El mirador el ejercicio médico es compromiso social, no sólo clínico

Los amplios horizontes de la Medicina

Este es el resumen de la participación del firmante en el 8º Congreso de Medicina Familiar y Comunitaria de Minas Gerais (Brasil), celebrado el 20 de noviembre de 2020, con el título original de “Los amplios horizontes de la Medicina de Familia y Comunitaria”.

Introducción

Los humanos nacemos y morimos libres. El contexto puede limitar la libertad humana al nacer, vivir y morir. Los profesionales sanitarios ayudamos a que nazcan, vivan y mueran seres libres pues, en lo posible, eliminamos y paliamos dolor, sufrimientos y muertes evitables, y como profesionales somos libres para hacerlo con ciencia, conciencia y coraje http://equipocesca.org/la-renovacion-de-la-atencion-primaria-desde-la-consulta/

Horizonte grandioso y utópico

En este sentido, como profesionales y por profesionalidad de la Medicina de Familia, nuestro horizonte es grandioso y utópico. Va más allá de lo clínico y de la salud pública ya que se refiere a equidad, ética, justicia y solidaridad. Es decir, tenemos un compromiso de dignidad y de vida con personas, familias, comunidades y sociedad en general.

Hechos concretos

Tales palabras resuenan por su grandiosidad casi imposible, pero se explican y materializan con hechos concretos posibles:

“Soy médico que sabe de todo un poco. Además, sé mucho de lo frecuente y de lo importante y estoy al día en conocimientos y técnicas”

“Curar es ideal, pero muchas veces imposible. Curaré siempre que sea posible y en todos los casos acompañaré y consolaré, por ejemplo, evitando el dolor que conlleva indignidad”

“He venido para quedarme. Seré su médico de por vida”

“Nada humano me es ajeno, dentro y fuera de la consulta”

“La muerte es inevitable, pero yo intentaré que no sea por causas evitables, y en todo caso ayudaré a que sea una muerte sin problemas médicos sobreañadidos”

“Puede tener la absoluta seguridad de que ejerzo con profesionalidad celosa el deber del secreto médico y con respeto a su derecho a la confidencialidad en salud”

“En mi consulta no  hay  discriminación alguna  ni  por edad,  ni  por  sexo, ni por presencia  física,  ni  por  creencias/religión,  ni  por raza, ni por actividad sexual, ni por lengua ni por ningún otro motivo”

“Consulte a su médico cuando lo  necesite.  En  la  sociedad  hay,  a  veces,  rechazo  y  silencio  culpable ante   situaciones que repercuten  en la salud de las personas (drogadicción, incesto, violencia familiar, pobreza, etc.). No colabore ni con el rechazo ni con el silencio culpable”.

“No recibo a los representantes de las industrias, tampoco sus regalos y atenciones”

“En esta consulta se deja hablar al paciente. Hable, será escuchado. Puede hablar de todo lo que le preocupe (físico, mental y social); por ejemplo, desde eutanasia y suicidio a aborto voluntario, pasando por prácticas alternativas y el miedo a la muerte. Sabemos que la propia escucha es terapéutica”

“Su médico cumple los horarios, ni llega tarde ni se va antes de tiempo. Y no pierde el tiempo tomando café, mucho café”

“La comunicación amable, cálida, digna, empática, respetuosa y serena con el paciente tiene impacto positivo en su salud. Por ello ofrezco un ambiente que favorece dicha comunicación”

“Muchas veces no hace falta diagnosticar sino acompañar en forma que con frecuencia ayude y resuelva”

“Como médicos somos testigos del sufrimiento de pacientes, familias y comunidades, y por ello podemos dar testimonio y decir ‘estamos a su lado, entendemos lo que padece’. Ello legitima el sufrimiento y refuerza el valor de una existencia que, a veces, se tuerce sin reconocimiento social alguno”

“Esperar y ver es con frecuencia la mejor elección. Se denomina ‘inercia clínica intencionada’ y es el arte y la ciencia de no hacer nada”

“La dignidad del médico como persona y profesional es la dignidad de su trabajo, la limpieza de su corazón, el compromiso con el sufrimiento de sus pacientes, el uso razonable de los recursos a su disposición, el razonamiento lógico y de sentido común, el acervo de conocimientos científicos mantenido e incrementado en lo esencial, el trabajo con cálida calidad, la empatía con el marginado, la rebelión frente a la injusticia, el conocer los límites de su ciencia y práctica y, sobre todo, el responder proporcionalmente a la necesidad del paciente, valorando sus condiciones personales, familiares, laborales, sociales y culturales”

“Siempre tengo tiempo para visitarle a domicilio, si es necesario”

“En esta consulta no se practica la medicina defensiva porque como médico no tengo que defenderme de mis pacientes”

“Si alguna vez me equivoco me escocerá como quemadura con hierro al rojo vivo, aprenderé de ello, pediré perdón, compartiré el error con el paciente, la familia y afectados en general, intentaré repararlo y tomaré medidas para que nunca vuelva a ocurrir”

“Estar sano es la capacidad de superar los inconvenientes de la vida y ser capaz de disfrutar de la misma”

“No hay una dicotomía entre salud y enfermedad sino que ambos estados se entremezclan y cabe una ‘mala salud de hierro’, como dicen a veces los pacientes”

“La salud depende en poco (10%) de la medicina. El bien común de la salud es más bien político y social. por ello hay que salir de la consulta si se busca la mejor salud de pacientes y comunidades”. Por ejemplo, ante la pandemia covid19 tendrían más impacto las ‘vacunas sociales’ (mejora de dotación urbanística de los barrios pobres, disminución de la desigualdad social, apoyo a las redes comunitarias, eliminación de la pobreza extrema, apoyo a familias monoparentales, introducción de una renta mínima básica, igualdad de oportunidades, mejora de la educación y sanidad públicas, etc) que las vacunas biológicas producidas por las industrias farmacéuticas”

“La vida ofrece oportunidades de disfrute hasta ser posible “morir sanamente” después de un “sano envejecer” que convive con los inconvenientes lógicos del vivir”

http://saludineroap.blogspot.com/2019/09/reflexiones-y-propuestas-sobre-como-ser.html

http://equipocesca.org/pt/portugues-reflexoes-e-propostas-sobre-como-ser-medico-de-familia-e-nao-perecer-no-esforco/

http://equipocesca.org/la-dignidad-del-trabajo-clinico-existe-alli-donde-ejerce-un-medico-cercano-cientifico-y-humano/

https://www.actasanitaria.com/el-arte-y-la-ciencia-de-no-hacer-nada-inercia-clinica-intencionada/

https://www.actasanitaria.com/contrasenas-del-buen-medico/

http://equipocesca.org/informacion-al-paciente-sobre-su-medico/

Dignidad, equidad y solidaridad

Los amplios horizontes de la Medicina de Familia se basan en la dignidad, la equidad y la solidaridad. Ello supone ejercer practicando una Medicina Armónica, que busca la concordancia  con  el  paciente,  de  forma  que

  • el médico y el paciente analicen las ventajas e inconvenientes de las    alternativas posibles (eficacia),
  • elijan las más adecuadas al paciente y a su situación, y que causen menos daño (efectividad) y
  • sin olvidar siempre el punto de vista de la sociedad (eficiencia).

Hay  al  menos  tres  claves:

  1. Comprender y  aceptar  que  el  objetivo  sanitario  no  es  disminuir morbilidad  y  muertes  en  general,  sino  la  morbilidad  y  mortalidad innecesariamente  prematura  y  sanitariamente  evitable (MIPSE).
  2. Promover que los médicos ejerzan con dos éticas sociales fundamentales: la de la negativa (no todo lo posible es conveniente) y la de la ignorancia (no sabemos todo, la incertidumbre es omnipresente).
  3. Tener en la práctica clínica compasión, cortesía, piedad y ternura con los pacientes y sus familiares, con los compañeros, con los superiores y con uno mismo.

http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:500576/n3.9_Como_ejercer_una_medicina_arm__nica.pdf

Síntesis

Dicen que “el médico que sólo medicina sabe, ni medicina sabe”. En ese sentido, el ejercicio médico bien entendido es un amplio compromiso social, no sólo clínico, que contribuye a que los humanos podamos ser más libres.

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

1 Comentario

  1. Manel Serrat Berengueras says:

    Por suerte no he tenido que frecuentar las visitas médicas como tales, pero si que en mi entorno he tenido relación con muchos médicos, de distintas especialidades y estamentos, y por desgracia, puedo asegurarle que distan mucho de lo que usted ha descrito, y en lo que estoy completamente de acuerdo en que debería ser así. Pero repito mi percepción hablando con ellos no a sido esta, ni mucho menos.