Sin categoría

Linde Healthcare presenta su 2ª generación de equipos para tratar la hipertensión pulmonar en niños

En el XXIV Congreso de Neonatología y Medicina Perinatal celebrado en Barcelona, Linde Healthcare ha presentado el sistema Inomax® DSIR, que administra óxido nítrico en el circuito respiratorio de manera proporcional y sincronizada con cualquier modalidad de ventilación. El sistema asegura una dosis constante durante el tratamiento y evita así picos de sobredosis.

Linde Healthcare presenta su 2ª generación de equipos para tratar la hipertensión pulmonar en niñosCon frecuencia se observa que bebés con insuficiencia respiratoria o pacientes que han sido sometidos a una operación cardíaca muestran un aumento en la presión arterial pulmonar causada por el estrechamiento de un vaso sanguíneo. La hipertensión pulmonar es una enfermedad grave que afecta tanto a los adultos como a bebés y niños en edad pediátrica.

 

Según ha explicado en el transcurso del Congreso Patricia Estepa, Business Development Manager de Linde Healthcare, «la terapia Inomax® -óxido nítrico inhalado- de Linde Healthcare, que tiene aprobadas varias indicaciones terapéuticas para todos los perfiles de pacientes, se usa en pacientes críticos que llevan asociado un riesgo vital elevado y, en consecuencia, una mayor necesidad de precisión y seguridad en la administración de la terapia. Por este motivo Linde ha desarrollado este nuevo sistema de administración de óxido nítrico que vuelve a incidir en una tecnología segura y eficaz y además aporta una mejora de las prestaciones de su antecesor».

 

Los expertos han hecho referencia a que el óxido nítrico inhalado (Inomax®) actúa, en el caso de los recién nacidos con insuficiencia respiratoria hipoxémica, distendiendo los vasos sanguíneos pulmonares, aliviando la hipoxemia y reduciendo la necesidad de procedimientos de alto riesgo tales como la oxigenación por membrana extracorpórea.


Medicamento inhalado

 

Se trata de un medicamento inhalado que actúa de forma rápida en el flujo sanguíneo sin provocar una vasodilatación en la circulación sistémica. Patricia Estepa explica que «hay que realizar una administración continua del fármaco para mantener su acción, pero siendo cuidadosos, ya que una interrupción brusca en la administración puede condicionar un efecto rebote con un incremento de la presión en las arterias pulmonares, lo que ha sido descrito como un factor de riesgo».

 

Asimismo, es necesario que la administración del fármaco se realice mediante sistemas que garanticen su concentración estable y continuada en la vía aérea de forma independiente al sistema de ventilación empleado. En este sentido, el sistema Inomax® DSIR garantiza un tratamiento eficiente, ya que permite una administración de óxido nítrico adaptado a la respiración del paciente y una adaptación automática a los cambios en el flujo del ventilador, evitando así picos de sobredosis en el tratamiento.

Deja un comentario