Publicaciones

Los pediatras dan sus consejos en la “Guía para padres” de la AEP

GuíaUna guía pensada para orientar a padres y apoyar a los pediatras ha sido presentada en la sede de la Asociación Española de Pediatría por su coordinador,  el doctor Fernando Malmierca. En el trascurso del acto se coló la notica de una nueva reducción de plazas pediátricas en la formación MIR, circunstancia con la que el comité ejecutivo de la AEP ha mostrado su absoluta disconformidad.

El encargado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) de coordinar los trabajos de los 22 pediatras que han participado en esta “Guía práctica para padres” , desde el nacimiento hasta los 3 años, ha sido Fernando Malmierca, el vicepresidente de Atención Primaria de la Asociación, que para empezar aclaró que, aunque el encargo había consistido en hacer una guía pediátrica, resulta que a los pediatras jóvenes no les gusta mucho el término “pediatría”. Aclarada la terminología, pasó a distinguir lo que diferencia a la Guía Práctica para padres de otras existentes en el mercado.

Un numeroso equipo especializado

Una de las virtudes de la presente guía la atribuyó al numeroso equipo de pediatras que habían intervenido en el libro,  que trabajan a pie de calle junto con expertos en las diversas materias, sin olvidar que algunas de las pediatras autoras de algunos capítulos son madres recientes. Como otra de las peculiaridades que juegan a favor de esta obra citó el que hayan intervenido un matrón o matrona, además de una psicóloga.

La circunstancia de que la mayor parte de autores trabajen en Salamanca fue presentada por Fernando Malmierca como una gran oportunidad para el desarrollo del libro, que había requerido numerosas reuniones y puestas en común. Pese a ello Malmierca reconoció que habían tardado en ponerlo el punto (no el final, porque es una obra abierta que se irá actualizando anualmente), ya que el comité editorial se “leyó todo concienzudamente y emitió opinión”.

Una información adsequible

En cuanto al contenido, explicó que consta de 5 capítulos, dispuestos de tal forma que facilite una lectura rápida sobre lo que más puede preocupar a los lectores, permitiéndoles entrar en detalles o especificidades de una forma más sosegada, posteriormente.

El primer capítulo va sobre la preparación de la llegada; entrando en las últimas semanas de embarazo, lo que los papás han de tener preparado para recibir a la nueva criatura, el parto y el posparto. Algo muy útil es la pormenorización del engorroso papeleo que hay que tener para que el bebé sea “legal”; si bien a veces se da alguna pequeña diferencia entre comunidades autónomas.

El segundo capítulo lo dedican a las primeras etapas (de seis meses en seis meses hasta los tres años). Y aunque la guía está orientada hacia el niño sano, también trata de prevenir sobre comportamientos anómalos o si el bebé es prematuro. Precisamente el capítulo 4 se centra en la atención a procesos habituales y en cuando hay que consultar al pediatra. A destacar que el apartado de “prematuros” ha corrido a cargo de la jefa del servicio de Neonatología del hospital 12 de Octubre, Carmen Pallás.

A vueltas con las vacunas

En el capítulo tercero se entra en un tema tan espinoso como las vacunas; espinoso porque la AEP ha mostrado su contrariedad con la política de vacunas llevada a cabo por el Ministerio de Sanidad , Servicios Sociales e Igualdad (calendario de mínimos). Y muy concretamente en que no se encuentre en la mayor parte de las farmacias españolas la vacuna de la varicela, que ha pasado a ser de uso hospitalario para ciertos casos. Por eso en la guía presentada consta el calendario vacunal de la AEP de 2014: “Recomendaciones del Comité Asesor de Vacunas”. Eso sí con un apartado de “vacunas no incluidas en los calendarios oficiales”. Malmierca en este punto se apresuró a afirmar que la AEP se rige por criterios de evidencia científica, sin contaminación comercial alguna, y respetando las normas internacionales. La recomendación de la guía, que se administre en la primera infancia, “no en la adolescencia como se hace en la mayoría de las CCAA, ya que a esta edad la mayoría de los niños ya han pasado la enfermedad y, por tanto, resulta inútil su vacunación”.

La prevención de accidentes infantiles es un  apartado especialmente largo, ya que según Malmierca el tema por sí  solo da para todo un libro; sobre todo si está escrito por una especialista del grupo de trabajo del Sueño de SEPEAP, como es el caso de la doctora Cleofe Fernández.

Temas tan delicados como la adopción, la opción de guardería o la educación tienen su espacio en el quinto y último capítulo.

Un apoyo y no un sustituto del pediatra

El doctor Malmierca hizo la salvedad de que la guía pretende ser un apoyo al pediatra y nunca un sustituto. También entra en temas controvertidos como la lactancia materna, la muerte súbita o el sueño. En el caso de la postura óptima para dormir, Fernando Malmierca admitió que el como pediatra había recomendado que los niños deberían dormir boca abajo, cuando la evidencia científica establece en la actualidad que la mejor postura es la decúbito supino.

Editada por la marca Dodot, cuyo responsable de comunicación, Chema Martín, intervino en la presentación, la guía además de ser distribuida en su edición de papel entre pediatras, la pueden encontrar tanto en la web de la AEP como en la de la empresa especializada en productos infantiles.