Política y Sociedad conmemora sus 35 años de investigación preclínica en el país

Lilly España invierte alrededor de 55 millones de euros al año en I+D

La compañía farmacéutica Lilly ha conmemorado, en el municipio madrileño de Alcobendas, sus 35 años de investigación preclínica en España, en un acto inaugurado por su presidente y director general también en Portugal y Grecia, Nabil Daoud, quien destacó la inversión de «alrededor de 55 millones de euros al año» que se hace en investigación desde este laboratorio en nuestro país, «lo que supone un 14,71 por ciento sobre las ventas».

En esta celebración participaron, además de Nabil Daoud, el director del Centro de I+D de Lilly España, el doctor Juan Velasco; la directora científica del Laboratorio de Bioquímica y Biología Celular del citado centro, la doctora María José Lallena; el alcalde de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera; el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco; y la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, encargada de clausurar el acto.

El presidente de la empresa en España afirmó que «Lilly ha contribuido a la historia de la Medicina» y que, ahora mismo, en la sede de la farmacéutica en este país, «hay más de 100 científicos trabajando». Por su parte, Juan Velasco aseguró que «el 60 por ciento del personal investigador son mujeres», y recalcó que «la investigación es el motor principal del desarrollo de nuestra sociedad».

Según Daoud, España «cuenta con la única afiliada del grupo en la que se realiza toda la cadena de valor del medicamento», es decir, desde la posibilidad de descubrir nuevos fármacos hasta la planta de producción y equipo de comercialización. La apuesta de Lilly por la investigación preclínicia en el país comenzó en 1984, con la contratación de un equipo de seis investigadores, de los cuales tres recibieron, durante el encuentro, el reconocimiento de la entidad por su labor desde los inicios: los doctores Jesús Ezquerra, José Carlos Montilla e Isabel Fernández.

El descubrimiento de abemaciclib

Durante este evento se valoró «el talento y la dedicación de los científicos españoles, que ha permitido realizar contribuciones esenciales en los medicamentos actualmente comercializados». Entre estos, se encuentra abemaciclib, «un fármaco cuyos primeros trabajos se realizaron con una participación mayoritaria en España», según indica la compañía, y que sirve para el tratamiento del cáncer de mama metastásico.

«Nos sentimos muy orgullosos de que Lilly haya apostado por España para el desarrollo del trabajo más importante de una farmacéutica innovadora. Y, ahora, al contribuir con el descubrimiento de una molécula en la que nuestros investigadores han tenido una participación esencial, como es abemaciclib, nos satisface especialmente», apuntó, en este sentido, el director del Centro de I+D de Lilly en el Estado, un organismo que es señalado «como el más importante fuera de Estados Unidos, y uno de los centros privados más relevantes en España», según la propia empresa.

Con respecto al mismo asunto, María José Lallena incidió en que el «descubrimiento de un fármaco es un proceso largo y dificultoso. Pasan entre tres y cinco años hasta que conseguimos entregar el fármaco a nuestro equipo de investigación médica, y 10 años hasta el desarrollo clínico de la molécula. Por tanto, pasan 15 años hasta que se ven los resultados de nuestra investigación».

La Medicina del mañana

Meritxell Batet y Nabil Daoud

«La investigación de hoy es la Medicina del mañana», señaló Lallena, quien llamó la atención sobre el Sistema Nacional de Salud (SNS), el cual es «único» porque permite a estos profesionales de la investigación «interactuar con él». «España es el segundo país después de Estados Unidos con más estudios clínicos en Oncología».

Por otro lado, el alcalde de Alcobendas se refirió al municipio como «la tercera ciudad que más factura en España, 60.000 millones se generan en nuestra ciudad». Faustino Blanco, por su parte, aseveró que para la cartera sanitaria nacional «es siempre un privilegio apoyar la labor de profesionales y entidades que promueven el progreso y la excelencia en el sector sanitario».

Nuestro Estado es «el cuarto país del mundo en investigación biomédica», manifestó el secretario general de Sanidad. Meritxell Batet, durante su discurso de clausura, reivindicó la incorporación de «más mujeres al campo de la ciencia», y puso en valor la industria farmacéutica como «un sector que genera empleo de calidad».

Deja un comentario