Hospitales El Hospital Clínico San Carlos practica el cierre de orejuela en las personas con esta enfermedad

Los pacientes con fibrilación auricular tienen cinco veces más posibilidades de tener un ictus

— Madrid 18 Jul, 2019 - 4:37 pm

Cardiólogos del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid han informado acerca del procedimiento de implantación de un dispositivo para el cierre de la orejuela que se encuentra en la aurícula izquierda del corazón, técnica que se utiliza en pacientes con fibrilación auricular, una patología por la que se multiplica por cinco las posibilidades de tener un ictus; y que presentan dificultades con la toma de medicamentos anticoagulantes como parte de su tratamiento.

«La fibrilación auricular facilita que la sangre se quede estancada en la orejuela de la aurícula izquierda, lo que favorece la formación de embolias que se pueden desprender hacia otros vasos sanguíneos, como los cerebrales, reduciendo el flujo sanguíneo y multiplicando por cinco la posibilidad de tener un ictus», informa el Hospital Clínico Universitario San Carlos.

Así pues, el cierre percutáneo de la orejuela está indicado para pacientes con fibrilación auricular y problemas de hemorragia, lo que se traduce en alrededor de un 20 y 30 por ciento de los pacientes anticoagulados, según explican los doctores Luis Nombela, Pilar Jiménez y Pablo Salinas, quienes son cardiólogos integrantes del equipo de Hemodinámica de este centro capitalino. «Este procedimiento protege del riesgo de sufrir embolias o episodios tromboembólicos como el ictus, hasta mantenerse en tasas similares a la población general y sin necesidad de tomar medicación anticoagulante», amplían.

Hoy en día, entre el 1 y el 2 por ciento de la población sufre de fibrilación auricular, una enfermedad que puede aumentar con la edad, a partir de los 75 u 80 años, hasta el 5 por ciento. Para su abordaje se toman medicamentos anticoagulantes orales como el sintrom, el cual puede incrementar el riesgo de hemorragias digestivas, o incluso intracraneales.

Deja un comentario