuréticos tiazídicos, así como la anemia hemolítica que producía la alfa-metildopa, y el síndrome lúpico de la hidralazina. Con su trabajo se identificó la epidemia de muertes por asma al final de los 60 causada por fármacos antiasmáticos, y continuó con aportaciones sobre el papel de los eicosanoides en el asma.

Como docente dio apoyo a una generación de futuros profesores de farmacología clínica y líderes de la industria farmacéutica. Dollery fue presidente de la Unión Internacional de Farmacología y asesoró al gobierno del Reino Unido y a la Organización Mundial de la Salud. Y también fue uno de los impulsores de la primera conferencia mundial sobre farmacología clínica en 1980 a modo institucional, cuyo resultado dejó una marca para la farmacología clínica, y que se repetiría secuencialmente cada tres años, con tanto éxito para la especialidad.

2) FIRST WOLD CONFERENCE ON CLINICAL PHARMACOLOGY (Londres, 1980)

Deseo mencionar aquí que Dollery fue uno de los impulsores de la primera conferencia mundial sobre farmacología clínica en 1980.

Por entonces, agosto de 1980, yo hacía la presentación de una macro-encuesta sanitaria del medicamento de más de 3.000 pacientes ambulatorios en Barcelona y Área Metropolitana[7].

 First World Conference on Clinical Pharmacology & Therapeutics, London, UK, 3–9 August 1980

First World Conference on Clinical Pharmacology & Therapeutics, London, UK, 3–9 August 1980

Una Conferencia que me permitió establecer un contacto decisorio con el Prof. Louis Lasagna, MD, S.Dc., el “padre de la farmacología clínica” en Agosto 1980, y posteriormente a ser uno de sus discípulos (Noviembre 1980), en The University of Rochester, Rochester, N.Y., EE.UU. fijando mi residencia en Whipple Park de Rochester. Aunque otros españoles me precedieron en la formación norteamericana de la farmacología clínica, como luego expondré del Prof. Sergio Erill, sí que fui el primer español que se forjó con Louis Lasagna en su Escuela Internacional de Farmacología Clínica. De modo que permanecí en su “Clinical Pharmacology Group”, del Strong Memorial Hospital, en el periodo 1980-82. En parte gracias al disfrute de la primera Beca Internacional del Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS).

3) PROF. SERGIO ERILL SÁEZ

El Profesor Sergio Erill merece la mención más destacada de la Farmacología Clínica española y, para mí, representó un modelo a seguir, pues durante el disfrute de mi beca del Ministerio de Educación y Ciencia, cuando hice mi tesis doctoral, tuve ocasión de convivir con él en el mismo Departamento, y recibir su gran influencia[8].

El Prof. Erill se formó en farmacología clínica en la Universidad de Kansas (1967) con el Prof. D. Azarnoff (discípulo del Prof. Louis Lasagna) y luego al Departamento de Farmacología de la Universidad de Michigan (1968-69) con Edward A. Carr y Edward F. Domino.  Fue presidente de la Comisión Nacional de Farmacología Clínica (1978-1981) y presidente de la Comisión Nacional de Farmacovigilancia (1987-1988). También fue experto en la evaluación de medicamentos de la Organización Mundial de la Salud entre 1983 y 1992. Entre 1989 y 2003 ocupó la dirección científica de Laboratorios Dr. Esteve SA. Desde 2013 era miembro del Comité Científico Externo del Institut d’Investigació Sanitària Illes Balears [9] .

Prof. Dr. Sergio Erill Sáez (Foto: Presentación "La ciencia oculta" (2017)

Prof. Dr. Sergio Erill Sáez (Foto: Presentación “La ciencia oculta” (2017)

Su producción científica fue muy extensa, y resultó modélica para los nuevos farmacólogos clínicos en España. Asimismo fue miembro del Consejo Editorial de prestigiosas publicaciones como Clinical Pharmacology ResearchDrugs and Therapeutics PerspectivesJournal of Clinical Epidemiology y Pharmacology and Toxicology.

Fue un gran docente, y sus guiones de farmacología clínica se utilizaron en muchas facultades de medicina, y por otra parte, tuvo originalidad para escribir otros libros como “Los medicamentos y yo”, o bien “La ciencia oculta”, de cuya presentación en noviembre de 2017 en Barcelona hemos obtenido su foto[10].

Todos los farmacólogos españoles debemos tributar el respeto hacia un gran Maestro ejemplar, que ha sido nuestro mayor exponente de la Farmacología Clínica en España, en un periodo difícil, porque además de predicar con el ejemplo y mantener el espíritu contante de la investigación, el entorno académico en la Universidad era muy turbio y desgraciado, sesgado para el beneficio de unos pocos (endogamia al máximo nivel). A él le toco, como también me sucedió a mí, tener frentes opuestos, por no decir murallas, que nada tenían que ver con la ciencia, sino con la bajeza de los competidores, y las denominadas “relaciones tóxicas”.

Lamentablemente, tenemos esa herencia todavía, donde no se valoran los méritos, el esfuerzo y las aportaciones científicas (ausencia de meritocracia) y que dan paso a los “dedazos” que reclaman justicia, y de la prevaricación universitaria, política, que se basa en la envidia, y que acaba por truncar la vida de las personas, o bien la pérdida de excelentes investigadores por la extorsión. Es más triste todavía cuando se aplica el refranero español de “calumnia, que algo queda”. En definitiva, un capítulo por resolver, pero cuya solución es difícil, pues algunos hijos de catedráticos “heredaban” las cátedras y otras posiciones hospitalarias, a la buena voluntad de los poderosos.

Deseo soslayar que, con posterioridad a mi regreso de los Estados Unidos en 1982, que mantuve con el Dr. Erill siempre una relación de afecto y respeto, con una buena sintonía de comunicación científica, pues había un entorno natural de referencias comunes. Un ejemplo de contribución y difusión de las bases de la farmacología clínica, un gran acierto, consistió en recopilar en magníficos libros titulados “Clinical Pharmacology through the Pen of Louis Lasagna”, que fueron reproducciones de artículos publicados (reproducción facsímil) por Louis Lasagna y otros

4) FUNDACION ESTEVE

La Fundación Esteve y la prensa nacional y especializada sanitaria se hicieron eco del fallecimiento del Prof. Dr. Sergio Erill Sáez, el 29 de febrero de 2020 (Sant Cugat del Vallès, Barcelona), a los 81 años (1938-2020), un médico farmacólogo que contribuyó a consolidar la farmacología clínica en Cataluña y España en la década de los 70. Fue profesor agregado de fisiología y farmacología por la Universidad Autónoma de Barcelona (1969-76), catedrático de farmacología por la Universidad del País Vasco (1976-79) y la Universidad de Granada (1979-83).  Ideó y dirigió la Fundación Dr. Antoni Esteve (1983-2008), la institución sin ánimo de lucro que los hijos del Dr. Antoni Esteve Subirana decidieron crear para honrar la memoria de su padre [11] .

Fue a instancias del Dr. Sergio Erill cuando se crearon los fundamentos de la Fundación Esteve, como una entidad que además de ser productora de medicamentos también sumaba a científicos y a la ciencia. Pues bien, propuso al Dr. Louis Lasagna como conferenciante de alta reputación internacional, al ser una figura muy importante para el sector farmacéutico, pues lideró en su vida profesional la defensa de la investigación clínica con sus parámetros metodológicos de rigor, que se impusieron a nivel mundial. En este amplio escenario de toda la Industria Farmacéutica nacional, recuerdo con gran asombro que fui mencionado por mi tutor, Dr. Lasagna, como el único discípulo que se formó con él que consiguió escribir un libro de farmacología durante el periodo de aprendizaje. Una curiosidad, pues podría ser el “monaguillo” de un elenco de grandes figuras internacionales en la farmacología clínica formadas por él[12].

Fotos de la Inauguración de la "Fundación Dr. Antoni Esteve"

Fotos de la Inauguración de la “Fundación Dr. Antoni Esteve”

 Conferenciante Profesor Louis Lasagna, MD, S.Dc. (1983)

Conferenciante Profesor Louis Lasagna, MD, S.Dc. (1983)

5) OTROS MAESTROS, DE MAESTROS

A. ANDREW HERXHEIMER

Debemos mencionar ahora el recuerdo de Adrew Herxheimer (MB, MS) un pilar de la farmacología clínica mundial. Y al que le dediqué un documento de recuerdo porque fue un gran maestro.

Aunque en España puedan ser pocos los que conozcan a esta personalidad científica del medicamento (1925-2016), hemos de tenerla presente porque Andrew se significó mucho en el desarrollo de conocimiento para con los medicamentos comercializados, aportando conceptos claros y metodología en la farmacovigilancia, investigación clínica, y en la información farmacológica. Yo me interesé por seguirlo en sus múltiples publicaciones, y me inspiró mucho a tomar mis decisiones profesionales. Me ilusionó y, conjuntamente con otros científicos de la década de los 70, me ayudó a tomar la decisión de formarme y dedicarme a la farmacología clínica aunque tuviera otras especialidades médicas, pues en esa época teníamos que pensar en tener varias, que denominábamos el “trípode” para poder salir adelante [13] .

B. LOUIS LASAGNA

Louis Lasagna, mi añorado Maestro y tutor falleció el 6 de agosto de 2003, tras una larga enfermedad. Hacía muy poco que nos habíamos escrito, como lo recoge la fecha del sobre, en donde se aprecia una escritura afectada por la enfermedad.

Se te hiela el alma cuando además de recibir una formación generosa y abundante, tras una continuación de amistad como discípulo, te quedas huérfano también de sus valores humanos y afectivos. Se ha escrito mucho de él, y no me voy a extender, por eso recomiendo leer mi cita de Medicina Clínica[14].

Última correspondencia con el Profesor Louis Lasagna MD, S.Dc. Con fecha de 6 de agosto de 2003 se despedía de todos nosotros

Última correspondencia con el Profesor Louis Lasagna MD, S.Dc. Con fecha de 6 de agosto de 2003 se despedía de todos nosotros

La prensa internacional, tanto científica como la de comunicación diversa, se hizo eco de la gran figura de la ciencia que había fallecido [15], [16].

La efeméride del fallecimiento del Prof. Louis Lasagna, MD, D.Sc. y su recuerdo.

La efeméride del fallecimiento del Prof. Louis Lasagna, MD, D.Sc. y su recuerdo.

El Prof. Dr. Louis Lasagna, M.D., S.Dc. fue investido Doctor “Honoris Causa” en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá con fecha de 3 de junio de 1998, a las 12:00 horas.
Los “fellowships” Dres. O.F. Weis (Sudáfrica), J. L. Alloza (España), y K. Sriwatanakul (Tailandia), con el Dr. Louis Lasagna, maestro y tutor de formación en
Farmacología Clínica. Strong Memorial Hospital,
Medical Center. The University of Rochester, Rochester, NY. (1981).

Con el motivo de mi desacuerdo con la presente “Ley de Eutanasia” [17] deseo citar que, además de todos los méritos científicos de mi tutor Louis Lasagna, aporta en su legado social y de humanista médico, su Juramento Moderno que aventaja por su utilidad al conocido “Juramento Hipocrático”, que peca de obsolescencia, y de escaso entendimiento. Precisamente este formato se utiliza en la graduación de los nuevos médicos de todas las facultades de medicina de los Estados Unidos y por tanto sería bueno de instaurar en las españolas, y que acompaño en la bibliografía [18]

No hace mucho me referí al proceso de instauración de la eutanasia en nuestro País, al dirigirme en una circular a mis compañeros de la Facultad de Medicina de mi Universidad. Quiero soslayar que esta Ley se ha aprobado en el Congreso “por las malas”, sin tener en cuenta la deontología médica, la opinión de expertos, de instituciones, y de la propia Iglesia Católica (religión mayoritaria española). Ignorando la necesidad de potenciar los cuidados paliativos, y las nefastas consecuencias de la ley de eutanasia en los países donde se aplica. (He sido testigo de tales corrientes para Holanda desde 1989). Un concepto rara vez utilizado es la “ortotanasia”, que consiste en dejar morir a tiempo, con dignidad y en paz sin el uso de medios desproporcionados o extraordinarios; es decir, con cuidados integrales para el paciente. Pero hay que señalar que en la práctica médica actual, los medios paliativos no están funcionando extensivamente, y que por tanto existe una injusticia social, o bien mala praxis de los políticos en sus decisiones[19].

A mis alumnos les hice mucho énfasis, y por muchas veces, que el médico y ellos en sus prácticas deben tratar con dignidad y respeto al paciente. Los médicos ejercemos nuestra profesión para sanar, y salvar vidas; no para ejercitar maniobras lesivas al paciente, o bien producir, o ser inductores de su muerte. Y por otra parte debemos ejercer una labor humanista del médico de saber anunciar la muerte en medicina  [20].

En esta línea, dejo constancia del apoyo recibido por profesores Antonio Piga y Teresa Alfonso, de mi Universidad de Alcalá, con su manifiesto titulado “Crítica a la Proposición de Ley de Eutanasia del 30 de diciembre de 2020” [21]. Además estos planteamientos también los respalda el Iltre. Colegio Oficial de Médicos de Madrid, al ratificar que “la eutanasia no es un acto médico”, como también lo atestigua la American Medical Association [22].

En el momento que estoy escribiendo este artículo ha sucedido un óbito de gran calado internacional, y me remito a “los avances de la investigación deben de llegar lo más pronto posible a los pacientes”, que lo suscribimos, y precisamente es lo que decía José Baselga, un oncólogo español de muy alta reputación internacional. Nos acaba de llegar la triste noticia de su fallecimiento, casi repentino, en estos días.

Ha sido un gigante español de la oncología, que consiguió supervivencias considerables en pacientes con cáncer, participando en el desarrollo de nuevos fármacos como inmunosupresores y anticuerpos monoclonales para sus pacientes. Y, por tanto, ha conseguido perfilar la oncología mundial en una nueva dimensión de progreso. Se le considera como la mente más disruptiva y brillante del momento actual en la investigación oncológica. Su pérdida es muy triste porque tenía 61 años. Había fundado Instituto de Oncología del Valle Hebrón, un hospital donde estuve bastantes años antes de partir para la Química de Basilea, Suiza. Su última posición en EE.UU, tras un desarrollo profesional ejemplar, fue la de “Medical Director and Physician-in-Chief” del Memorial Sloan Kettering Cancer Center en la ciudad de Nueva York, N.Y.  (2012-2018) [23]

Con esta exposición he querido subrayar la importancia de la especialidad de la Farmacología Clínica a través de los Maestros enunciados que constituyen una referencia para todos aquellos que deseen profundizar en esta materia médica. También para los que con tenacidad y esfuerzo contribuyen cada día a su desarrollo, que lamentablemente ha sido conculcado por errores de planteamiento inicial, pues es necesario incorporarla al lado del paciente, y mejorar los rendimientos terapéuticos en los hospitales y medio ambulatorio.

Un desarrollo ulterior de la farmacología clínica es la Farmacología Social. Por su novedad e impronta procuro hacer siembra, y generar unas directrices que le den la textura social oportuna para que el medicamento comercializado tenga su estudio, su desarrollo, y el beneficio del mismo se magnifique en nuestra sociedad.

Finalmente pongo a disposición de los lectores mi experiencia profesional a través de mi correo electrónico para solventar dudas, análisis y planeamientos de progreso en la Farmacología Clínica, y desarrollo de la Farmacología Social.

Social Pharmacology a scientific subject to be understood [24] .

Social Pharmacology a scientific subject to be understood [24] .

Misión de la "Farmacología Social" (© J.L. Alloza)

Misión de la “Farmacología Social” (© J.L. Alloza)

 REFERENCIAS

[1] East European Science Journal    https://eesa-journal.com/wp-content/uploads/EESA_10_62_oct_2020_part_1.pdf#page=55;

[2] Teaching Clinical Pharmacology, Єрошенко Г. А., Шепітько В. І., Якушко О. С., Лисаченко О. Д., Скотаренко Т. А., Вільхова О. В. Шевченко К. В., Стецук Є. В., Борута Н. В.  ДОСВІД ВПРОВАДЖЕННЯ ДИСТАНЦІЙНОЇ ФОРМИ НАВЧАННЯ НА КАФЕДРІ  ГІСТОЛОГІЇ, ЦИТОЛОГІЇ ТА ЕМБРІОЛОГІЇ .  DOI 10.29254/2077-4214-2020-2-156-194-197 http://elib.umsa.edu.ua/jspui/bitstream/umsa/14140/1/Experience_of_implementation.pdf

[3] Hock, FJ, Gralinski, MR. Traditional Chinese Medicine and Clinical Pharmacology. Drug Discovery and Evaluation: Methods in Clinical Pharmacology. 2020; Mar 2: 455–482. Published online 2020 Mar 2. doi: 10.1007/978-3-319-68864-0_60

[4] Alloza, JL. El ocaso de la farmacología clínica. 2012, diciembre. https://www.academia.edu/6684638/_El_ocaso_de_la_Farmacolog%C3%ADa_Cl%C3%ADnica_

[5] Colin Dollery: clinical pharmacologist and moderniser, who embraced technology. BMJ 2021; 372 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.n582 (Published 01 March 2021)Cite this as: BMJ 2021;372:n582)

[6]  Davies DS, Lewis P. British Pharmacological Society.  https://www.bps.ac.uk/getattachment/0c022655-41e3-4335-99cf-3c4db69a9716/Dollery.pdf.aspx?lang=en-GB&ext=.pdf

[7] Alloza JL, del Valle M, Salvá-Miquel JA. Surveillance studies utilising epidemiological survey: Ambulatory patients older than 50 and younger than 16 years. First World Conference on Clinical Pharmacology & Therapeutics. Abstracts, No. 0435. London, U.K., 3-9 August 1980.).

[8] Alloza JL. Tesis Doctoral: “Contribución al estudio farmacológico del conducto deferente humano. Mecanismos adrenérgicos de la sinapsis postgangliónica”. (Lectura el 20 diciembre 1978). Universidad de Barcelona. Calificación “Sobresaliente Cum Laude”, unanimidad del jurado. Dos volúmenes: I y II.  © J. L. Alloza y Gascón-Molins (Editor). D.L. B-26202-1978. Impresión: Rank Xerox Española, S.A. Barcelona. Fotocomposición: Kromoscan, S.A., Hospitalet, Barcelona. Edición de 100 ejemplares. Barcelona, 1978.

[9] Bosch F, du Souich P, Baños JE. Professor Sergi Erill Sáez (1938-2020): metge farmacòleg, docent, investigador, divulgador i gestor de la ciencia Annals de Medicina 2020; 103:92-96).

[10] La “Ciencia oculta” se presentó el mes de noviembre de 2017 en Barcelona. https://www.esteve.org/libros/la-ciencia-oculta/)

[11] Fallece Sergio Erill Sáez, impulsor de la farmacología clínica en España y director fundador de la Fundación Dr. Antoni Esteve.  https://www.esteve.org/activities/sergi-erill-saez/?doing_wp_cron=1616688530.4914269447326660156250#:~:text=El%20pasado%20s%C3%A1bado%2029%20de,Espa%C3%B1a%20en%20los%20a%C3%B1os%2070.)

[12] Alloza, JL. Clinical and Social Pharmacology: Postmarketing Period. Editor. Editio Cantor, Aulendorf, Alemania (1985)

[13] Alloza, J.L.  Andrew Herxheimer fallece a los 90 años. Acta Sanitaria, 20160229. http://www.actasanitaria.com/andrew-herxheimer-fallece-los-90-anos/ 

[14] Alloza JL. Al Dr. Louis Lasagna, maestro de farmacólogos clínicos, con admiración y respeto. Med Clín (Barc) 1997; 109, 27-30

[15] Louis Lasagna: Obituary. Louis Lasagna. BMJ 2003;327:565 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.327.7414.565

[16] Alloza, JL. Louis Lasagna: Obituary. Rapid Response: With my appreciation and respect  https://www.bmj.com/rapid-response/2011/10/30/my-appreciation-and-respect.  BMJ 2003; 327 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.327.7414.565 (Published 04 September 2003)Cite this as: BMJ 2003;327:565

[17] Ley Orgánica 3/2021, de 24 de marzo, de regulación de la eutanasia. «BOE» núm. 72, de 25 de marzo de 2021, páginas 34037 a 34049 (13 págs.) https://www.boe.es/eli/es/lo/2021/03/24/3

[19] Alloza JL. El “Juramento Hipocrático” y el moderno de Louis Lasagna. https://www.actasanitaria.com/wp-content/uploads/2020/02/20200115_JURAMENTO_MEDICO_L_LASAGNA_JLA.pdf

[20] García-Rillo A, García-Pérez L, Duarte Mote, J. La muerte como experiencia de vida y la labor humanitaria de anunciar la muerte en medicina. Med Int Mex 2012; 28(6): 598-602.

[21] Piga A, Alfonso T.  “Crítica a la Proposición de Ley de Eutanasia del 30 de diciembre de 2020”.  ADS (Actualidad Derecho Sanitario) nº 277, 7. Enero 2020. https://www.revistaderechosanitario.com/critica-a-la-proposicion-de-ley-de-eutanasia-de-30-de-enero-2020/)

[22] El Cascabel, Cadena COPE: El doctor Martínez-Sellés critica la ley de eutanasia: “Va contra la esencia de la medicina”. 30 marzo 2021

https://www.cope.es/trecetv/programas/el-cascabel/videos/doctor-martinez-selles-critica-ley-eutanasia-contra-esencia-medicina-20210318_1399676

[23] Corbella J.  Muere Josep Baselga, pionero de las terapias personalizadas del cáncer.  La Vanguardia (Barcelona). 21 marzo 2021.

[24] Morgan JH (2016) “Medicine, Behavior and Social Values: Exploring the Practical Range of Sociopharmacology”, J Pharma Pharma Sci 1: JPPS-110. DOI: 10.29011/2574-7711.100010

José Luis Alloza y Gascón-Molins

Profesor Titular de Farmacología (Farmacólogo Clínico) en la Universidad de Alcalá de Henares