Punto de vista POR TRABAJAR CON PELIGROSIDAD, TOXICIDAD, PENOSIDAD

Los sanitarios agradecen los aplausos, pero merecen el derecho de la jubilación anticipada

Las especiales condiciones de peligrosidad por la asistencia a la pandemia llevan al autor a reclamar, dentro de la legislación vigente, la posibilidad de la jubilación anticipada para los profesionales sanitarios.

El artículo 206 del Texto Refundido de la Ley General de Seguridad Social*, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, haciendo referencia a la Jubilación anticipada por razón de la actividad o en caso de discapacidad establece: “1. La edad mínima de acceso a la pensión de jubilación a que se refiere el artículo 205.1.a) podrá ser rebajada por real decreto, a propuesta del titular del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en aquellos grupos o actividades profesionales cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre”.

En el mismo sentido otras normas, entre ellas el Real Decreto 1698/2011, de 18 de noviembre, por el que se regula el régimen jurídico y el procedimiento general para establecer coeficientes reductores y anticipar la edad de jubilación en el sistema de la Seguridad Social, desarrolla mencionada Ley.

En relación con lo expuesto, diversas normas conceden ese derecho a diversos “colectivos profesionales”: bomberos, policía local, etc, con las condiciones siguientes:

La edad ordinaria de jubilación se reducirá en un período equivalente al que resulte de aplicar a los años efectivamente trabajados, el coeficiente reductor del 0,20 y entre otros condicionantes: La aplicación de la reducción de la edad de jubilación no dará lugar a la pensión de jubilación con una edad inferior en 5 /6 años a su edad ordinaria de jubilación. Es decir, se pueden jubilar con 60/61 años percibiendo el 100% de la pensión de jubilación que les corresponda, sin ningún tipo de descuento ni reducción.

Petición sindical

Diversos sindicatos sanitarios han solicitado la expuesto anteriormente:

Para la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos CESM: “La profesión médica por su complejidad, dedicación, responsabilidad, estrés, exigencias, penosidad, peligrosidad, horas adicionales a la  jornada con las guardias… merecería, al igual que otras profesiones (mineros,  bomberos,  policía  local…)  tener  un  factor  corrector  y la posibilidad de una jubilación voluntaria entre los 60 y 70 años  de edad al igual que los funcionarios (…) por eso estamos pidiendo que nuestra profesión sea declarada de riesgo como otros colectivos ya mencionados”

La FeSP-UGT ha solicitado, que los trabajadores sanitarios, estatutarios y otros, de los Servicios de Salud puedan acceder a los coeficientes reductores para adelantar la edad de jubilación por las siguientes causas: “Desarrollo de una actividad que suponga una exposición, de manera habitual y periódica, a agentes tóxicos, peligrosos e insalubres(…), así como desarrollo  de una actividad sometida a turnicidad, nocturnidad, guardias, etc. que son factores psicosociales a los que se reconoce gran repercusión sobre la salud de los trabajadores/as“. Y añadiendo él: “Desarrollo de una actividad en la que los requerimientos psicofísicos,  resultan más gravosos a partir de una determinada edad”.

En el mismo sentido el sindicato SATSE ha reclamado lo mismo para el colectivo de enfermeros/as, recalcando: “que la profesión enfermera es ejercida en más de un 85% por mujeres, y al vincularla socialmente a los roles que tradicionalmente se asocian al género femenino del cuidado (hogar, familia..), no se le reconoce suficientemente la gravosidad de sus condiciones laborales“. Y continúa: “La sociedad no percibe la dureza psicológica, el estrés o el agotamiento emocional que provoca el contacto permanente con el sufrimiento, el dolor la enfermedad y, en ocasiones, la muerte “.

El sindicato CSI-CSIF ha demandado la jubilación anticipada entre otras razones: “Trabajo a turnos, nocturnidad, fines de semana, guardias, festivos (turnos rotatorios) que tiene una repercusión demostrada sobre la salud de los trabajadores”, insistiendo en que ello conllevaría: “Esta medida llevaría consigo un rejuvenecimiento de las plantillas, facilitando el acceso a los más jóvenes, con nuevas contrataciones, ofertas de empleo público bianuales, etc“.

Momento actual

Si la Administración o determinados partidos políticos no entendieron necesario aprobar este derecho hasta ahora, con la grave pandemia de la Covid 19, cerca de 30.000 ciudadanos fallecidos, más de 50.000 sanitarios contagiados y cerca de 100 tristemente fallecidos, ahora ya no tienen otra opción que aprobarlo.

Los ciudadanos nos aplaudían y se lo agradecemos, ahora la administración y partidos políticos tienen que reconocer este derecho, la aplicación de coeficientes correctores para anticipar la edad de jubilación, nos lo deben y nos lo merecemos.

*En el mismo sentido el artículo 161.2 del Real Decreto Legislativo 1/1995, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. (B.O.E. 29 de junio de 1994)

Pedro Manuel González Toca

Enfermero y Licenciado en Derecho. Jubilado.

1 Comentario

  1. Maria Jose says:

    Es lo que deseo que nos den la jubilación anticipada por coeficientes reductores . Nuestra profesión es muy dura con turnos y muy expuestos pero ahora en este tiempo es mucho más complicada trabajar con las medidas para el Covid v