Política y Sociedad solo se suman ocho zonas a las medidas específicas contra la covid-19

Madrid desoye al Ministerio de Sanidad y no amplía las restricciones a toda la capital

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado, este viernes, 25 de septiembre, qué ocho zonas básicas de salud de esta región se suman a las 37 ya afectadas por las restricciones de movilidad y actividad para controlar la Covid-19; una decisión que contradice las recomendaciones aportadas por el Ministerio de Sanidad de que el Ejecutivo autonómico extienda las medidas “a toda la ciudad de Madrid y a los municipios que tengan más de 500 casos por cada 100.000 habitantes”.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 del Ejecutivo madrileño, Antonio Zapatero, acompañado por su directora general de Salud Pública, Elena Andradas, informó de la adopción de una nueva Orden de la Consejería de Sanidad, por la cual, a partir de este lunes, 28 de septiembre, se amplían las medidas específicas de restricción de movilidad y reducción de actividad por razón de Salud Pública a las siguientes zonas básicas de salud: Panaderas, en Fuenlabrada; Doctor Trueta y Miguel Servet, en Alcorcón; Campo de la Paloma y Rafael Alberti, en Puente de Vallecas; García Noblejas, en Ciudad Lineal; Vicálvaro-Artilleros, en Vicálvaro; y Orcasitas, en Usera.

Antonio Zapatero y Elena Andradas

Así, al sumarse a las 37 ya anunciadas, son 45 las zonas con restricciones, en las cuales “viven 1.025.574 madrileños, un 15,4 por ciento del total de la población, y concentran el 27,2 por ciento de los casos Covid-19 de los últimos 14 días”, explicó Antonio Zapatero. Por otro lado, esta Orden incluirá la recomendación, para toda la comunidad autónoma en general, de “evitar todo movimiento innecesario”, manifestó.

“Estas medidas son de carácter temporal y excepcional, se revisarán cada 14 días o incluso antes si fuera necesario”, agregó Zapatero, que recordó que los criterios establecidos que deben cumplirse para la adopción de medidas en una zona básica de salud son: “una incidencia acumulada en los últimos 14 días superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes, la acumulada en los últimos 14 días con una tendencia estable o creciente y la contigüidad geográfica que facilite el control perimetral de la movilidad”.

Recomendaciones desatendidas

Exactamente en el mismo momento en el que se produjo la comparecencia del viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 del Gobierno de la Comunidad de Madrid, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ofreció una rueda de prensa que fue anunciada solo unos minutos antes. En la misma, reveló que el Departamento que lidera había recomendado extender “todas las medidas propuestas en la Orden, no solo a las áreas que tengan más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, sino a toda la ciudad de Madrid y a todos aquellos municipios que tengan más de 500 casos por cada 100.000 habitantes”.

Además, Salador Illa confirmó que se había recomendado a la Administración regional, en el seno de la reunión del Grupo Covid-19 celebrada en la víspera, “que se prohíba el consumo en barra en toda la comunidad autónoma” y que “en todo el territorio regional se restringa el aforo en terrazas al 50 por ciento”. Junto a ello, aconsejó al Ejecutivo autonómico recomendar evitar “todo movimiento innecesario” en esta región, siendo esta la única sugerencia ministerial que la Administración de la Comunidad de Madrid decidió atender.

Salvador Illa

Ante esta situación, y de forma simultánea a la intervención de Zapatero, el propio Illa comentó que “en este estadio en el que estamos, corresponde tomar decisiones a la Comunidad de Madrid. Ellos han hecho sus recomendaciones y yo quiero poner en valor lo que pensamos que son la medidas que habría que tomar en la región. Corresponde a las comunidades ir tomando las medidas que consideren oportunas, pero yo quería dejar claro cuáles eran las recomendaciones del Ministerio”.

“No quiero entrar en reproches”, no obstante, “se esperan semanas muy duras, complicadas, y esto se va a superar si hacemos lo que tenemos que hacer”, agregó el titular de la cartera sanitaria del Ejecutivo central. “Desde el Gobierno, hemos actuado siempre con trasparencia, explicando las decisiones que vamos tomando, siempre con respecto al marco constitucional. En este caso, hemos estimado oportuno dar a conocer las recomendaciones que nosotros trasladamos. Nos parece que son las medidas mínimas que hay que tomar”, insistió.

“No hay otro atajo”

“Creo que vienen semanas duras en Madrid. Hay que actuar con determinación, no hay otro atajo. No voy a ejercer de portavoz de la Comunidad de Madrid. Les corresponde a ellos explicar sus medias, yo traslado las recomendaciones del Ministerio, las cuales se basan en las experiencias de estos meses”, así como la opinión de los técnicos y los propios datos, continuó el ministro de Sanidad, que señaló que, por su parte, “el Grupo Covid-19 va a seguir funcionando, es un ámbito necesario para la cooperación, pero nos reservamos la posibilidad de explicar cómo ve el Gobierno la situación. La próxima reuniones del grupo se celebrarán siempre con espíritu constructivo y de lealtad, pero con mucha claridad. Hay que tomar el control”.

Por otro lado, Illa anunció que “el Gobierno está trabajando” en lo que se refiere a “contratación de más médicos y enfermeros” y, en este sentido, “el lunes, celebraremos la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Respuesta de la Administración madrileña

Por su parte, Zapatero, que aseguró desconocer que “la rueda de prensa del ministro se iba a producir a la misma hora”, expresó que “el pasado martes, en una reunión con el Ministerio de Sanidad, no recibimos ninguna recomendación en relación con medidas de movilidad”. Asimismo, manifestó que “es fundamental que vayamos de la mano con el Gobierno, pero el ‘Espacio de Cooperación’ del Grupo Covid-19 es eso, colaboración, no imposición. Podemos tener criterios diferentes. Las medidas se toman escuchando los argumentos de todas las partes”.

“No consideramos que, de momento, haya que tomar medidas más allá de las tomadas. La situación nos permite seguir con nuestra línea de trabajo. Han pasado cuatro días desde el lunes, cuando se empezaron a aplicar las medidas, y no ha ocurrido nada que pueda hacer que cambiemos nuestro correlato de gestión, que se basa en la evidencia científica. Sabemos que el resultado de estas medidas tendremos que verlo en 15 días o, incluso, cuatro semanas”, añadió este representante institucional de la Comunidad de Madrid.

De igual manera, Zapatero reclamó “homogeneidad de criterios en todo el estado español, ya que me consta que hay comunidades con una incidencia acumulada superior a la que se refiere el ministro y que no han tomado medidas”. “Las medidas en Madrid no pueden basarse solo en la incidencia de la infección, sino que deben tenerse en cuenta otros criterios”, argumentó, y recordó que “ya la semana pasada, declaramos que, para el sector de restauración de toda la comunidad, es muy importante que se mantenga distancia de separación entre sillas de 1,5 metros, tanto dentro como en terraza, lo cual hace que se reduzca de por sí el aforo. En este sentido, si no se cumplen estas normas, nos interesa que sean sancionadas”.

Limitaciones adoptadas

Concretamente, en virtud de las medidas dispuestas, se desaconsejan, en las 45 zonas, los desplazamientos y actividades no imprescindibles. A la vez, se establece la restricción de entrada y salida de esas áreas salvo en situaciones concretas, como por motivos laborales, médicos y accesos a centros educativos, entre otros.

Los ciudadanos podrán desplazarse por la vía pública dentro de ese perímetro. En estas 45 áreas, respecto a los lugares de culto, el aforo se reduce a un tercio. En los velatorios podrán estar un máximo de 15 personas en espacios al aire libre y 10 personas en el caso de ser lugares cerrados. Sobre los aforos en el comercio, se baja al 50 por ciento y su cierre será a las 22 horas, a excepción de las farmacias, centros médicos, veterinarios, de combustible y otros considerados esenciales. Por su parte, en la hostelería se elimina el consumo en barra y se limita el aforo a un 50 por ciento. De igual modo, solo podrá haber seis comensales en cada mesa y tendrán que cerrar a las 22 horas, a excepción de servicios de entrega de comida a domicilio.

En lo que se refiere a los centros de enseñanza no reglados, como academias y autoescuelas, el aforo también se reduce al 50 por ciento y la actividad presencial se limita a grupos de seis personas máximo y con las oportunas medidas de distancia de seguridad. Asimismo, podrán utilizarse las instalaciones deportivas, tanto al aire libre como en interior, siempre que no se supere el 50 por ciento del aforo y en grupos de máximo seis personas.

Por último, tanto en estas zonas como en el resto de la Comunidad de Madrid, las reuniones familiares y sociales en espacios públicos y privados se limitan a un máximo de seis personas, salvo que se trate de convivientes.

Desacuerdo patente

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige a los Gobiernos de España y de Madrid “que dejen a un lado la confrontación política y coordinen de una vez por todas las medidas que requiere esta región para hacer frente a la segunda oleada de Covid-19”. Además, rechaza que “menos de una semana después de la creación del grupo de coordinación de los Gobiernos central y autonómico, las versiones sobre cómo se debe atajar la expansión del virus en Madrid sean tan dispares. El desacuerdo hecho patente hoy entre ambas Administraciones es el ejemplo del fracaso institucional en la gestión de la pandemia en España”.

Este sindicato asegura que “exigirá responsabilidades políticas a todos los niveles porque están en juego la salud y la integridad de millones de ciudadanos. En plena segunda oleada, hace falta reforzar de manera inmediata, y desde la coordinación, los recursos de la Sanidad Pública”.

Claramente insuficientes

Ante el anuncio por parte del Ejecutivo regional, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM) indica que “se trata de unas medidas claramente insuficientes. Una vez más, la Comunidad de Madrid va por detrás de los hechos y no adopta las medidas preventivas necesarias para contener la pandemia; empeñarse en el confinamiento de zonas básicas de salud es una solución claramente irracional, que, como ya señalamos en su momento, es de muy difícil cumplimiento, que, por otro lado, no evita la mayoría de la transmisión del virus”.

Esta organización considera que “la Comunidad de Madrid no está haciendo aquello que debe hacer: incrementar de manera notable los medios del transporte público, tanto en número de convoyes como en la frecuencia de convoyes y autobuses. No está incrementando el personal sanitario en la Atención Primaria, ni el número de rastreadores, que continúa siendo notablemente insuficiente, y no está aumentando el número de camas hospitalarias y reforzando el dispositivo de Atención Especializada de la región”.

Despolitizar las decisiones

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ante las discrepancias entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid, tras las nuevas medidas anunciadas, declara que “es vital despolitizar las decisiones y escuchar a los profesionales sanitarios, pues son los que realmente conocen la situación dramática que se está viviendo en los centros sanitarios. Están agotados y claman porque alguien haga algo realmente efectivo para evitar la expansión descontrolada de la Covid-19 y dejen de centrarse en la rivalidad política”.

“Se está apelando a la responsabilidad de la población. Nosotros apelamos a la responsabilidad de los políticos, para evitar crear confusión entre la población que escucha distintas estrategias entre las distintas Administraciones, con mensajes contradictorios. Ya avisamos de que las medidas adoptadas la semana pasada no han iban a ser efectivas, las nuevas medidas, de solo ampliar ocho zonas más, no van a producir un gran cambio en la situación tan preocupante que tenemos ahora mismo en la Comunidad de Madrid”, recalca el presidente del Consejo.

“Ir añadiendo zonas y ampliando los tiempos de respuesta nos perjudica a todos, pues ya vemos los centros saturados y a los profesionales sanitarios desbordados. Consideramos que hay que tomar decisiones determinantes y prácticas y no sólo evitar todo movimiento innecesario. Entendemos que la situación económica es muy importante, pero no tanto como para poner en juego la vida y la salud de los ciudadanos que deben estar siempre por encima de cualquier otra circunstancia o prioridad”, destaca Florentino Pérez Raya.

Realización de test

Por otra parte, Zapatero informó de que “la semana que viene se van a empezar a realizar los test de antígenos en la Atención Primaria, de los cuales disponemos de cinco millones”. Estas pruebas se llevarán a cabo en las zonas básicas de salud afectadas, de las cuales Puente de Vallecas será la primera. “Desde la Dirección General de Salud Pública excluirán del listado aquellas personas ya confirmadas como caso Covid-19 y registrarán los resultados de las pruebas”, explicó.

Zapatero también señalo que “se está retomando el proceso de sanitarización de hoteles”. “El Hotel NH Leganés ya está disponible y el Vía Castellana ha confirmado su disponibilidad”, afirmó. Mientras, Elena Andrada apuntó que “se ha solicitado al Ministerio de Defensa 150 profesionales para el rastreo. Hasta el momento son 80 los militares incorporados, que están en periodo de formación”.