Sin categoría

Las nuevas tecnologías y el nuevo marco normativo protegerán la seguridad del paciente

En el taller de trabajo Fundación MAPFRE: “Nuevos enfoques y tecnologías en seguridad del paciente”, que se desarrolló en el marco del XX Congreso Nacional de Derecho Sanitario celebrado en Madrid, los expertos aseguraron que las nuevas tecnologías y el nuevo marco normativo protegerán la seguridad del paciente.

Las nuevas tecnologías y el nuevo marco normativo protegerán la seguridad del paciente

El incremento de la longevidad y el aumento de las patologías crónicas supone una mayor demanda de servicios asistenciales, lo que implica una mayor necesidad de recursos tanto estructurales y materiales como humanos. En este sentido, las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) juegan un papel muy importante en las organizaciones sanitarias “mejorando la calidad asistencial y cambiando el concepto de equidad y accesibilidad, al salvar las barreras tanto geográficas como políticas, económicas y administrativas. Asimismo, las TIC ayudan a mejorar la continuidad del proceso asistencial en base a la eficiencia, eficacia y efectividad, reduciendo costes, evitando duplicidad de pruebas, agilizando procesos y posibilitando el desarrollo de la medicina personalizada”, según manifestaron expertos durante el taller de trabajo de la Fundación MAPFRE.

 

En esta mesa, moderada por la doctora Carmen Hernando Larramendi, representante de la Fundación Mapfre, también participaron el doctor Jesús Aranaz, jefe del servicio de Medicina Preventiva y Calidad Asistencial del Hospital Universitario San Juan de Alicante; Antonio Troncoso, ex director de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid; Alberto Pardo, subdirector de calidad del Servicio Madrileño de Salud y el doctor Javier Cabo, presidente de la sociedad internacional de cirujanos cardiovasculares, miembro de la European Society of Telemedicine y vocal asesor del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

 

El doctor Javier Cabo, vocal asesor del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad señaló que “la telemedicina y la teleasistencia, tanto para los diagnósticos a distancia (telehealth: telecardiología, teleoftalmología, teledermatología) como para la monitorización remota de pacientes asistidos (tablets, smartphones y PDAs), así como los avances en cirugía robótica han supuesto una mejora de la seguridad y calidad asistencial de los pacientes”.

 

Por otra parte, los profesionales socio-sanitarios pueden contar con segundas opiniones en la realización de los diagnósticos, mejorar la coordinación clínica y terapéutica, mientras que en el caso de la organización “se permite el suministro de asistencia sanitaria de calidad en zonas remotas del país y se puede conseguir que cada entorno asistencial (Atención Primaria y Atención Especializada) disponga de la información suficiente y tenga capacidad para intercambiar información” explicó el doctor Cabo.

 

Según Alberto Pardo, subdirector de calidad del Servicio Madrileño de Salud “hace 20 años esto no ocurría. Sin embargo, hoy en día ya podemos hablar de un enfoque definido para la seguridad del paciente. De hecho, desarrollar la comparación, plantear múltiples actuaciones para un mismo problema o liderar desde el compromiso y el ejemplo son algunas de las estrategias que pueden enfocar la implantación de la seguridad del paciente”.