Política y Sociedad

Los pensionistas tendrán que adelantar en la farmacia el coste de sus medicinas

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros
Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

El Real Decreto ‘de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones’ (que se adjunta) recoge en más de 30 páginas una amplia batería de medidas, desde la reforma de la prestación farmacéutica, la condición de asegurado, la capacitación profesional de los sanitarios o los trasplantes.

 

Perfiles de aportación

 

En el primero de los casos, establece tres niveles de aportación para pensionistas, según sus ingresos; tres niveles para los activos, y la exención de copago para ciudadanos con rentas mínimas de inserción, pensiones no contributivas, afectados de síndrome tóxico y ciertas discapacidades, parados sin prestación de desempleo así como los tratamientos derivados de accidente de trabajo y enfermedad profesional. Para los enfermos crónicos se prevé el copago de un 10% del PVP en los medicamentos pertenecientes a los grupos ATC de aportación reducida, con una aportación máxima para el 2012, expresada en euros, resultante de la aplicación de la actualización del IPC a la aportación máxima vigente. El nivel de aportación de los mutualistas y clases pasivas de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado, del Instituto Social de las Fuerzas Armadas y la Mutualidad General Judicial se mantiene en el 30%.

 

Siete tipos de recetas

 

La normativa contempla que el Gobierno revise periódicamente la participación en el pago a satisfacer por los ciudadanos por la prestación farmacéutica «incluida en la cartera común suplementaria del Sistema Nacional de Salud, y los supuestos de financiación íntegra con cargo a fondos públicos». De la misma forma, estipula que «el importe de las aportaciones que excedan estos montos [entre 8 y 18 euros para los pensionistas] será objeto de reintegro por la comunidad autónoma correspondiente, con una periodicidad máxima semestral».

 

En base a estos nuevos perfiles de contribuyentes, el Ejecutivo ha previsto siete modalidades distintas de recetas que incluirán un código de clasificación en la base de datos de la tarjeta sanitaria individual y que figurarán impresos alfanuméricamente o codificados en la parte superior derecha de las recetas. Serán la Seguridad Social y la Agencia Tributaria las que proporcionará el nivel de participación de cada usuario, manteniendo la privacidad sobre la cuantía concreta de las rentas.

 

Informe de gasto a médicos y pacientes

 

Ana Mato
Ana Mato

La financiación pública de medicamentos estará sometida al sistema de precios de referencia. El precio de referencia será la cuantía máxima con la que se financiarán las presentaciones de medicamentos incluidas en cada uno de los conjuntos que se determinen, siempre que se prescriban y dispensen con cargo a fondos públicos.

 

Los médicos seguirán obligados, en la gran mayoría de los casos, a prescribir medicamentos por principio activo y para ellos se prevé un sistema de soporte tecnológico mediante el que reciban toda la información relativa a las medicinas así la posibilidad de hacer un cálculo del importe económico de sus decisiones terapéuticas. Ellos, a su vez, deberán incorporar en los informes de prescripción y terapéutica al paciente, información sobre el coste del tratamiento, con diferenciación del porcentaje asumido por el Sistema Nacional de Salud.

 

Las administraciones públicas competentes deberán adoptar, con anterioridad al 30 de junio de 2012, todas las medidas que sean necesarias para la aplicación efectiva de este paquete de medidas, dice el decreto.

 

Asistencia a extranjeros

 

Tal y como ha venido anunciando la Ministra Ana Mato desde el Consejo Interterritorial del 18 de abril, el decreto también redefine los derechos a la asistencia sanitaria pública para comunitarios u otro tipo de ciudadanos extranjeros.

 

En el primero de los casos, refuerza los instrumentos para cobrar la asistencia en España a ciudadanos de la UE -también a terceros, como aseguradoras privadas- y establece que «las personas de nacionalidad española o de algún Estado miembro de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza que residan en España y los extranjeros titulares de una autorización para residir en territorio español, podrán ostentar la condición de asegurado siempre que acrediten que no superan el límite de ingresos determinado reglamentariamente».

 

En el segundo, «los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España, recibirán asistencia sanitaria de urgencia por enfermedad grave o accidente, cualquiera que sea su causa, hasta la situación de alta médica; de asistencia al embarazo, parto y postparto. En todo caso, los extranjeros menores de dieciocho años recibirán asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los españoles. En esta situación podrían estar actualmente hasta medio millón de ‘sin papeles’. El límite para ellos es el 31 de agosto, fecha en la que se decreta la caducidad de sus tarjetas sanitarias.

 

Cartera farmacéutica blindada

 

La cartera de servicios del SNS que actualmente elabora una comisión del Consejo Interterritorial prevé que las comunidades puedan ampliarla con la financiación correspondiente y justificada. No así con la prestación farmacéutica, que frente a la posibilidad de autonomías díscolas, el Real Decreto blinda las competencias del Gobierno con esta frase: «Con el fin de garantizar el derecho de todas las personas que gocen de la condición de asegurado y beneficiario en el Sistema de un acceso a la prestación farmacéutica en condiciones de igualdad en todo el Sistema Nacional de Salud, las comunidades autónomas no podrán establecer, de forma unilateral, reservas singulares específicas de prescripción, dispensación y financiación de fármacos o productos sanitarios».

Consejo Interterritorial del Sistama Nacional de Salud
Consejo Interterritorial del Sistama Nacional de Salud

 

Deja un comentario