Tecnología e Investigación Según la Clínica La Luz y el Hospital Sur (IDCsalud)

Los mapas topográficos del esófago, una referencia para diagnosticar problemas digestivos

— Madrid 18 Feb, 2015 - 6:32 pm

Numerosas investigaciones recientes han demostrado la utilidad de los mapas topográficos que confecciona la Manometría de Alta Resolución, MAR, a la hora de realizar un diagnóstico preciso e individualizado de las patologías del esófago, según la información proporcionada por la Clínica La Luz y el Hospital Sur (IDCsalud), primeros hospitales de la sanidad privada de Madrid que aplican esta tecnología a sus pacientes.

Dr. Carlos Miliani Molina.

Dr. Carlos Miliani Molina.

La Manometría de Alta Resolución es una herramienta diagnóstica de última generación que, mediante una sonda dotada de 36 sensores, permite conocer con la máxima precisión cómo funciona el esófago en cada uno de sus tramos, a través de la medición de la presión que ejercen las contracciones musculares.

Este sistema permite obtener un completo mapa topográfico de las paredes del esófago que, según acaban de concluir varios estudios publicados en revistas científicas de referencia, constituye la mejor herramienta para el diagnóstico preciso de distintos trastornos funcionales digestivos.

Herramienta de referencia

El doctor Carlos Miliani Molina, especialista en Cirugía Digestiva de la Clínica La Luz y el Hospital Sur de Alcorcón (Madrid), centros ambos integrados en el grupo IDCsalud, pone de relieve que “estos estudios demuestran lo que estábamos comprobando en la práctica clínica diaria: que la manometría de alta resolución, combinada con otras pruebas como la pH-metría de 24 horas, se ha convertido en la herramienta de referencia para lograr el diagnóstico más preciso y, en consecuencia, adoptar el tratamiento idóneo en cada caso, ya que presenta numerosas ventajas frente a la manometría convencional”.

En concreto, el último número de la revista Neurogastroenterology & Motility, publicación de referencia de la Asociación Americana y la Sociedad Europea de Neurogastroenterología y Motilidad, incluye varios estudios que destacan las altas prestaciones de la MAR a la hora de diagnosticar patologías como la acalasia (que impide el correcto tránsito del bolo alimentico a través del esófago y su paso al estómago), el reflujo gastroesofágico y hernia de hiato, entre otros.

Diagnósticos más precisos

“Gracias a esta técnica”, agrega el doctor Miliani, “podemos ‘navegar’ por el interior del esófago y ver exactamente dónde se localiza el problema y en qué consiste, evitando a nuestros pacientes molestias innecesarias derivadas de diagnósticos menos precisos obtenidos mediante las técnicas convencionales”.

De hecho, según recuerda el editorial del último número de la citada revista, esta tecnología hizo posible la creación de la llamada “Clasificación de Chicago de los Trastornos de Motilidad Esofágica”, que agrupa todas estas patologías y permite que todos los especialistas que usan la MAR puedan hablar un mismo lenguaje en todo el mundo. Junto al atractivo visual de los mapas a color que traza la MAR, la mejora que supone en la presentación de los datos permite, asimismo, determinar que existen distintos subtipos de acalasia que son clínicamente relevantes.