Política y Sociedad Como nuevo presidente de la compañía para España, Portugal y Grecia

Innovación terapéutica y RSC marcarán la etapa de Nabil Daoud en Lilly

El nuevo presidente de la compañía farmacéutica Lilly para España, Portugal y Grecia, Nabil Daoud, ha transmitido su ilusión a los medios de comunicación por esta nueva etapa profesional que estará marcada por la innovación terapéutica y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la compañía.

Nabil Daoud es de origen franco libanés y une a su excelente dominio del castellano una gran visión panorámica de la industria farmacéutica europea y mundial, gracias a su trayectoria formativa, profesional y directiva en varios continentes.

Nabil Daoud

Economista y viajero

Daoud se remontó con los periodistas especializados en salud a su Líbano natal, donde transcurrieron su niñez y primera juventud. Tras graduarse en Economía y especializarse en una escuela de negocio, entró en la compañía Lilly, multinacional en la que está próximo a cumplir 24 años, con responsabilidades crecientes dentro de los departamentos de marketing, financiero y ventas.

El nuevo presidente de Lilly debe su buen nivel de castellano a una de sus primeras maestras del Líbano, a sus estancias y visitas a nuestro país y a su labor realizada en Colombia, también dentro de Lilly. Destino al que siguieron otras responsabilidades en Rusia, Egipto y Dubai, país este último que dejó el pasado mes de febrero para incorporarse a su nueva responsabilidad en España.

Nabil Daoud

Innovación en expansión

Daoud, que tuvo palabras de reconocimiento y elogio para su predecesor en el puesto, Javier Ellena, afirmó que su línea de trabajo será de continuidad con el viento a favor que anticipa una nueva oleada de innovación y el mismo compromiso social y corporativo que caracteriza a la compañía.

Al asumir su nuevo puesto, el presidente expresó lo magnífico que ha sido encontrar un excelente equipo humano, como confirmación de las muy buenas referencias que ya tenía. Desde ese talento consideró que será posible protagonizar una etapa muy intensa de innovación a través de desarrollos farmacológicos sólidos, por encima de cualquier condicionante aleatorio, tan característico a veces de la actividad industrial en este sector.

Principales áreas terapéuticas

Daoud se consideró afortunado al poder sumarse a una etapa de innovación expansiva que permitirá en plazos razonablemente cortos ofrecer nuevos medicamentos a los pacientes que los precisan.

Además de áreas de gran experiencia en Lilly, como diabetes y cáncer, Daoud habló de nuevas propuestas terapéuticas en psoriasis, enfermedades autoinmunes e innovadores tratamientos para el dolor. Por eso, el presidente celebró el dinamismo innovador de la compañía, en sintonía con el sector en general, dado que tanto la Agencia Federal del Medicamento de Estados Unidos (FDA) como su equivalente europeo, la EMA, aprobaron en 2017 35 nuevos medicamentos.

España, país estratégico

El nuevo presidente destacó el extraordinario nivel de los profesionales sanitarios de España, con algunos de los cuales lleva años trabajando Lilly para el desarrollo de medicamentos innovadores.

Daoud se mostró convencido, igualmente, de que será posible ampliar los espacios de colaboración para seguir investigando y hacer llegar nuevos fármacos a los ciudadanos del país y el resto del mundo.

Sobre la planta de fabricación que Lilly tiene en Alcobendas (Madrid), el presidente constató su valor estratégico para la compañía y que dispone de un presupuesto anual para I+D que oscila entre los seis y los siete millones de euros, así como una capacidad exportadora que llega a 125 países de todo el mundo que, además, se verá reforzada con nuevas líneas de producción de medicamentos inyectables.

A todo ello, el representante de la farmacéutica añadió el magnífico Consumer Service interno, posible gracias al compromiso de sus 435 colaboradores, del total de 1.145 empleados que Lilly tienen en España.

Novedad en cáncer de mama

Como fruto muy especial de la parte española de Lilly, el presidente habló de Verzenio (abemaciclib), el nuevo medicamento para el cáncer de mama que ya está disponible en Estados Unidos y en fase de aprobación en Europa, tras un desarrollo íntegramente realizado en España, contando con la colaboración de los hospitales más importantes del país.

En definitiva, para el nuevo presidente de Lilly, será un orgullo colaborar corporativa e industrialmente a la mejora de la salud de los españoles y contribuir a la sostenibilidad de un sistema sanitario que es emblemático en el mundo por su calidad y universalidad.

Teresa Millán

Farmaindustria y Fundación Lilly

Como nuevo presidente, también de la Fundación Lilly, Daoud celebró su trayectoria y haber podido participar en su primer acto de agenda. En concretó, presidió el mismo día del encuentro con periodistas la puesta en marcha de la décimo octava edición del programa de alta dirección en sanidad de IESE. Una apuesta por la formación del mayor nivel que ya ha consolidado los conocimientos de más de 1.200 profesionales y directivos, hecho por el que felicitó a sus 64 nuevos alumnos, al haber optado por dar continuidad a 18 años de éxito formativo.

En relación con Farmaindustria, patronal en la que Lilly dejó una gran impronta personal gracias a Javier Ellena, Daoud declaró haber tenido de la misma la impresión de ser una organización empresarial muy abierta y colaborativa. Sensación que confirmó tras su entrevista con el director general de la misma, Humberto Arnés.

Así mismo, el nuevo presidente de la compañía compartió con los periodistas el gran prestigio que tiene Farmaindustria en el resto de Europa, al igual que en Oriente Medio. En el acto, acompañó a Daoud la directora de Corporate Affairs de Lilly, Teresa Millán.

Lilly en cifras

Eli Lilly es una compañía farmacéutica basada en la innovación con 142 años de historia y sede en Indianápolis (EEUU). Invierte el 24% de sus ventas en la investigación de nuevos medicamentos. Su facturación en 2017 fue de 28.871 millones de dólares. Dispone de plantas de producción en 13 países, con 40.000 empleados en total, ocho centros de I+D en el mundo e investigación clínica activa en 55 países.

Lilly cuenta con uno de los pipelines más ricos de su historia en la etapa media-final en áreas de Oncología, Diabetes, Cardiovascular, Inmunología y Neurociencias. Un esfuerzo de investigación actualmente repartido en 21 moléculas en Fase I, 16 moléculas en Fase II y 18 moléculas en Fase III.

De los mejores lugares para trabajar

Como es sabido, la filial en España de Lilly se encuentra situada en Alcobendas, (Madrid), en un complejo que agrupa varios edificios: su Centro de I+D, en el que se investigan fármacos desde sus fases más tempranas; la planta de producción que exporta a 125 países, incluyendo mercados como Japón y Estados Unidos, y el edificio administrativo donde se sitúan el resto de funciones.

Trabajan 1.145 empleados en Lilly España, firma que un año más ha sido elegida como la tercera mejor empresa para trabajar, según el Ranking Best Place to Work, en el que además es la única firma que ha aparecido en el “top ten” en todas sus ediciones.

Excelente en Plan Profarma

Dentro del Plan Profarma de los ministerios de Economía, Industria y Competitividad y Sanidad, para el fomento de la competitividad en la Industria Farmacéutica, Lilly España ha resultado calificada como “Excelente” por su actividad industrial en toda la vida de los fármacos que desarrolla, por todas sus etapas: investigación preclínica, clínica, producción y comercialización.

La investigación en Lilly en España cuenta con un centenar de científicos en su centro de I+D de investigación preclínica, que permitieron dos lanzamientos en 2017, con el desarrollo de 76 ensayos clínicos, realizados por 455 equipos de investigación con la inclusión de 2.100 pacientes.

Como confirmó Daoud, la planta de producción de Lilly en España invierte 6,6 millones de euros al año. Tiene un equipo humano de 435 colaboradores y una producción de 59 millones de envases empaquetados.

Muy buenos datos económicos

En 2017, Lilly España facturó 1.768 millones de euros de los cuales, 373,4 correspondieron a la venta de medicamentos en el propio país, de los cuales 54,8 millones correspondieron a productos de salud animal. Por otro lado, 1.339,9 millones de euros se registraron en exportaciones. En investigación, la multinacional Lilly dedicó 52,3 millones de euros, el 14% de sus ventas en España.

 

Deja un comentario