Sin categoría

Las nuevas técnicas de diálisis reducen los síntomas negativos asociados al tratamiento

La investigación en nuevas técnicas y tratamientos sustitutivos y la mejora de la calidad de vida de los pacientes renales centran el esfuerzo de los todos los integrantes de los Servicios de Nefrología, según se ha puesto de manifiesto en el curso «HighVolumeHDF», organizado por Fresenius Medical Care y celebrado durante el XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica en Bilbao.

En esta jornada se puso de manifiesto la buena acogida de las nuevas técnicas por parte de los pacientes con insuficiencia renal crónica que precisan tratamiento renal sustitutivo. Y es que, tal y como manifiesta la doctora Rosa Muñoz, especialista en Nefrología del Hospital de Galdakao, «los enfermos comentan al personal de enfermería y a los nefrólogos en cada sesión cómo las nuevas técnicas de hemodiálisis reducen de manera importante los síntomas asociados al tratamiento como mareo, nauseas, tienen menos hipotensión y les hacen la diálisis más llevadera».

 

En opinión de Manuel Mayor, supervisor de la Unidad de Nefrología de Hospital de Galdakao en Vizcaya, «la calidad de vida del paciente renal se basa fundamentalmente en la selección de técnicas dialíticas cada vez menos invasivas, que hacen más fácil convivir con el tratamiento».

 

La hemodiálisis es una técnica que suple la función de filtrado de la sangre que realiza el riñón en pacientes con una enfermedad renal en fases terminales. A pesar de los avances que ha habido en las pasadas décadas, la mortalidad anual entre estos pacientes puede variar del 15% al 25%.

 

Un trabajo reciente publicado en Journal of the American Society of Nephrology impulsado por la Sociedad Catalana de Nefrología demostró que la nueva técnica de dialización continuada con líquidos ultrapuros, la hemodiaflitración online, aumenta la depuración de toxinas urémicas y consigue reducir la mortalidad a tres años en un 30%.

 

La doctora Muñoz valora positivamente estos datos ya que «el riesgo de muerte por infarto cerebral o fallo cardíaco de un paciente de 40 años en diálisis es el mismo que el de un paciente de 80 años sano. Un 30% es una disminución muy importante». La técnica de la hemodiafiltración online se acerca al modelo de filtración del riñón humano, permite eliminar una mayor cantidad de toxinas de la sangre que la hemodiálisis convencional y favorece un mejor estado general de los pacientes con insuficiencia renal.

 

Las nuevas técnicas de diálisis reducen los síntomas negativos asociados al tratamiento«Además, de mejorar la tolerancia del paciente a la hemodiálisis, la mayor capacidad de filtración y eliminación de las sustancias tóxicas (fósforo, calcio, etcétera) permite un menor consumo de fármacos como la eritropoyetina o los asociados al control de la hipertensión arterial», añade Manuel Mayor. «En esta misma línea se está observando que con la hemodiafiltración online se elimina mayor cantidad de ß-2-microglobulina cuya acumulación al cabo de años produce en el paciente una sintomatología particular como dolor y disfunción articular», insiste el supervisor de la Unidad de Nefrología.

Deja un comentario