Industria farmacéutica Biogen Idec refuerza su compromiso anual con la Enfermería

Los enfermeros, “claves” en la educación del paciente con esclerosis múltiple

— Sevilla 13 Jun, 2014 - 4:59 pm

 13 biogenidec logo

La Enfermería es  fundamental en la educación del paciente con esclerosis múltiple, EM,  además de garantía de una buena utilización y adherencia al tratamiento. Este extremo ha sido especialmente destacado en la “Reunión Nacional de Enfermería en Esclerosis Múltiple” que, bajo la organización de Biogen Idec, ha tenido lugar recientemente en Sevilla, con la presencia de más de 200 profesionales que han repasado los últimos avances sobre dicha enfermedad.

Dichos avances se han traducido, en la última década, en la llegada de terapias innovadoras. Pero estos tratamientos sólo pueden ofrecer su máximo beneficio si se utilizan bien y se cumple con la pauta prescrita. Dos requisitos para los que resulta fundamental la Enfermería y su papel en la educación del paciente, tal, y como se ha dejado ver en la citada Reunión. Para Umberto Stefanutti, director general y vicepresidente de Biogen Idec en España, “la participación de Enfermería para garantizar la adherencia al tratamiento es fundamental para obtener la máxima eficacia y beneficio para los pacientes con las terapias que desarrollamos en Biogen Idec”.

En el encuentro también se destacó el papel clave de la Enfermería en el mantenimiento de la calidad de vida del paciente. Rosalía Horno, enfermera del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña, CemCat, explicó cómo el enfermero, en los controles periódicos, puede ayudar al paciente a resolver algunos efectos adversos que se produzcan al inicio de los tratamientos, favoreciendo así la adherencia. “El apoyo de la Enfermería es fundamental para garantizar el cumplimiento terapéutico y conseguir que los pacientes se beneficien al máximo de los tratamientos”, subrayó.

Entre los avances terapéuticos importantes para los pacientes con EM destaca la llegada de Fampridina de liberación prolongada, el primer tratamiento que mejora un síntoma limitante, como es la capacidad de caminar, con un buen perfil de seguridad. Otras novedades que han venido de la mano de Biogen Idec han sido el primer autoinyector intramuscular con Interferon beta-1a y Natalizumab, aprobado para la esclerosis múltiple remitente-recurrente, EMRR, muy activa o en pacientes que no han respondido a otras terapias. Con este último, “el paciente viene un día cada cuatro semanas al hospital de día a inyectárselo, se le vigila y monitoriza y luego se olvida hasta el mes siguiente, manteniendo sus rutinas”, según las explicaciones de José Antonio García Alonso, enfermero especialista en EM del hospital de día del Virgen de la Macarena, en Sevilla.