Publicaciones

Libro blanco de la intervención temprana en psicosis en España

— Santander 29 Oct, 2018 - 6:16 pm

Benedicto Crespo Facorro

Una de las principales conclusiones que se recogen en el ‘Libro blanco de la intervención temprana en psicosis en España‘ es que Cantabria ha consolidado su papel pionero y precursor en materia de asistencia a primeros episodios y diagnóstico precoz de psicosis, dando actualmente cobertura, junto con Cataluña y Navarra, al 100 por cien de la población a través del Programa de Atención a Fases Iniciales de Psicosis (PAFIP) y del Programa de Prevención de Psicosis, los cuales se incluyen en la cartera de servicios del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander y del Hospital Sierrallana de Torrelavega, respectivamente.

El libro recientemente presentado refleja la realidad actual de una enfermedad mental grave que afecta al 3 por ciento de la población y que suele aparecer antes de los 35 años. El trabajo contó con la colaboración de 47 especialistas, 16 sociedades científicas y 13 asociaciones de pacientes.

También se destaca la apuesta de la Consejería de Sanidad del Gobierno cántabro para poner en marcha un proyecto que unifique la atención de estos pacientes en las cuatro áreas de salud (Santander, Laredo, Torrelavega y Reinosa).

El coordinador de este Libro Blanco y responsable del PAFIP, el doctor Benedicto Crespo Facorro, explicó que la psicosis se caracteriza por afectar a personas muy jóvenes, en un 75 por ciento de los casos por debajo de los 35 años; implica importantes costes económicos, tanto asistenciales como de calidad de vida para los pacientes; y gracias a su abordaje precoz es posible modificar y controlar su evolución y pronóstico.

PAFIP

Hizo hincapié también el autor en la importancia de contar con programas como el PAFIP que, desde su implantación en el año 2001, ha dado asistencia a más de 680 personas, para atender las fases iniciales de las psicosis desde el momento que se presenta un primer episodio de la enfermedad.

En este sentido, Benedicto Crespo Facorro defendió que “es una evidencia que los tratamientos precoces intensivos, específicos y multiprofesionales mejoran el pronóstico de la enfermedad y la calidad de vida de los pacientes y de sus familias”. “Debemos promover una Psiquiatría preventiva”, aseguró.

Crespo Facorro también se refirió a los efectos colaterales beneficiosos de esta intervención temprana, que permite reducir el número de recaídas y de reingresos hospitalarios, previene el suicidio, evita la estigmatización social de los pacientes y atender sus necesidades sociales, educativas y laborales. “Debemos trabajar para evitar que las personas que sufren la enfermedad vivan con una discapacidad”, manifestó. En cifras, el PAFIP, que se desarrolla en el Hospital Universitario de Valdecilla y da cobertura a 424.000 personas del área de Santander y Laredo, incorpora, aproximadamente, entre 35 y 45 nuevos casos al año.

Entre 16 y 60 años

Dirigido a pacientes con edades comprendidas entre los 16 y 60 años, a través de este programa se realiza una evaluación integral del paciente que abarca áreas de exploración a nivel biológico, psicológico y social. De hecho, la intervención con cada enfermo incluye un tratamiento farmacológico, orientación psicoeducativa, acceso y gestión de recursos sociosanitarios, actuación con las familias en distintas fases de la evolución de la enfermedad, y recuperación social temprana.

Junto con la vertiente asistencial, que se lleva a cabo de forma coordinada con los centros de Salud Mental de Santander y Laredo, los centros de rehabilitación psicosocial y el hospital de media estancia de Liencres, el PAFIP incluye numerosas líneas de investigación clínica y básica, y acciones de formación para los profesionales y para los residentes.

Título: Libro blanco de la intervención temprana en psicosis en España.
Coordinador: Benedicto Crespo Facorro.

Deja un comentario