Política y Sociedad Entrevista al jefe del Servicio de Neumología del Hospital Lucus Augusti

Luis Pérez de Llano: La triple terapia inhalada consigue reducir exacerbaciones en EPOC y asma

Ante el incremento de casos de asma durante el otoño y el invierno, Acta Sanitaria ha entrevistado al jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, el doctor Luis Pérez de Llano, quien destaca que “sin duda, la triple terapia inhalada (corticoide inhalado + LABA + LAMA) consigue reducir exacerbaciones y mejorar síntomas y función pulmonar en pacientes con enfermedad bronquial obstructiva crónica (EPOC) o asma”.

Acta Sanitaria (AS).- ¿Cómo puede afectar el cambio de estación en los pacientes con asma? ¿Qué factores intervienen? ¿Y en asma alérgica?

Luis Pérez de Llano

Luis Pérez de Llano (LPdL).- Hay evidencia de que las exacerbaciones en asma son más frecuentes en el otoño e invierno, coincidiendo con los periodos del año en los que las infecciones víricas respiratorias son más prevalentes. Las infecciones víricas actuarían como desencadenante de la crisis asmática. Se sabe que algunos virus (rinovirus, virus sincitial respiratoria, etcétera) son capaces de iniciar una respuesta inflamatoria no alérgica que resulta en hiperrespuesta bronquial. Por otra parte, hay alérgenos que muestran un claro predominio estacional (primavera) y son capaces de inducir una respuesta inflamatoria alérgica, llamada Th2, que provoca liberación de mediadores por las células mastocitarias, hiperrespuesta bronquial y síntomas asmáticos.

AS.- ¿Qué tipo de tratamientos son los más efectivos o recomendados en asma, tanto grave como leve? ¿Qué nuevos enfoques terapéuticos se plantean para su abordaje?

LPdL.- Hay dos tipos de tratamiento para el asma, ya sea leve o grave: los fármacos antiinflamatorios y los broncodilatadores. En el caso del asma leve, lo habitual es que los corticoides inhalados (fármaco antiinflamatorio) sean capaces de controlar la enfermedad, pero en esta situación clínica, los problemas son el incumplimiento y el sobreuso de medicamentos broncodilatadores de acción rápida (SABA), que no actúan sobre la biología de la enfermedad en la vía aérea. Por ello, en este contexto se ha demostrado que es un enfoque efectivo usar a demanda una combinación que lleve un corticoide inhalado y un broncodilatador de acción rápida.

“Se han producido importantes avances con la llegada de nuevos fármacos antiinflamatorios, anticuerpos monoclonales dirigidos contra mediadores específicos de la cascada inflamatoria”

En el caso del asma grave, se han producido importantes avances con la llegada de nuevos fármacos antiinflamatorios, anticuerpos monoclonales dirigidos contra mediadores específicos de la cascada inflamatoria. Esto nos ha permitido a los especialistas controlar pacientes que quedaban fuera del alcance de la medicación estándar (inhaladores con corticoides inhalados y broncodilatadores).

AS.- ¿Cómo valoraría el impacto de la Medicina Personalizada en el asma? ¿Siguen siendo válidas las categorías diagnósticas clásicas?

LPdL.- La Medicina Personalizada en el asma parte del reconocimiento de ésta como un proceso muy heterogéneo, variable de paciente a paciente en su naturaleza inflamatoria, en sus características clínicas y en la respuesta al tratamiento. Para tratar de soslayar esta heterogeneidad, se ha desarrollado toda una línea de investigación encaminada a describir fenotipos, características medibles que permiten diferenciar subtipos de asmáticos, y endotipos, enfoque que tiene en cuenta, además de esas características expresadas en los fenotipos, la alteración biológica subyacente. Este enfoque ha tenido éxitos relevantes, por ejemplo, el desarrollo de los fármacos anti-IL5, pero también ha demostrado carencias. Entre éstas, las más importantes son la falta de fiabilidad de los biomarcadores para identificar la respuesta inflamatoria bronquial de un paciente concreto y también su incapacidad para explicar por qué dos pacientes con el mismo endotipo responden de forma diferente al tratamiento.

“La Medicina Personalizada en el asma parte del reconocimiento de ésta como un proceso muy heterogéneo”

AS.- ¿Se solapan el asma grave y la EPOC? ¿Qué efectos y síntomas comparten?

LPdL.- Asma y EPOC son dos procesos prevalentes que pueden, efectivamente, coincidir en el mismo individuo. Este solapamiento se ha llamado ACO (asthma-COPD overlap) y las más recientes investigaciones han mostrado que no tiene un grupo de características clínicas o fisiológicas que permitan diferenciarlo de asma o EPOC.

Su base inflamatoria sería, en cierto modo, una “mezcla” de la inflamación característica de la EPOC (Th1) y del asma (Th2), que es variable de individuo a individuo, dependiendo del “peso” que en él tenga cada uno de sus componentes. La investigación del ACO ha traído como consecuencia asumir que las categorías diagnósticas “clásicas”, asma y EPOC, no sirven para identificar correctamente a un elevado número de pacientes y que es necesario sobrepasar estas limitaciones con un enfoque novedoso y menos “encorsetado”.

AS.- ¿Qué papel desempeña la triple terapia en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica? ¿Se reduce el número del riesgo de exacerbaciones?

LPdL.-  Sin duda, la triple terapia inhalada (corticoide inhalado+LABA+LAMA) consigue reducir exacerbaciones y mejorar síntomas y función pulmonar en pacientes con EPOC o asma. Esto ya ha sido perfectamente demostrado. El problema está en indicarla en el paciente correcto, el que se puede beneficiar de un corticoide inhalado. Y en este sentido, el fármaco estará bien indicado si el paciente tiene una inflamación bronquial susceptible de mejorar con corticoides inhalados.

“El fármaco estará bien indicado si el paciente tiene una inflamación bronquial susceptible de mejorar con corticoides inhalados”

AS.- Además de los fármacos, ¿qué recomendaciones haría a los pacientes que padecen asma para aliviar los síntomas y sus efectos?

LPdL.- Las recomendaciones específicas para los asmáticos se centran en evitar agravantes que puedan empeorar su enfermedad, especialmente tabaco, también polución e irritantes, alérgenos si se trata de un asma alérgica, por ejemplo, cuando son alérgicos a pelo de perro o gato, y afrontar las comorbilidades existentes: adelgazar si se trata de una persona obesa, tratar la apnea del sueño si ésta está presente, diagnosticar y tratar la ansiedad, intervenir quirúrgicamente la poliposis nasal en algunos casos, etcétera. También conviene insistir en los hábitos saludables que se deben exponer a cualquier paciente, asmático o no: comidas sanas, ejercicio, hábitos de sueño estables.

Deja un comentario