Política y Sociedad

Los sindicatos sanitarios urgen la convocatoria de la mesa sectorial, alarmados por los recortes

Los sindicatos sanitarios urgen la convocatoria de la mesa sectorial, alarmados por los recortesEn aquella primera reunión sólo se pudo aprobar el reglamento de la mesa, ya que la consulta electoral y la ausencia de responsables autonómicos frenó la discusión de reivindicaciones laborales. La situación que se vive en las comunidades autónomas por los ajustes financieros llevó este lunes a los sindicatos FSP-UGT, CCOO, SATSE, CSIF y CEMSATSE a redactar un manifiesto conjunto por el que piden al Ministerio de Sanidad la convocatoria inmediata de la Mesa Sectorial de Sanidad, en la que todos están integrados.

 

Las organizaciones sindicales consideran imprescindible abrir un proceso de negociación “tras los severos recortes que se están aplicando en el sector sanitario”. Una política de recortes que, en su opinión, “está afectando, tanto a las condiciones laborales del personal, como a las prestaciones asistenciales que recibe la población, sin ningún tipo de coordinación, ni negociación como prevé la legislación vigente”, según recoge el manifiesto.

 

Alternativas y gestión

 

Los sindicatos reclaman alternativas “para evitar que todas las decisiones que se están tomando sólo vayan en la dirección de recortes, sin buscar otras” señala el texto.

 

Todos los sindicatos presentes exigen que se abran procesos de negociación, para evitar que todas las decisiones adoptadas hasta la fecha “solo vayan en la dirección de recortes, sin buscar otras alternativas, como buscar nuevas fórmulas de financiación, recortar en gastos que están sobredimensionados y buscar una gestión más eficiente de los recursos”.

 

Las formaciones sindicales, tras recordar la eficiencia del sistema sanitario español rechazan cualquier tipo de privatización del mismo y que se intenten cuadrar las cuentas “endureciendo las condiciones laborales de los profesionales del sector, lo que está ocasionando que profesionales opten o se estén planteando trabajar en otros países”. Entienden, que esto “redunda en una pérdida de conocimiento, que el sistema no debería permitirse.

 

Apuesta por un sistema público

 

En el manifiesto declaran que la situación de alta conflictividad “no favorece un clima que nos permita fortalecer y hacer sostenible nuestro Sistema, abordando las necesarias reformas que se deban acometer pero en un proceso de negociación y acuerdo, que conlleve a un pacto por la sanidad, en todos los ámbitos, político, institucional y social, que garantice la sostenibilidad presente y futura del sistema”.

 

Los sindicatos proclaman su defensa de un sistema sanitario público, que garantice la universalidad, la financiación pública vía presupuestos generales del estado, la provisión y gestión pública, la cohesión y permita la solidaridad entre la población”. A su juicio, “todas estas premisas se están poniendo en cuestión con las medidas adoptadas”.