Política y Sociedad ante la polémica, convocada de urgencia una mesa sectorial de sanidad

Madrid ordena no volver a contratar a sanitarios que rechacen ir al Hospital de Emergencias

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha ordenado a los hospitales de la región de que no vuelvan a contratar a ningún profesional, de los que conforman la plantilla de refuerzo por la Covid-19, que renuncie a ser trasladado al Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal; una polémica ante la que la Administración autonómica tuvo que convocar, para este martes, 19 de enero, a las 11.30 horas, una Mesa Sectorial de Sanidad extraordinaria.

La negativa a la contratación lo comunicó la Federación de Empleados de Servicios Públicos de la delegación madrileña del sindicato Unión General de Trabajadores (FESP-UGT Madrid) a Acta Sanitaria, organización que, junto a los otros cuatro sindicatos de la Mesa, solicitó la convocatoria urgente de una reunión para tratar la situación “de forma inmediata”.

La Secretaría de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Ejecutivo autonómico envió dos correos electrónicos, el 30 de diciembre y el 5 de enero, respectivamente, en los que dictaba la instrucción en relación con las renuncias a las contrataciones Covid-19 en el referido centro. La segunda semana de enero, remitió un mail a las Gerencias de los hospitales en el que requería información para comprobar que esta orden se cumplía.

Isabel Díaz Ayuso

“En relación con las instrucciones enviadas los pasados días 30/12/2020 y 5/01/2021, que se adjuntan, sobre las renuncias a las contrataciones Covid y las incidencias de las adscripciones directas al Hospital Enfermera Isabel Zendal (HEIZ), se requiere la siguiente información: confirmación de no haber contratado a ningún profesional, con nombramientos Covid, tras haber renunciado a dicho nombramiento y, en caso contrario, identificar y enviar informe justificativo del incumplimiento de las instrucciones enviadas (categoría, nombre y apellidos, fecha de la renuncia al nombramiento Covid, fecha nuevo nombramiento, motivo nuevo nombramiento)”, se lee en el correo electrónico, al que tuvo acceso Acta Sanitaria.

Priorizar los llamamientos

“En ese sentido, se reitera que ningún profesional podrá ser contratado nuevamente por otro motivo si, previamente, ha renunciado a su nombramiento Covid, salvo que el motivo de la renuncia sea una mejora de empleo. Asimismo, se recuerda que los profesionales que renuncien por su adscripción al Hospital de Emergencia Enfermera Isabel Zendal, no podrán continuar prestando servicio en el centro de origen. Igualmente, se recuerda que todas las incidencias antes detalladas deberán incorporarse, por cada centro, en la bolsa de empleo correspondiente”, continúa.

En otro correo electrónico, facilitado a Acta Sanitaria, la Secretaría de la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales de la Administración de esta comunidad autónoma da la siguiente instrucción: “En la gestión de las bolsas de empleo temporal, se priorizarán los llamamientos al personal disponible en la bolsa correspondiente, ofertando de forma prioritaria nombramientos por Covid para prestar servicios en el Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, todo ello con el fin de prevenir las dificultades para la cobertura de algunas categorías necesarias en dicho hospital”.

Las cinco organizaciones sindicales presentes en la Mesa Sectorial de Sanidad de Madrid, el sindicato médico madrileño Amyts, Comisiones Obreros (CCOO), CSIT Unión Profesional, la delegación madrileña del Sindicato de Enfermería (SARSE Madrid) y FESP-UGT Madrid, redactaron un escrito conjunto como consecuencia “del traslado forzoso de personal al Hospital Isabel Zendal”.

En él, además de denunciar esto, indican que “los contratos Covid no son utilizados para la atención de esta pandemia exclusivamente, existiendo muchísimos contratos que lo que hacen es cubrir las carencias estructurales de plantillas”. “Hemos manifestado nuestra exigencia por dotar a este nuevo hospital de plantilla propia, y en todo caso, si se desplazase plantilla de los hospitales, que se sustituyeran todos y cada uno de los desplazados. La política de castigo nos parece absolutamente rechazable y un insulto a los profesionales”, agregan.

Proceso de traslados voluntarios

Por ello, los sindicatos consideran que “desde la Dirección General de Recursos Humanos debe retirarse de forma inmediata la orden trasladada a las gerencias y poner en marcha un proceso urgente de traslados voluntarios basados en ofertas imaginativas y motivadoras, incluyendo la oferta de nuevo empleo directo para cubrir estas plazas. Unos incentivos y unas ofertas que las organizaciones de Mesa Sectorial estamos en disposición de negociar de forma inmediata”, subrayan.

En todo caso, señalan que, “por seguridad jurídica, la notificación a los interesados de su traslado al Hospital Isabel Zendal debiera hacerse por escrito y con la información sobre las sanciones a las que se exponen”. “Por todo ello, solicitamos una Mesa extraordinaria urgente para abordar este tema de forma inmediata”, concluyen, petición que ya obtuvo la respuesta de la la Dirección General de Recursos Humanos y Relaciones Laborales con la referida convocatoria de una Mesa extraordinaria para este 19 de enero.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) aconseja a los profesionales a los que se les amenace con no volverles a contratar “que pidan la notificación del traslado por escrito, incluyendo la información de la sanción en caso de negativa por parte del trabajador.

El centro en cuestión “no está entre los centros de elección adscritos al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) y, por tanto, tampoco se puede seleccionar la modalidad de jornada, parcial o total. Entonces, ¿por qué motivo se va sancionar a un profesional si se niega a ir a un centro que nunca seleccionó para trabajar?”, cuestionan desde CSIF, y plantean “cuál es el incumplimiento del trabajador que se niega a ir al Isabel Zendal cuando se siguen atendiendo pacientes Covid-19 en su centro de origen, por lo que no se vulnera el sentido del contrato”.

Defensa del centro

Ante la polémica suscitada por esta situación, la presidenta del Gobierno de esta región, Isabel Díaz Ayuso, declaró, este lunes, 18 de enero, que el centro en cuestión “es el mejor hospital de España para la lucha contra la Covid-19, el hospital más seguro para sus profesionales y pacientes, con instalaciones perfectamente preparadas”.

Según la jefa del Ejecutivo madrileño, el resto de hospitales de la red pública de esta comunidad autónoma “están descongestionados gracias a este hospital. Necesitamos que los pacientes confíen en nosotros y en este hospital. Necesitamos que las redes sociales dejen de machacar a las personas que trabajan aquí o que están ingresados, que acaban teniendo un estado de ánimo de depresión”.

“A día de hoy, desde su puesta en funcionamiento, el centro ha atendido a un total de 718 pacientes, de los cuales 333 han sido dados de alta. Actualmente, están ingresados 375 enfermos derivados de los hospitales de la red pública madrileña”, enumeró la presidenta.

Isabel Díaz Ayuso aseveró que esto forma parte de “una campaña de desprestigio contra este hospital, que empezó antes de la inauguración. Esta campaña está diseñada para que, pase lo que pase en este hospital, sea polémica. Los sanitarios, preocupados por los traslados a este hospital, están sugestionados y presionados. Vamos a pedir colaboración, con el tiempo, veremos que este hospital era un gran proyecto”.

Penalización a los profesionales

Ante esta situación, el secretario general de FESP-UGT Madrid, Julián Ordóñez, indica que “la solución, desde el inicio, hubiera sido tener plantilla propia del hospital Isabel Zendal y, todo lo que sea sacar recursos de otros centros, no nos parece lo correcto. Las necesidades de atención a los ciudadanos continúan intactas en todos los centros, no se van con los trabajadores trasladados al Zendal”.

“Creemos que es un problema estructural de conformación de los Recursos Humanos del Sermas, que no viene de ahora, los venimos denunciando desde hace décadas. La solución en este momento no pasa por los refuerzos negativos que se hagan a los trabajadores después de 11 meses de esfuerzo y dedicación espectacular. Ahora, no vale con castigar”, reitera Julián Ordóñez.

“Al que renuncie, sí o sí, se le penaliza. No se le puede contratar en ese centro por cualquier otra cosa, va al final de la bolsa, la bolsa se acaba o, como se priorizan contratos Covid por el Decreto de Alarma, solo le ofrecen contratos Covid y vuelve a la misma situación, que es que le ofrecerán el Zendal otra vez. Eso son los hechos, no lo que nosotros queramos, evidentemente”, lamenta el secretario de esta Federación.

ugt madrid

Julián Ordóñez

El secretario general de Amyts, Julián Ezquerra, manifiesta su “profundo rechazo con la política de Recursos Humanos. La amenaza de pérdida de contratación es del todo improcedente. Entendemos que estamos en pandemia, pero no podemos admitir esta política de castigo a profesionales que llevan un año muy duro de trabajo que no ha sido recompensado en Madrid, a diferencia de otras comunidades”, insiste.

Recogida de firmas

Ya se encuentra en circulación una petición de Change.org contra estas “amenazas a los sanitarios de Madrid”. “Soy enfermera de Urgencias en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. El 8 de enero recibí una llamada de un número privado: una mujer que se identificó como administrativa de mi hospital. Me informó (solo por teléfono, nada por escrito) de que, al día siguiente, tenía que presentarme a las 8 de la mañana en el Hospital Isabel Zendal. Y de que este traslado de mi puesto de trabajo era obligatorio y negarme supondría una renuncia a mi contrato y una penalización de un año en el sistema de salud madrileño, lo que supone no poder seguir trabajando en mi hospital ni en ningún otro de la red pública de Madrid”, denuncia la sanitaria que inició esta iniciativa.

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Más Madrid en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, Mónica García, destaca en su cuenta de Twitter que “en los hospitales públicos, las plantillas están muy justas en el tsunami de la tercera ola”, que “los contratos Covid-19 son contratos basura”, que el hospital Isabel Zendal “no es un hospital en condiciones” y que los sanitarios “trabajamos en equipos, no somos ganado”.