Farmacia

Los farmacéuticos de Cantabria se implican en una campaña sobre alimentación saludable

— Santander 1 Jul, 2014 - 6:43 pm

Marta Fernández-Tejeiro y José Fco. Díaz

Marta Fernández-Tejeiro y José Fco. Díaz

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de Cantabria, a través de la Dirección General de Salud Pública, y el Colegio de Farmacéuticos de Cantabria se han unido para poner en marcha una campaña de información sobre la alimentación saludable. Desde este miércoles, las oficinas de farmacia facilitarán la guía ‘Comer sano y sentirse bien’ elaborada por Salud Pública, de la que se han editado 5.000 ejemplares, y orientarán a los ciudadanos sobre cómo conseguir una alimentación variada y equilibrada.

El objetivo de esta campaña es trasmitir unas nociones básicas, sencillas y claras sobre la alimentación y la nutrición, y facilitar consejos que permitan garantizar unos hábitos de nutrición seguros y equilibrados, para evitar el sobrepeso y la obesidad, además de prevenir enfermedades. La guía, que va dirigida fundamentalmente a las personas que idean y cocinan las dietas en las familias, informa sobre las necesidades de nutrición de nuestro organismo, aporta recomendaciones para seguir una alimentación saludable y mantener el peso adecuado a cada persona, y explica la información del etiquetado de los productos de alimentación para facilitar al ciudadano datos sobre el valor nutricional, ingredientes y contenido en fibra y sal del producto.

Además, detalla los alimentos que deben ser consumidos cada día, semanalmente o en ocasiones, teniendo en cuenta su composición nutricional conforme a la pirámide de los alimentos, y recomienda la realización regular de actividad física con el fin de controlar el peso corporal, prevenir enfermedades y a largo plazo aumentar la calidad y los años de vida.

Esta iniciativa se enmarca dentro de la Estrategia NAOS de alimentación saludable y prevención de la obesidad y el sobrepeso entre la población, puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad en 2005, y que centra sus esfuerzos en los ámbitos más vulnerables como puede ser la infancia y adolescencia y las personas con patologías de mayor riesgo.