Punto de vista técnica de sensibilidad baja respecto a la pcr

Los test antigénicos para SARS-CoV-2 no son la panacea

En este artículo, tomado de “Médicos y Pacientes”, el Dr. Juan Martínez Hernández, especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, analiza  la utilización de los test antigénicos para SARS-CoV-2 y alerta de que hay que tener en cuenta la falsa seguridad que da una técnica de sensibilidad baja respecto a la PCR, y las implicaciones para la salud pública que tiene, en una pandemia, proporcionar un resultado falso negativo a un paciente.

La fascinación con los novedosos test antigénicos para la COVID-19 debe ser adecuadamente mitigada. Como toda nueva técnica, estos test ofrecen desafíos, oportunidades y muchas preguntas sin resolver, que conviene ir delimitando por el bien de todos.

Fórmula de emergencia
Utilidad restringida

Estos test no van a cambiar “el paradigma de la enfermedad”, como se ha llegado a afirmar en tono triunfal

La utilidad de estos nuevos test se restringe a casos sintomáticos al principio de la enfermedad y no tienen ninguna aportación significativa para hacer cribados masivos indiscriminados, que están totalmente desaconsejados, por ineficientes, a pesar de que se haya hecho una compra de millones de unidades por mecanismo de urgencia. Por supuesto, estos test no van a cambiar “el paradigma de la enfermedad”, como se ha llegado a afirmar en tono triunfal. Pero sí han tenido un impacto brutal en la realización de PCR, que se han desplomado a un tercio respecto de las semanas precedentes en algunos lugares.

Juan Martínez Hernández

Médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.