Política y Sociedad Planteadas a finales de mayo, previo al inicio de la negociación

Madrid sigue sin dar respuesta a las alegaciones sindicales sobre el Plan de Atención Primaria

La última reunión del grupo de trabajo sobre el Plan de Mejora de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, lanzado por el Gobierno regional, ha estado presidida por la gerente del primer nivel asistencial en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), Nuria Fernández, que dejó a los sindicatos, representados en la Mesa Sectorial de Sanidad, “sin respuesta” a las alegaciones que fueron presentadas por cuatro de ellos sobre dicho proyecto.

Precisamente, este era el tema para analizar en dicho encuentro, según confirma Concha Herranz, que es la responsable de Atención Primaria en la Federación de Empleados de Servicios Públicos de la delegación madrileña del sindicato Unión General de Trabajadores (FESP-UGT Madrid), en declaraciones a Acta Sanitaria, junto a la implementación del acuerdo para llevar a cabo el reparto económico que compensase la falta de plantilla y la sobrecarga de los trabajadores.

“No nos han llegado respuestas a las alegaciones que presentamos el 26 de mayo y sin respuesta a estas mismas no se puede empezar el trabajo”, reafirma la portavoz de dicho sindicado, que matiza que continúan sin “respuesta por escrito”. Sobre este punto concreto, añade que, “desde la Gerencia, han intentado resolver algunas dudas, pero no dan respuesta a lo planteado” por las organizaciones sindicales.

Por este motivo, Concha Herranz comenta que “no se ha trabajado en nada más”, en relación con el Plan de mejora de la Atención Primaria, a la vez que resalta que “sin adecuación de plantilla y presupuesto que aumente esos 30 millones anuales (73 millones en tres años), todo lo demás será un parche que no va a hacer que la Atención Primaria realmente mejore”.

Prolongaciones de jornada

La responsable del primer nivel asistencial en la FESP-UGT Madrid comenta que solicitaron la respuesta de la Gerencia “en la mayor brevedad posible” sobre las alegaciones sindicales, para que, “a partir de ahí, sí que se pueda negociar ese reparto de esa cantidad ínfima e irrisoria de dinero que se atribuye al Plan”. Además, reclama el carácter retroactivo del mismo, ya que argumenta que se está a “13 de julio y el Plan contempla todo el 2021”.

Sobre los nueve millones que se perdieron de la partida inicial de 80 millones de este proyecto de la Administración de la Comunidad de Madrid, esta alega que “de ahí se va a sacar el dinero para las prolongaciones de jornada”, algo sobre lo que Herranz exige que “si las prolongaciones de jornada son necesarias, que se hagan en todas las categorías profesionales y no solo en los médicos”.

Campañas de vacunación en jóvenes

En otro ámbito de temas y fuera de esta reunión, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que la Administración de la Comunidad de Madrid debe emprender campañas de concienciación “más agresivas” entre los jóvenes y mejorar de “forma notable las condiciones laborales de nuestros sanitarios para afrontar con garantías la quinta ola de la Covid-19, que ya es una realidad en España, a la cabeza de Europa en número de contagios”.

Además de campañas de sensibilización y pedagogía entre los más jóvenes, este sindicato entiende que “los centros de salud de la Comunidad de Madrid deben adquirir un papel protagonista tanto en la vacunación como en el seguimiento, rastreo y cribado de casos”. En este sentido, manifiesta no comprender “la infrautilización de la Atención Primaria en Madrid, ya que solo se usan alrededor de 250 centros de salud, para las campañas de vacunación, de los 430 existentes en esta comunidad”.