Política y Sociedad Informe del Ministerio de Sanidad

Madrid fue la comunidad que menos porcentaje del PIB destinó en 2016 al gasto sanitario público

La Unidad responsable de la Estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad ha publicado el informe con los principales datos sobre esta cuestión relativos a 2016, que muestran que la de Madrid fue en ese año la comunidad autónoma que menor porcentaje del PIB destinó al gasto sanitario público.

Así, esta región dedicó un 3,7 por ciento del PIB a este aspecto, mientras que la media estatal fue del 5,5 por ciento. Destaca, además, la diferencia con otras comunidades autónomas, como Extremadura, que destinó un 9,4 por ciento, el Principado de Asturias (7,6%) y la Región de Murcia (7,5%).

Es cierto que en términos generales, la Comunida de Madrid dedicó más dinero al gasto sanitario público, puesto que sus presupuestos son mayores. En este sentido, destinó 7.863 millones de euros, por los 1.680 millones de Extremadura, los 1.641 millones del Principado de Asturias y los 2.197 millones de euros de la Región de Murcia.

El gasto sanitario público consolidado del sector supuso 61.627 millones de euros, lo que representa el 5,5 por ciento del PIB. El gasto per cápita medio fue de 1.332 euros por habitante. En relación con su población, en 2016, las comunidades con mayor gasto sanitario público fueron el País Vasco (1.669 euros por habitante), Asturias (1.577) y Extremadura (1.549). Las comunidades con menor gasto sanitario público fueron Andalucía (1.110 euros por habitante), Comunidad de Madrid (1.224) y las Islas Baleares (1.291).

Mayor y menor importancia

La retribución de personal, que alcanzó en el año 2016 un total de 29.689 millones de euros, es el gasto que absorbe un mayor porcentaje del total. Así, en 2016, un 44,5 por ciento del gasto sanitario público se destinó a cubrir las remuneraciones de los trabajadores del sector. Le siguen en importancia los gastos en consumo intermedio, con un 25,3 por ciento; los gastos en trasferencias corrientes, que suponen un 17,2 por ciento; y los gastos en compras al sector privado a través de conciertos, que representan un 11,2 por ciento del gasto sanitario público.

En el último año, respecto al anterior, se observa un aumento del 4 por ciento en las trasferencias corrientes, concepto que recoge principalmente el gasto en recetas médicas, así como los reintegros para prótesis y aparatos terapéuticos. Si se excluyen los gastos de capital, el descenso más acusado corresponde al gasto en conciertos.

La función que mayor peso tiene en el ámbito de la asistencia sanitaria pública es la de los servicios hospitalarios y especializados, que representaron un 62,4 por ciento del gasto total consolidado en el año 2016. Además, cabe destacar el gasto en Farmacia, con un 16,3 por ciento, y los servicios primarios de salud, con un 14,3 por ciento.

Reparto del gasto

Por otro lado, según el informe publicado por el Ministerio de Sanidad, el sector comunidades autónomas fue responsable del 92,4 por ciento del total del gasto. Le siguen en importancia las Mutualidades de Funcionarios (3,3%), la Seguridad Social (2,4%), las Corporaciones Locales (1%) y la Administración Central (0,9%).

El Sistema de Seguridad Social, con un 2,3 por ciento, y las Mutualidades de Funcionarios (ISFAS, MUFACE y MUGEJU), con un 1,6 por ciento, son los sectores que en el quinquenio 2012-2016 experimentaron las mayores tasas interanuales de crecimiento positivo del gasto sanitario. Por su parte, la Administración Central, con un -5,5 por ciento, y las Corporaciones Locales, con un -3,9 por ciento, son los sectores que presentaron las mayores tasas interanuales de crecimiento negativo del gasto sanitario durante este periodo.

En el año 2016, en el sector comunidades autónomas el gasto en retribución de asalariados alcanzó la cifra global de 28.022 millones de euros, lo que representa el 45,5 por ciento del gasto consolidado del sector, y experimentó un incremento de un 2,5 por ciento respecto al año anterior. El porcentaje del gasto sanitario público dedicado por las regiones a la remuneración de su personal osciló entre el 35,6 por ciento de Cataluña y el 51,6 por ciento de País Vasco.

Por último, y según figura en el informe ‘Estadística de Gasto Sanitario Público’ de 2016, el gasto sanitario en docencia MIR del sector comunidades autónomas en el año 2016 alcanzó los 1.046 millones de euros, frente a los 1.052 millones de euros del año anterior, lo que supone un descenso del 0,6 por ciento.