Punto de vista la prórroga de los presupuestos vaticina un adelanto electoral

Las tribulaciones monclovitas y el trío de damas

La casi inevitable prórroga de los presupuestos lleva a nuestro analista político a ofrecer una perspectiva histórica de la situación y cuál podría ser su deriva, pues resulta muy difícil no aventurar un adelanto de las elecciones generales. 

Cuando Rajoy llegó a la Moncloa, a finales de 2011,  sabía que no lo tenía fácil, pero difílmente podía imaginar la crisis de la monarquía, el rescate de la banca y el estrambote de la explosión catalana. El apoyo político de Europa ha sido histórico y decisivo para la resolución.

España fue imperio europeo en el siglo XVI y estuvo metida de hoz y coz en las decisiones estratégicas del continente. Los movimientos políticos y militares, por activa o por pasiva, llevaban la rúbrica del Emperador: sus abuelos fueron los encargados de terminar la expulsión de los árabes; él, Carlos I de España y V de Alemania, tendría el honor de ser coronado por el pontífice romano como Emperador, en agradecimiento a la financiación de las Cortes de Castilla, y Carlos haría el discurso en español (idioma que desconocía cuando llegó a España). Después, la presencia en Europa de nuestro país fue reduciéndose, primero con la herencia de Carlos y más tarde, en el inicio del siglo XVIII, con la Guerra de Sucesión y la paz de Utrech el imperio europeo de Carlos quedó desmembrado, reducido a la península (sin Menorca ni Gibraltar).

Los siglos XIX y XX

España en el siglo XX, especialmente desde el final de la II GM, prácticamente no existió en Europa

El Siglo XIX vendrá preñado de nuevos vientos con las ideas de la revolución francesa y las conquistas napoleónicas. Nosotros, tras la Guerra de la Independencia, volvimos a separarnos de los cambios europeos, con un siglo plagado de cambios constitucionales, con un paso adelante y otro hacia el atraso del absolutismo de Fernando VII. Por último, en el siglo pasado, tras habernos mantenido fuera de las dos guerras mundiales, fuimos marginados (o nos marginamos) de la construcción política, económica, militar y diplomática de Europa (y del mundo). En la ONU no fuimos aceptados hasta 1955 (diez años después de su creación), en la OTAN en el 82 y en la Unión Europea en el 86, cuando los países de nuestro entorno estaban integrados prácticamente desde su creación. España en el siglo XX, especialmente desde el final de la II GM, prácticamente no existió en Europa.

Apoyo europeo

En el XXI (y el final del XX), España ha sido para Europa un igual. Rajoy lo ha comprobado. En los graves problemas que citaba al comienzo, el rescate bancario y especialmente la cuestión catalana, Europa ha dado un apoyo sin fisuras al Gobierno de España y ha facilitado el mantenimiento de su unidad. A pesar de los belgas, Francia y Alemania han dado un apoyo político que es difícil de encontrar en nuestra historia.

Rajoy les está agradecido, no les puede fallar. Los países grandes han confiado en él. Cuando más alta estaba la prima de riesgo y se hacían apuestas que daban por descontado el rescate del país, Rajoy consiguió que le prestaran el dinero para reestructurar el sistema bancario, a cambio de controlar el déficit público. Esta es la forma en que Mariano les puede demostrar su agradecimiento, cumpliendo la promesa de que logrará que los ayuntamientos, las CC AA y la Administración Central no gasten más de lo acordado.

Difícil pacto presupuestario

La prórroga de presupuestos (la segunda consecutiva) llevará aparejada el adelanto de elecciones generales

Con la debilidad parlamentaria del gobierno (134 diputados) y la escasa sintonía con sus posibles socios, es muy difícil pensar en un pacto de presupuestos. Bajar los impuestos, subir los sueldos de policías, guardias civiles y funcionarios o subir las pensiones, al mismo tiempo que bajar el déficit, es una proeza propia de los héroes legendarios griegos. Si la prioridad es el déficit, es preferible la prórroga de presupuestos.

Habrá maniobras de distracción, fuegos de artificio, pero al final lo más probable es la prórroga, salvo que el PSOE y/o Ciudadanos hicieran propuestas que permitieran acomodar los gastos a los ingresos, algo improbable, pues los socialistas quieren mostrarse como oposición y los “naranjitos”, tras el éxito en Cataluña, están más preocupados en afear la corrupción del PP que en facilitar la gobernabilidad y, de hacer alguna propuesta, será inasumible para Rajoy.

Prórroga presupuestaria

La prórroga de presupuestos (la segunda consecutiva) llevará aparejada el adelanto de elecciones generales. Los candidatos a ocupar la Moncloa están todos decididos menos uno. Rivera está plenamente mentalizado para el asalto, tiene el apoyo total del partido y goza de la mejor valoración entre los electores; su mayor hándicap, demostrar que tiene equipo suficiente. Sánchez e Iglesias tienen más fisuras entre sus compañeros de partido, en todo caso su candidatura está fuera de toda duda.

En las filas populares es muy distinto. Rajoy lleva 22 años en cargos de la máxima responsabilidad, de ellos 14 años en el gobierno: ha sido ministro, vicepresidente y presidente, diputado desde hace casi 30 años, presidente de diputación con 28 años, etc. Mi apuesta es que no se presenta, tendrá 64 ó 65 años y una diferencia muy considerable frente a los otros candidatos. ¿Cuáles serán los candidatos a sucederle?

Hay un trío de damas que, en caso de sugerirles coger el testigo del PP, estarán operativas al 100 % para ser candidatas, llueva lo que llueva, haya el tufo de corrupción que haya, auténtico tendón de Aquiles del partido. Cada una juega sus cartas. Todas tienen experiencia de gobierno y son sobradamente conocidas. En poco tiempo puede montarse la candidatura. Dos están en el gobierno y la tercera en la mesa del Congreso.

Tomás Merina Ortega

Médico, sociólogo y politólogo. @TomasMerina

5 Comentarios

  1. Thomas says:

    Bravo Tomás! Te agradezco tus reflexiones tan claras, precisas y, sin embargo, profundas.
    Un abrazo desde La Habana

  2. Joaquin says:

    La secuencia Imperio-decadencia-resurrección-apoyo europeo unánime-control del déficit-adelanto de las elecciones es cuanto menos muy original. No sé si estamos en una “maniobra de distracción” estos días porque el Gobierno está seguro de que habrá presupuestos. Veremos. En cualquier caso, artículo muy interesante

  3. mick says:

    Excelente Tomás, sencillo y muy esclarecedor. Las citas históricas valen la pena. Vivimos en una sociedad en la que se intenta hacernos olvidar nuestra historia, ya sea esta motivo de jubilo o de tristeza es “la nuestra” y debemos honrar nuestro pasado y a nuestros antepasados que contribuyeron a construir España.
    Me pregunto si en algún momento aparecerá algún líder politico que hable de esto sin complejos y consiga unir a todos los españoles en nuestro objetivo común que es nuestra nación.

  4. Miguel Martin says:

    Brillante análisis, en particular en lo que se refiere a Rajoy, que está francamente amortizado. El único problemo que le veo a las tres sucesoras que sugiere Tomás es que están muy ligadas a Rajoy por diferentes razones y, si alguna de ellas accede al liderazgo, no será vista como un cambio sino como un simple recambio. El PP está demasiado manchado para sobrevivir si no se somete a una verdadera regeneración

  5. Julio Serrano says:

    Bravo como siempre Tomás,aunque tarde,quiero dejar mi opinión a tu certero análisis.El PP,está muy quemado,mucho,la tan traida corrupcion,ha hecho y está haciendo estragos, no solo en el electorado,tambien en la militancia,hay desánimo.rabia y en el peor de los casos,abandono.La gobernanza tambien quema lo suyo,incluso las buenas acciones de Gobierno(que las hay,y muchas),o no se venden,o no se explican lo suficiente, y ello contribuye al hartazgo,máxime.cuando un Partido nuevo como Ciudadanos, en la misma onda,pero con distinta frecuencia,se presenta como impoluto.Dificil lo tiene el PP.WEn cuanto a los recambios,difiero un poco,yo creo, que ninguna de las tres da la talla para las exigencias que se avecinan,me inclino más por Feijoo, y si no al tiempo,las tres Monclovitas arrastran bastante continuidad y no serían si no una mera continuación de lo actual, y como he apuntado anteriormente,esto ya no vende.
    Un abrazo.
    Julio S.